Entrevista con Juan Luis García Alejo, director del departamento de análisis y gestión de Inversis Banco

"El Ibex cerrará el año con comodidad en los 11.000"

El experto no ve recorrido en Estados Unidos, ya no es barato

Juan Luis García Alejo, director de análisis y gestión de Inversis Banco
Juan Luis García Alejo, director de análisis y gestión de Inversis Banco

Juan Luis García Alejo es el director del departamento de análisis y gestión de Inversis Banco. Su opinión sobre la situación económica europea actual se aleja de toda alarma. Cree que el BCE está haciendo bien su trabajo y que el momento responde a la situación geopolítica con Rusia y a una necesidad de descanso de las Bolsas. A su juicio, la renta fija ha dejado de tener valor al igual que la renta variable estadounidense; por ello, sitúa las posibilidades de inversión en las Bolsas europeas y, especialmente, en la española.

pregunta. ¿Peligra el crecimiento de la economía en Europa?

respuesta. La situación europea actual en comparación con el primer trimestre es diferente, eso es evidente. Pero ante todo hay que saber mirar esta situación con perspectiva y alejarse del dramatismo. El BCE se ha esforzado y se sigue esforzando para dar soporte a los mercados, y siempre nos está sorprendiendo con nuevas medidas que aportan en cada momento lo que se necesita. Estamos en un momento en el que Rusia ha llevado a los países de Occidente a realizar una serie de sanciones económicas que en última instancia han producido una rebaja del crecimiento en Europa, y en especial de los países que tienen más negocio en el mercado ruso. Las empresas de Europa central y Alemania están viéndose muy afectadas, lo que se ha traducido en rebajas de las expectativas de PIB para la segunda mitad del año. Pero no hay que olvidar que toda esta situación esconde un origen de riesgo geopolítico que, por tanto, puede ser revertido en cualquier momento.

“En el MAB no vale cualquier cosa”

El Mercado Alternativo Bursátil (MAB) no goza de popularidad, pero es un vehículo necesario, declara García Alejo. Considera que las empresas que cotizan en él son serias y que no tienen nada que ver con Gowex. “Relacionar al MABcon Gowex es un error. Desde Enron hasta Pescanova o Madoff. Cuando defraudas, engañas a cualquiera, ya sea al MAB, a la SEC, a los mayores depositarios del mundo o a la CNMV”. Asimismo, cree que decir que se trata de un mercado mal regulado es “errar en el tiro”. Para él, el problema se encuentra en “la primera línea roja, que es el auditor”.

En referencia a las dudas sobre Ebioss, estima que cuando el foco y la desconfianza están encima de la mesa es fácil que otras empresas se vean afectadas, pero está seguro de que lo que ha sucedido con esta empresa es un fallo en su comunicación. García Alejo no duda sobre la supervivencia del MAB: “Se encuentra en un momento de desconfianza, pero la confianza volverá. Si hay que reforzar su regulación, nadie va a poner ningún problema. Para mí el primer paso para restaurarla es mejorar su regulación, lo que supondrá un refuerzo en la supervisión y admisión. Segundo, una modificación de la ley de auditorías: el auditor es la figura más importante y debe ofrecer los menores fallos posibles para que nadie se pueda colar por la rendija. Y tercero, que la gente vea que las empresas pueden ir mejor o peor, pero que son serias, que hay empresas que pueden fracasar, como Bodaclick, pero otras que han ido muy bien, como Carbures”.

La parte positiva de lo ocurrido, según él, es que se ha tomado conciencia de que es un mercado ilíquido con el que no se puede especular, sino apostar a largo plazo. “Existen posibilidades, pero no vale cualquier cosa”.

p. ¿Cree que ha sido exagerado el descenso de las Bolsas europeas en el inicio del mes?

r. Las Bolsas necesitaban descansar, siempre buscan excusas para hacer sus correcciones y esta vez han encontrado un impacto directo. Primero con la situación de Portugal y el Banco Espírito Santo, luego con Rusia, después las líneas aéreas, el ébola... Ahora estamos en un momento pesimista, pero reitero que hay que mirar la situación con perspectiva. La subida llegará.

p. Entonces, ¿ve valor en la renta variable europea?

r. Hay que bajar las expectativas optimistas que teníamos, pero sí. Es de Perogrullo: ha caído, por lo que el recorrido vuelve a existir. Cuando pase el riesgo geopolítico que hay con Rusia y Ucrania tendremos una recuperación. De todos modos, más que en Europa vemos valor en España. Bien es verdad que estamos en una zona de pesimismo, pero esto cambiará. La Bolsa española está pasando por un periodo flojo, pero de cara a fin de año tenemos expectativas muy positivas de revalorización, que para el Ibex podrían ir al doble dígito, y como actualmente tiene entorno a un 6%, para conseguirlo le queda prácticamente un 5% adicional. Un escenario cómodo lo situamos por encima de los 11.000.

p. ¿Y en otros mercados cree que hay oportunidad de inversión?

r. En Estados Unidos no vemos recorrido, ya no es barato. Con el índice Standard & Poor’s 500 cerca de los 2.000 puntos, el ascenso es muy limitado. Aparte de España y Europa, nos gustan Japón y los mercados emergentes.

p. ¿Y qué posibilidades ve para la inversión en renta fija?

r. La renta fija nos gusta menos. Hay que ser muy selectivo a la hora de seleccionar activos de renta fija porque hay más que perder que ganar si el mercado cambia de opinión en una determinada ocasión. Con el bono a 10 años al filo del 1% y con el dos años en negativo o en cero virtualmente, la curva alemana no tiene valor. En cuanto a los periféricos, la línea positiva tiene un límite y no da para mucho más. Aun así, preferimos a Italia más que a España y de forma táctica a Portugal. En cuanto a deuda corporativa en euros, son interesantes Refer en Portugal y Fiat y Telecom en Italia; en España, Iberdrola o financieros sénior como Santander y La Caixa, y a nivel paneuropeo, Bombardier. Pero siempre es mejor escoger fondos de inversión flexibles, que te permitan posicionarte en muchos tipos de activos a la vez.

p. ¿Cómo conformaría una cartera por nivel de riesgo?

r. Si el riesgo es cero, los retornos se miden en torno al 1%. Para perfiles conservadores dispuestos a asumir algo de riesgo, se pueden conseguir rentabilidades de alrededor del 3% al 5%, tomando un 20% de posición en renta variable. Para un cliente de un perfil de mayor riesgo, si está dispuesto a superar el 80%, con comodidad podrá rebasar el doble dígito de rentabilidad al año.