Emite bonos subordinados a 30 años

Catalana Occidente coloca 250 millones en su primera emisión de deuda

Sede Catalana Occidente.
Sede Catalana Occidente.

Aprovechando la reactivación del mercado de deuda corporativa que se ha producido en las últimas semanas, la aseguradora Catalana Occidente ha sellado este martes su primera emisión de bonos como grupo, por la que captó un total de 250 millones de euros en bonos subordinados con vencimiento a 30 años.

La operación se ha llevado a cabo a través de su filial holandesa Atradius Finance B.V., que ya a principios de septiembre dio mandato a J.P. Morgan e ING Bank para tantear el posible interés del mercado en una emisión de este tipo.

La colocación, que ha tenido como destinatarios principales a inversores cualificados internacionales, se cerró a un tipo de interés fijo nominal anual del 5,250% pagadero por anualidades vencidas durante la primera década. A partir de esa fecha, cuando la compañía tendrá la oportunidad de recomprar los bonos trimestralmente, estos estarán sujetos a un tipo de interés variable nominal de euríbor a tres meses más el 5,031%, pagadero por trimestres vencidos.

Se espera que los bonos, “garantizados de forma irrevocable, incondicional y subordinada” por la filial holandesa de Catalana Occidente, sean calificados con una nota de Ba1 por la agencia de calificación de riesgo Moody’s y que coticen en la Bolsa de Luxemburgo.

La aseguradora, que tenía previsto captar inicialmente unos 120 millones de euros, ha aprovechado la propicia situación del mercado –con la prima de riesgo en niveles de 2010– para elevar la cifra por encima del doble.

El objetivo fundamental de esta colocación era afrontar el vencimiento de una emisión de 120 millones de euros a 20 años que la holandesa Atradius realizó en 2004, cuando aún era solo una participada del grupo, y que acaba de ser amortizada en su totalidad en la ventana que se abría para ello pasados los 10 primeros años desde su colocación.

Finalmente, sin embargo, Catalana Occidente no solo ha sido capaz de renovar este montante, sino que ha logrado sus objetivos secundarios de captar liquidez a largo plazo y de reforzar su capital aprovechando el buen momento del mercado con lo que fuentes de la compañía indican que están muy satisfechos tanto del volumen captado como de las condiciones de emisión.

Después de los momentos de tensión que ocasionaron la crisis ucraniana o el rescate de Banco Espírito Santo este verano, cuando Popular o ACS anularon las emisiones previstas, la temporada fue reabierta por Santander a comienzos de mes.

El banco colocó entonces 1.500 millones de euros en participaciones preferentes contingentemente convertibles en acciones ordinarias (cocos) con vencimiento a siete años, por las que pagó un cupón del 6,25%.

Absorbe Catoc Vida para simplificar su estructura

Horas antes de anunciar su éxito en la colocación de 250 millones de euros en deuda subordinada, Seguros Catalana Occidente hacía pública la adquisición de la totalidad de Catoc Vida por 43,6 millones de euros. La operación, cerrada a 150 euros por acción, forma parte de la reorganización interna que está llevando a cabo el Grupo Catalana Occidente para simplificar su estructura. El 79,2% del capital social de Catoc Vida estaba hasta ahora en manos de Grupo Catalana Occidente mientras que el 20,8% dependía de La Previsión, (20,8%), filial íntegramente participada de Inocsa, a su vez el accionista mayoritario de Catalana Occidente. La ejecución de la compraventa está sujeta a la obtención de las autorizaciones regulatorias habituales en este tipo de operaciones, informó a la CNMV.