Sube el número de empresas que atisba el fin de la crisis en 2014-2015

Las pymes piden más crédito para acelerar la recuperación

El presidente de la CEOE, Juan Rosell, junto al presidente de Cepyme, Jesús Terciado (izquierda), y al consejero delegado de Sage, Santiago Solanas, hoy durante la presentación del informe sobre las pymes.
El presidente de la CEOE, Juan Rosell, junto al presidente de Cepyme, Jesús Terciado (izquierda), y al consejero delegado de Sage, Santiago Solanas, hoy durante la presentación del informe sobre las pymes.

Así se desprende del informe La radiografía de la pyme 2014, presentado ayer en la sede de la CEOE en Madrid. El estudio muestra que el 51% de las pymes y autónomos sitúan la salida de la crisis entre 2014 y 2015, aunque el restante 49% ofrece una visión mucho más pesimista y la alarga hasta 2018.

El estudio, que está basado en una encuesta a 1.800 pymes y autónomos y que cumple su quinta edición, refleja –si se compara con los dos años anteriores– una mejoría de 30 puntos porcentuales en la valoración sobre la situación económica española y, “lo que es más destacable”, según los responsables del trabajo: Un 73% de los empresarios espera que lo siga haciendo en 2014 y 2015. Aún así, advierten de serias amenazas para su actividad, como la falta de financiación (solo se ha concedido ayudas al 6% de las empresas) y el exceso de impuestos.

“Una gran mayoría de las empresas percibe que nos encontramos ante un nuevo modelo económico y considera que las cosas mejorarán con el cambio”, explicó Santiago Solanas, consejero delegado de Sage, durante la presentación del informe. El directivo estuvo acompañado por los presidentes de la CEOE, Juan Rosell, y de la Cepyme, Jesús Terciado. El primero se felicitó porque el informe corrobore lo que vienen anunciando desde la patronal, que la recuperación va tomando cuerpo, “aunque no está consolidada”. Por ello, Rosell advirtió que hacen falta más reformas que ayuden a afianzar dicha recuperación y el empleo.

Terciado, por su parte, también destacó la prudente mejora de las perspectivas empresariales que se refleja en el informe e insistió en la necesidad de ser conscientes de las amenazas que pueden comprometer la recuperación. “Para consolidar la mejoría es necesaria la normalización del crédito en España, así como la reducción de las cargas impositivas, especialmente las cargas sociales, y la eliminación de cargas burocráticas”.

Impuestos y subvenciones

Precisamente, el informe presentado ayer por Sage, multinacional especializada en software de gestión empresarial para pymes y autónomos, constata que el 64% de los encuestados apuesta por una mayor reducción de impuestos, el 14% por subvenciones a la contratación y el 11% demanda más control en la administración pública. Otro aspecto negativo que refleja el estudio es que solo el 6% de autónomos y el 8% de las pymes se ha adherido al IVA de caja, una medida que entró en vigor este año y que preveía una acogida cercana al 60%.

Con todo, el informe muestra cómo las empresas han mejorado en ventas, beneficios y clientes, con unos diferenciales positivos de entre nueve y 18 puntos porcentuales, dependiendo del factor analizado. El 43% de las pymes y el 37% de los autónomos asegura que sus beneficios han mejorado o se han mantenido en 2013 y el 83% aspira a aumentar su cifra de negocio este año. “Esta mejoría es directamente proporcional al tamaño de la empresa, dado que a mayor tamaño (más de 200 empleados) mejores crecimientos”, indicó Solanas, y se apoya en las mismas palancas de crecimiento que en el año anterior: foco en el cliente, mejora de la calidad de los productos y servicios, la apertura a nuevos mercados y el precio.

Rosell valoró también el impulso en la exportación para la recuperación del país y dijo que hoy España cuenta con 150.000 empresas exportando. Sin embargo, y pese a lo importante que es para la exportación tener presencia en internet, solo el 37% de los autónomos y el 45% de pymes vende en la red, según el estudio.