La migración a Caixa será automática pero llevará meses

Soy cliente de Barclays, ¿qué debo hacer?

Imagen de una sucursal de Barclays en España.
Imagen de una sucursal de Barclays en España.

El medio millón de clientes de Barclays en España bien pudieron despertarse envueltos en dudas el lunes, después de que la noche anterior se anunciara que sus cuentas, préstamos, depósitos o hipotecas habían sido traspasados por la filial española del banco británico a CaixaBank, a la que vende todo su negocio minorista por 800 millones.

¿Qué deben hacer ahora los clientes afectados? La respuesta es que, más allá de interesarse por la oferta de otras firmas para comparar si prefieren elegir otra entidad, los clientes conformes con su traspaso a CaixaBank no tendrán que hacer nada.

Lo primero que conviene aclarar es que la venta de las unidades de banca de particulares, gestión de patrimonio y banca corporativa de Barclays a CaixaBank no se hará efectiva hasta reunir las autorizaciones oportunas, lo que podría demorarse hasta finales de diciembre o principios de enero.

Hasta entonces, los clientes de Barclays en España mantendrán sus gestores y oficinas habituales, operando bajo las mismas comisiones y condiciones de renovación actuales. “Los productos y servicios continuarán siendo los mismos y la operativa seguirá plenamente vigente en el corto plazo”, informa Barclays, donde pondrán el foco en mantener informada a la clientela sobre los avances de la integración.

Una vez que se consume la venta, en todo caso, será CaixaBank quien decida cómo realojar a cada cliente, con su cartera de productos concreta, dentro de su red. Aunque la entidad catalana se ha caracterizado por respetar las condiciones heredadas de las entidades que ha ido adquiriendo, como Banca Cívica o Banco de Valencia, en este tipo de procesos los clientes deben vigilar especialmente el modelo de comisiones, ya que las condiciones específicas de los créditos o las hipotecas no se ven afectados por un traspaso.

El mayor reto de esta integración, sin embargo, radica en que Barclays se ha dirigido mayoritariamente a un público de rentas altas o elevado patrimonio. Aunque solo 182.300 de los 550.000 clientes que se traspasan están considerados como premier, será en este segmento donde CaixaBank deberá hacer un mayor esfuerzo a la hora de crear trajes a medida que contenten a sus nuevos clientes, acostumbrados a un trato exclusivo.

Con predilección por la gran banca extranjera, este tipo de clientela queda casi huérfana ahora, pues solo Deutsche Bank resiste en el país tras la retirada de Barclays y Citi. CaixaBank, un banco tradicionalmente generalista, aspira a atraer a este perfil de clientes gracias a la unidad de banca personal y privada que viene reforzando desde que en 2008 compró el negocio de Morgan Stanley en España.

La entidad cuenta con un área de banca personal dirigida a clientes con un patrimonio de entre 100.000 y 500.000 euros, a los que ofrecen asesoramiento especializado para la gestión de su ahorro e inversión.

Para aquellas personas con un patrimonio superior al medio millón de euros, La Caixa cuenta con el servicio de banca privada, al que están dedicados 380 gestores y 14 directores comerciales, todos ellos con 15 años de experiencia en la materia, así como con 34 centros especializados en paralelo al resto de la red.

Los clientes de este segmento cuentan, además con un “muro” virtual personalizado a través del cual podrán contratar productos y servicios, gestionar su patrimonio y recibir asesoramiento, incluyendo la posibilidad de mantener videollamadas con sus gestores.

Además, la entidad cuenta con el equipo Altium, especializado en prestar un servicio global a aquellos clientes con un patrimonio superior a los 10 millones de euros.

Una cuenta a medida y la mayor red comercial

Uno de los primeros cambios que notarán los clientes de Barclays una vez que hayan sido traspasados oficialmente a CaixaBank es que pasarán a contar con más de 6.000 oficinas a su disposición, frente a las 271 que mantiene actualmente, y unos 8.000 cajeros automáticos, la mayor red comercial de una entidad financiera en el país. Sus cuentas serán automáticamente traspasadas a la entidad que preside Isidro Fainé con su nueva numeración correspondiente, si bien la entidad se encargar de mantener los ingresos y pagos domiciliados asociados. A partir de ahí, el cliente podrá optar a los diferentes productos que ofrece CaixaBank. La cuenta fundamental que ofrece actualmente es la denominada “nómina MultiEstrella”, exenta de comisiones por administración y mantenimiento, y dirigida a clientes con nómina domiciliada así como tres recibos al mes o, al menos, tres compras trimestrales con la tarjeta, siempre que la operativa habitual se haga online. Para clientes con más de 100.000 euros y una cartera diversificada, CaixaBank ofrece la “Cuenta Premium”, que incluye un pack de tarjetas de alta gama para el titular y un beneficiario, hasta 24 transferencias o ingresos de cheques al año y el mantenimiento y administración de la cuenta, entre otros servicios. La firma cuenta también con planes específicos para jóvenes así como para mayores de 65 años.

Del lado del ahorro, actualmente, y hasta finales de mes, CaixaBank está pagando un 1,71% de interés por su Depósito Estrella a 24 meses, con el que además regala una tableta de Samsung. La entidad, que es ya la segunda gestora de fondos por patrimonio del país, también oferta una amplia gama de fondos de inversión, en la que destaca la “Gama Elección”, que permite a los clientes configurar su cartera en función del nivel de riesgo y rentabilidad que busquen.