Repaso también a los equipos con los que competirá
¿Qué necesita el iPhone 6 para triunfar?

¿Qué necesita el iPhone 6 para triunfar?

Falta solo un día para la esperada presentación del iPhone 6. La nueva generación de teléfonos de Apple ha estado rodeada de una gran expectación y hay mucho interés por conocer sus novedades. Lo cierto es que dada la tremenda competencia que hay en la actualidad, Apple tendrá que presentar equipos con importante mejoras para que sean competitivos. Repasamos las novedades que deberían integrar para ello y los rivales con los que tendrán que lidiar.

La pantalla debería ser uno de los terrenos en donde Apple introduzca novedades más evidentes. En este sentido se da por hecho que la pantalla de los nuevos iPhone presentará un tamaño superior. Las cuatro pulgadas quedarán atrás y Apple apostaría por dos modelos con dimensiones superiores, de 4,7 y 5,5 pulgadas. El resto de dispositivos de gama alta ya han superado con creces las 4 pulgadas y Apple debería hacer lo mismo para no quedarse atrás.

También relacionado con la pantalla, la resolución de los nuevos iPhone debería mejorar. Se trata de un campo en el que Apple ha ido innovando con cada generación y esta no sería menos. Teniendo en cuenta que ya hay equipos como el LG G3 con pantalla QHD, los nuevos iPhone 6 también deberán presentar mejoras en este sentido para mantenerse como referencia.

La introducción de cristal de zafiro como material para la pantalla también puede ser un elemento al que Apple estaría casi obligada. Se ha rumoreado sobre su uso en al menos uno de los dos modelos de iPhone 6, aunque todavía no es seguro. Lo que sí está confirmado es que ya hay fabricantes rivales como Huawei que utilizarán el cristal de zafiro en algunos modelos, de manera que Apple podría verse obligada a usarlo también para mantener su posición de vanguardia.

Más potencia y una cámara mejor

Un aspecto que se da por hecho que llegará con los nuevos iPhone 6 es un incremento de potencia. Los teléfonos de gama alta del catálogo Android ofrecen ahora procesadores de cuatro núcleos a 2,5 Ghz y modelos de memoria RAM que se mueven entre los 2 y los 3 GB. De esta forma, los nuevos iPhone deben dar un paso al frente en este sentido y mejorar su potencia con respecto al iPhone 5S.

En relación al procesador, se espera que el nuevo iPhone 6 llegue con el chip A8, más rápido que su antecesor. En cuanto a la memoria RAM, hay dudas sobre la intención de Apple, por lo que habrá que esperar hasta que la compañía confirme su posición. Lo cierto es que el iPhone 6 debe estar preparado para ejecutar contenidos cada vez más pesados por lo que la evolución en este campo es casi una obligación para Apple si no quiere quedarse atrás.

Con las posibilidades fotográficas del iPhone 6 sucede prácticamente lo mismo. Los rivales de Apple han puesto un énfasis especial en este apartado en sus nuevos equipos. Teléfonos como el Sony Xperia Z3 ofrecen cámaras de 20,7 megapíxeles, que hacen que sus opciones fotográficas sean sobresalientes. Se espera que los nuevos iPhone mejoren su cámara y su flash, algo que de nuevo es casi una obligación para mantener su competitividad.

Además de una mayor potencia y una mejor cámara, el iPhone 6 estaría obligado a ofrecer una autonomía mayor. La batería es una de las preocupaciones principales de los usuarios y Apple debería dar respuesta con esta nueva generación de iPhone. Teniendo en cuenta que algunos modelos de la competencia introducen batería de 3.100 mAh y otros sistemas de carga rápida, el iPhone 6 tiene un gran reto por delante en este campo.

Nueva conexión, mejoras de software y un precio competitivo

A todas estas novedades técnicas, se suman otras necesidades de distintos ámbitos que la generación iPhone 6 debería introducir. Por ejemplo, más opciones de conexión. En concreto, compatibilidad con NFC. La tecnología Near Field Communication cada vez está más extendida y por norma general está presente en los rivales del iPhone 6. El NFC se ha vinculado a otras generaciones de iPhone pero en esta ocasión es casi una obligación.

Con NFC las posibilidades del iPhone 6 se igualarían al resto y podría ampliar de forma considerable sus opciones. Más allá de poder usar múltiples accesorios, la tecnología NFC permitiría que Apple introduzca su servicio de pagos seguros en el iPhone 6, una opción que puede marcar diferencias.

En cuanto a las mejoras de software, el iPhone 6 debería exprimir al máximo iOS 8. En este campo el dispositivo debería de suponer la consolidación final de Siri, el asistente de voz de Apple. Competidores como el nuevo Moto X han demostrado que la interacción por voz puede ser un elemento diferenciador entre dispositivos y el iPhone 6 debería estar a la altura en ello.

Siguiendo con las posibilidades de software y las opciones generales del iPhone 6, también se espera un uso más extendido de Touch ID. Rivales como el Samsung Galaxy S5 han introducido lector de huellas y usos muy atractivos para los usuarios. Apple debería hacer lo mismo y conseguir que Touch ID sea una de las piezas clave del iPhone 6.

Por último, el precio también es un aspecto que puede determinar el éxito del iPhone 6. El nuevo teléfono partiría desde los 750 euros, un precio superior a toda su competencia. Lo cierto es que de confirmarse, el iPhone 6 podría tener problemas en este sentido ya que hay competidores atractivos desde 399 euros.

Diseño y características con las que competir

La suma de todas estas innovaciones debería permitir al iPhone 6 competir con una serie de equipos de vanguardia que actualmente ya son oficiales. El reto de Apple seguirá siendo conseguir vencer a los teléfonos más avanzados del catálogo Android, donde hay auténticos portentos en la actualidad.

El Samsung Galaxy S5 y el Galaxy Note 4 son los rivales del iPhone 6 dentro del catálogo de Samsung. Se trata de dos equipos distintos, que tendrían una competencia directa con los iPhone 6 de 4,7 y 5,5 pulgadas. Especificaciones y posibilidades de software han permitido a los dos modelos de Samsung ser una referencia y a buen seguro serán duros rivales para Apple.

LG G3, Sony Xperia Z3 y HTC One M8 son otros tres rivales directos de la nueva generación de iPhone. Se trata de tres de los teléfonos con mejor diseño en la actualidad, que también ofrecen un tremendo potencial en sus especificaciones y los contenidos de Android para reforzarse.

El nuevo Motorola Moto X y el posible Nexus X cerrarían la lista de grandes rivales del iPhone 6 por el momento. El último gama alta de Motorola se acaba de presentar con unas especificaciones sobresalientes y con un precio que puede marcar la diferencia. Por su parte, el Nexus X no es oficial, pero las filtraciones producidas apuntan a uno de los mejores teléfonos del catálogo Android, que además contará con la garantía de Google como valor diferencial.

Con todos estos dispositivos y características, queda claro que los nuevo iPhone 6 no van a tener las cosas fáciles, pero están en manos de Apple el poder dotar a sus dispositivos de las herramientas necesarias para triunfar.

Normas
Entra en El País para participar