Volverá a recortar su programa de recompra de activos

La Fed se compromete a mantener la política de tipos bajos “durante un tiempo considerable”

Rebaja la previsión de crecimiento de la economía de EE UU para 2014 y 2015

Mejora ligeramente la tasa de desempleo para ambos ejercicios

La presidenta de la Reserva Federal (Fed) de Estados Unidos, Janet Yellen. EFEArchivo
La presidenta de la Reserva Federal (Fed) de Estados Unidos, Janet Yellen. EFE/Archivo EFE

La Reserva Federal de Estados Unidos (Fed) mantendrá su política de tipos de interés bajos "durante un tiempo considerable", dado que el nivel de recuperación del empleo en la economía norteamericana es aún bajo.

A pesar de que algunos inversores vaticinaban que la Fed anticiparía una subida de tipos en su comunicado de hoy, la Reserva Federal no ha apuntado aún en esa línea.

Eso sí, la Fed ha avanzado en el conocido como 'tapering', la progresiva reducción del programa de compra de activos financieros. Esta vez, bajará otros 15.000 millones de dólares al mes, tal y como esperaban los mercados.

En rueda de prensa, Yellen señaló que el organismo se siente cómodo con la expresión un “tiempo considerable” para referirse a los tipos y que está altamente condicionada y ligada a la evaluación que haga la Fed de la situación económica.

La votación en el seno del Comité de la Fed contó con la decisión en contra de Richard Fisher y Charles I. Plosser, que consideraron que los tipos tendrán que subir antes de lo estimado por el organismo, en el caso del primero, mientras que el segundo reiteró su negativa a mantener el término de “un tiempo considerable” para referirse a la decisión de mantener bajos los tipos.

A este respecto, Yellen aseguró en la rueda de prensa que la mayor parte de los miembros de la Fed consideran que los tipos se aproximarán a la normalidad de aquí a finales de 2017.

La Fed, que podría poner así fin a sus compras de activos en la próxima reunión de finales de octubre, destacó que la inflación se mantiene “por debajo del objetivo a largo plazo” del 2% y reiteró su preocupación por la debilidad del mercado laboral estadounidense.

En paralelo, la Fed redujo hoy nuevamente las perspectivas de crecimiento para 2014 del país a entre un 2 % y un 2,2 %, y para 2015 a entre 2,6 % y 3 %; mientras que mejoró ligeramente la tasa de desempleo a entre un 5,9 y un 6 % este año y entre 5,4 % y 5,6 % para el próximo.

En sus anteriores previsiones, divulgadas en junio, los pronósticos de actividad económica eran de entre el 2,1% y el 2,3% para 2014, y de entre 3% y 3,2% para 2015, mientras que situaba el desempleo entre el 6% y el 6,1% para el cierre de este año y entre 5,4% y 5,7% para el próximo. 

Esta nueva rebaja del volumen de compra de bonos prepara la salida definitiva del programa de inyección de liquidez para la próxima reunión de la Reserva Federal a finales de octubre.

Los analistas esperaban con atención la referencia a cualquier posible indicio a una subida de tipos, actualmente entre el 0 % y el 0,25 % desde 2008, antes de mitad de 2015.

El banco central optó por no dar nuevas pistas y reiteró que “será apropiado mantener el actual rango de tipos de interés federales de referencia por un tiempo considerable una vez concluya el programa de compra de bonos”.

En el comunicado, la Fed insistió en que aún existe “una significativa infrautilización de los recursos laborales” pese a los recientes progresos en el desempleo, actualmente en el 6,1 %.

“La actividad económica se expandió a un ritmo moderado. En general, las condiciones laborales han mejorado algo, aunque la tasa desempleo ha cambiado poco”, agregó el organismo presidido por Janet Yellen.