Audit vigiló las cuentas de la compañía en 2006 y 2007

El otro auditor de Gowex que tampoco se enteró de nada

Jenaro García, fundador y expresidente de Gowex.
Jenaro García, fundador y expresidente de Gowex.

Las posibles responsabilidades por las cuentas falseadas de Gowex continúan ensanchándose. El ideólogo de la empresa (y del fraude) confesó en la Audiencia Nacional que falsificaba la contabilidad desde 2004. Y en el folleto de la salida a Bolsa del Mercado Alternativo Bursátil (MAB) de febrero de 2010 consta que hubo otra empresa de auditoría, además de M&A, que se encargó de verificar las cuentas del proveedor de wifi en 2006 y 2007.

Los informes elaborados por Audit de ambos ejercicios concluían que las cuentas anuales expresaban “en todos los aspectos significativos la imagen fiel y de la situación financiera de la empresa”. En esos ejercicios, Gowex –denominada entonces Iberband Exchange (Ibex-X)– aseguró haber abonado un total de 8.754 euros por gastos de auditoría. En 2006, el germen de Gowex declaró haber ganado 453.365 euros y en 2007, 83.899 euros.

Aunque Audit había sido contratada para que revisara las entrañas de la compañía de wifi por un plazo de tres años en noviembre de 2006 –en los ejercicios previos, las cuentas de la empresa fundada por Jenaro García no habían sido auditadas, según las cuentas depositados en el registro mercantil–, Gowex decidió revocar ese mandato a finales de 2008 y nombrar a M&A.

Audit era una sociedad limitada que contaba en 2006 y 2007 con un administrador único, José Ramón Gamo González, y estaba inscrita en el Registro Oficial de Auditores de Cuentas (ROAC). La firma estaba además en el Registro de Economistas Auditores (REA). En junio de 2008, Audit cambió su denominación social por la de Abante Audit Auditores (firma que no tiene ninguna relación con el grupo de servicios de inversión Abante Asesores) y en septiembre de 2010 se cambió por completo la dirección de la compañía. José Ramón Gamo González renunció a su puesto como administrador único –aunque se mantiene como presidente de honor de Abante Auditores– y se nombró a un consejo de administración formado por tres personas: Mercedes Ortega Matesanz, José María Hinojal Sánchez y Raúl Cano Gracia.

Abante Auditores, presidida por Ramón Madrid, cuenta con oficinas en Barcelona, Madrid, Málaga, Murcia, Oviedo y Vitoria, según explica la firma en su página web. Asegura también que “se constituye en el 2003, tras la unión de varias sociedades dedicadas a la auditoría de cuentas [...]”. La empresa afirma contar con “un equipo de aproximadamente 70 personas que dan servicio a más de 600 compañías en todo el territorio nacional”. Su facturación alcanzó los 3,75 millones el año pasado. CincoDías ha tratado, sin éxito, de ponerse en contacto con algún responsable de la firma de auditoría por teléfono y por correo electrónico el martes también ayer.

De momento, el juez de la Audiencia Nacional Santiago Pedraz ha tomado declaración al socio de M&A José Antonio Díaz Villanueva, de 72 años. El magistrado cursó el jueves de la semana pasada orden de busca y captura sobre el auditor. El viernes, Díaz Villanueva acudió a declarar por voluntad propia y aseguró que no recibió ninguna indicación de Jenaro García de cómo debía hacer las auditorías de Gowex. El expresidente del proveedor de wifi, sin embargo, defiende lo contrario y llegó a asegurar que la auditoría era falsa y hecha para dar cobertura a las cuentas falsas.

 

Caja Madrid Bolsa, en la lista de engañados

La lista de los engañados por el presidente de Gowex, Jenaro García, sigue alargándose por momentos. Caja Madrid Bolsa, lo que es hoy Beka Finance, fue la entidad encargada de colocar las acciones de la compañía de servicios de wifi en el, entonces incipiente, Mercado Alternativo Bursátil (MAB) de empresas en expansión en el año 2010 y en el que entonces solo cotizaban dos compañías:Zinkia e Imaginarium.

Fuentes de mercado señalan que la entidad colocadora se fió de las cuentas auditadas de Gowex a la hora de hacer la colocación en el MAB y también del trabajo realizado por el asesor registrado, EY (denominación actual de Ernst & Young).

Beka Finance, firma creada a partir de gran parte del equipo de Bankia Bolsa y con anterioridad, Caja Madrid Bolsa, es además una de las cuatro casas de análisis que tenían a Gowex en su universo de valores bajo cobertura. De hecho, la firma publicó un informe en junio, semanas antes de que el informe de Gotham destapara todo el escándalo en torno a la compañía de Jenaro García, en el que elevaban el precio objetivo del valor desde 17 euros por acción a 31, un 82%. Las acciones de Gowex estaban en 7,92 euros cuando el MAB decidió suspender la cotización del valor el pasado 2 de julio.

Días antes de que el presidente de Gowex confesara que las cuentas de, al menos los últimos cuatro años, eran falsas, Beka Finance sacó un informe reiterando su recomendación de compra y su precio objetivo para Gowex. “Nuestra valoración y estimaciones están basadas en nuestra opinión par-tiendo de las cifras auditadas, de las que no tenemos por qué dudar”, explicaba Víctor Peiró, analista de la compañía en su informe.