Según los datos de Eurostat

El paro en la eurozona cae el mínimo desde septiembre de 2012

El desempleo se redujo una décima en la zona euro y en la Unión Europea (UE) en junio con respecto al mes anterior, hasta el 11,6% y el 10,2%, respectivamente, lo que representa los niveles más bajos desde 2012, informó hoy Eurostat.

Se trata de las tasas más bajas desde septiembre de 2012 para la zona del euro y desde marzo de 2012 para el conjunto de la UE, de acuerdo con la oficina comunitaria de estadística.

Ello implica que en junio había 18,4 millones de parados en la eurozona, 152.000 personas menos que en mayo, y 25 millones en el conjunto de los Veintiocho, 198.000 desempleados menos.

 

En términos interanuales, en la eurozona había en junio de 2013 un desempleo del 12% (19,2 millones de personas) y del 10,9% en la UE, equivalente a 26,5 millones de parados. Ello quiere decir que el paro se ha reducido de un año a otro en 783.000 personas en la zona del euro y en 1,5 millones en la UE.

En España, la tasa de paro bajó dos décimas en junio frente al mes anterior, hasta el 24,5%, de forma que afectó el desempleo a 5,6 millones de españoles.

No obstante, España es, junto con Grecia (27,3% en abril), el país que encabeza la lista de los Estados miembros con las tasas de desempleo más elevadas. Un año antes, el nivel de paro en España estaba en el 26,2% (6,1 millones de personas).

En cuanto al paro juvenil, aquellas personas menores de 25 años en situación de desempleo, éste bajó una décima en la eurozona en junio frente a mayo y se situó en el 23,1%, equivalente a 3,3 millones de jóvenes.

En la UE la tasa también se redujo en una décima, hasta el 22%, lo que significa que en junio había 5,1 millones de jóvenes en paro. Frente a junio de 2013, las tasas del desempleo juvenil fueron del 23,9% en los Dieciocho de la eurozona y del 23,6% en los Veintiocho, lo que implica que en un año el desempleo juvenil ha disminuido en 244.000 personas en la zona del euro y en 506.000 en los Veintiocho.

Inflación
La tasa de inflación interanual de la zona euro se situó en julio en el 0,4%, frente al 0,5% del mes de junio. Entre los principales componentes del indicador, Eurostat señala que los servicios experimentaron un repunte interanual del 1,3%, en línea con el dato de junio, mientras los bienes industriales no energéticos, que se mantuvieron sin variaciones.

Por su parte, los precios de los alimentos, alcohol y tabaco bajaron un 0,3% interanual desde el -0,2% del mes anterior, mientras la energía se abarató un 1%, cuando en junio había subido un 0,1% interanual.

De este modo, la tasa de inflación subyacente de la zona euro se situó en julio en el 0,8%, en línea con el nivel registrado el mes anterior. El Índice de Precios de Consumo Armonizado (IPCA) de España se situó en julio en el -0,3%, tres décimas por debajo de la tasa anual registrada en junio (0,0%), lo que de confirmarse ambas referencias, ampliaría a siete décimas el diferencial de precio favorable a España.