Administraría supeditado a un interventor

El segundo accionista de Gowex se ofrece como administrador

Solsona está imputado por el caso de la compañía de wifi

El director corporativo de Gowex, Javier Solsona, a su llegada a la Audiencia Nacional para declarar como imputado.
El director corporativo de Gowex, Javier Solsona, a su llegada a la Audiencia Nacional para declarar como imputado. Efe

Tras responder a las preguntas del juez el viernes, día 18 de julio, Javier Solsona, director corporativo de Gowex, imputado, trasladó al magistrado de la Audiencia Nacional Santiago Pedraz, que está a cargo del caso de la compañía de wifi, el vacío administrativo que existe en el grupo. Después de que Jenaro García admitiera el falseamiento de cuentas durante años y dimitiera de su puesto como presidente, no hay nadie a cargo de la empresa. Los trabajadores siguen acudiendo a las oficinas de Gowex, tal y como les ha aconsejado su abogado, no sea que además de haber sido engañados por su presidente puedan perder una indemnización por abandono de su puesto de trabajo.

El lunes, 21 de julio, los abogados de Solsona enviaron un escrito al juez urgiendo a que, en la medida de lo posible, se agilizara el procedimiento concursal (Gowex ha solicitado concurso voluntario de acreedores) y se nombrara cuanto antes administradores concursales. Y para que, de forma interina, explican fuentes cercanas a la compañía, se le nombrara a él administrador de la empresa. “Ahora no hay nadie con capacidad legal para firmar nóminas, actas o contratos”, según fuentes consultadas. “Solsona accedería a esa labor estando supeditada por un interventor”, añaden. “Hay 200 empleos en juego y se corre el riesgo de que cuando lleguen los administradores concursales no haya nada que administrar”, advirtieron.

Javier Solsona es consejero y director corporativo de Gowex. También es el segundo mayor accionista de la compañía tras firmas controladas por Jenaro García. Este ejecutivo, amigo del expresidente de Gowex de la juventud, controla el 9,9% del capital a través de la sociedad Alvasebi, empresa creada con el objeto social de una inmobiliaria y que alcanzó en 2011 un capital superior a los 25 millones de euros. A pesar de ello, el juez no impuso a Solsona medidas cautelares tras declarar como imputado, como sí hizo con el auditor, el director financiero, Francisco Martínez Marugán, o el mismo Jenaro García, que tendrán que depositar fianza, de hasta 600.000 euros en este caso, para eludir la cárcel. Fuentes cercanas a Solsona aseguran que este es una “víctima más” del caso Gowex y que “se ha arruinado”.

El concurso de Gowex todavía no ha sido declarado ni siquiera se ha adjudicado a un juzgado mercantil determinado. Una vez exista un juzgado mercantil competente, este tendrá que declarar el concurso y nombrar administradores. Al ser Gowex una compañía cotizada, será la CNMV la que seleccione a un administrador concursal, como ya ha hecho en los casos de Pescanova, Zinkia o Reyal Urbis. De acuerdo con fuentes judiciales, el juez Santiago Pedraz poco puede hacer en el proceso concursal, aunque el fiscal del caso, Antonio Romeral, sí podría instar al juzgado mercantil competente a tomar medidas urgentes.

Empleados de Gowex han declarado a este diario que Solsona, “al menos, ha dado la cara todos estos días por la empresa”. Sin embargo, según pasan los días, la desconfianza hacia la cúpula de Gowex aumenta. La pasada semana una persona que aseguró ser empleado de Gowex se puso en contacto con CincoDías para advertir que los trabajadores no quieren a nadie ligado con la anterior dirección a los mandos de la compañía.

Pedraz interroga hoy a la esposa de Jenaro García

El juez de la Audiencia Nacional Santiago Pedraz, que investiga el falseamiento de las cuentas de Gowex, tomará hoy declaración como imputados a los exconsejeros Ricardo Warteta y Florencia Maté, mujer del fundador de la empresa, Jenaro García, informa Efe.

Pedraz imputó a los dos exconsejeros tan solo un día después de que Jenaro García le confesara haber maquillado los resultados de la empresa de redes wifi y haber usado para ello sociedades “pantalla”, hechos por los que le dejó en libertad bajo fianza de 600.000 euros. Si no los paga en metálico antes del miércoles, deberá entrar en prisión.

Maté, que dimitió como consejera y directora de relación con inversores tras el estallido del escándalo a principios de este mes, estaba citada inicialmente el pasado lunes, pero alegó que se encontraba fuera de España, por lo que el magistrado decidió aplazar su interrogatorio.

En total, el magistrado mantiene imputadas a 11 personas, entre ellas, el director financiero, Francisco Martínez Marugán; el auditor de M&A José Antonio Díaz Villanueva que auditó las cuentas de Gowex y está en libertad bajo fianza de 200.000 euros, y el consejero Javier Solsona. El juez fijó a los dos primeros una fianza para no ingresar en prisión de 50.000 y 200.000 euros cada uno, que aún no han abonado.

Además, están imputados otros cinco testaferros a los que García colocó en una veintena de sociedades “pantalla” para falsear sus cuentas.