Valor a examen

CaixaBank saca punta a Barclays

Imagen de una sucursal de CaixaBank y otra de Barclays.
Imagen de una sucursal de CaixaBank y otra de Barclays. REUTERS

La primera reacción del mercado a la compra del negocio minorista, de gestión de patrimonio y banca corporativa de Barclays por parte de CaixaBank, anunciada el pasado domingo, ha sido una subida bursátil del 7% en la semana para la acción de la entidad catalana. El valor, que acumula un alza del 71% desde hace un año, ha alcanzado concretamente los 4,90 euros, su mayor cota desde principios de 2011.

Aunque el precio objetivo estimado de media por los 26 analistas que siguen la cotización se mantiene por debajo, en los 4,79 euros, la mitad de los informes emitidos esta semana arrojan ya valoraciones por encima de los cinco euros y el grueso de los expertos valoran “positivamente” la adquisición. Destacan el buen aprovechamiento del exceso de capital de la entidad en una operación asequible y que reporta una clientela de rentas altas pero en la que muchos ponen en duda la consecución de sinergias.

“La operación tiene sentido estratégicamente, al incrementar la base de clientes de banca personal. Es una manera sensata de asignar el exceso de capital, manteniendo un nivel adecuado”, valoran desde Morgan Stanley. En concreto, “la transacción surtirá un impacto adverso en el ratio de capital Tier1 de 75 puntos básicos”, detallan en Bank of America Merrill Lynch, donde estiman que pese a ello “aún estará muy bien capitalizado”, con un 11,6% de ratio de solvencia a cierre de año.

Un “sacrificio de parte del exceso de capital” que, según Credit Suisse, servirá para “incrementar la capacidad de generación de resultados, con limitado riesgo” y bajo unas condiciones “más atractivas de lo esperado”. Los 800 millones por los que se cierra la venta rondan, de hecho, la mitad de lo que en un primer momento esperaba obtener Barclays con la venta y ayudan a la entidad a “reforzar la red fuera de Cataluña para mejorar la eficiencia y la rentabilidad”, añaden en JB Capital Markets.

“Se podría haber pagado menos por un negocio aparentemente muy poco rentable”, aducen por su parte en Fidentis, donde coinciden con otros analistas en que será un “desafío”, “incierto y difícil”, la consecución de sinergias. CaixaBank aspira a lograr 150 millones para 2016. “Las sinergias están por debajo de nuestras expectativas”, exponen desde Sabadell, donde celebran que el negocio de banca de inversión y tarjetas queden fuera, dados sus “mayores costes”.

“Podría tener potencial de sinergias si asume una reducción de al menos el 30% de la base de costes y un desapalancimento del 5% hasta 2016”, apuntan en Ahorro Corporación. Para los analistas de Natixis, la clave del éxito estará en el “cierre de oficinas”, dado que CaixaBank cuenta ya con la mayor red comercial del país, con más de 5.695 sucursales, a las que añade otras 271 de Barclays.

Los analistas de Kepler Cheuvreux invitan también a llevar a cabo una reducción de personal aprovechando la integración de 2.400 trabajadores más a los 31.600 de CaixaBank y recuerdan que el ajuste contable de la operación compensará parte de los 300 millones que se espera que le cueste integrarla.

Para N+1, que ha elevado el precio objetivo del valor de 5,10 a 5,15 euros esta “primera transacción del nuevo consejero delegado”, Gonzalo Gortázar, apuntala su previsión de que la entidad alcance un ROTE (rentabilidad sobre capital tangible) del 15% a medio plazo.

“CaixaBank continúa siendo nuestra entidad favorita en España y cotiza a un precio sobre valor en libros para 2015 de 0,95 veces para un ROE (rentabilidad sobre recursos propios) en 2015 del 9,1%”, añaden en Natixis.

Citi, que también ha incrementado el precio objetivo de la acción de 5,20 a 5,30 euros tras la operación, mejora en general sus expectativas para la firma elevando el beneficio esperado para 2015 desde 2.042 a 2.308 millones de euros y estimando que el ratio de créditos sobre depósitos de la nueva entidad se equilibrará en los dos próximos años (estaba al 102% en junio en CaixaBank).

Bajo estas previsiones, 13 analistas invitan a comprar acciones del banco catalán, siete aconsejan mantener el valor en cartera y otros seis recomiendan vender.