Editorial

Todas las opciones energéticas

Repsol ya puede comenzar sus exploraciones de crudo en las aguas de las costas de Canarias. El Boletín Oficial del Estado ha publicado la autorización aprobada por Industria, que le faculta para hacer en los tres próximos años dos exploraciones a 55 kilómetros de las costas de Fuerteventura y Lanzarote, y para lo que le impone una serie de condiciones, entre las que se encuentra la suscripción de un seguro de responsabilidad civil por valor de más de 40 millones de euros y otro de 20 millones para cubrir hipotéticos costes de responsabilidad medioambiental.

La compañía iniciará los trabajos en los tres últimos meses de este año y espera disponer de resultados fiables ya en los primeros de 2015, para iniciar la explotación. Este proceso ha tenido siempre en frente al Gobierno de Canarias por el temor a daños medioambientales en una zona que, en todo caso, explorarían compañías autorizadas por Marruecos. España ha tenido en el pasado decisiones energéticas desafortunadas que han costado mucho dinero de los contribuyentes, para no disponer todavía de suficiencia de algo tan estratégico como la energía. Por ello deben explorarse todas las opciones para ahorrar en el porvenir recursos a los particulares, obligando, eso sí, a superar los obstáculos medioambientales con el uso de la tecnología.