La Co(o)rniche, diseñado por Philippe Starck

El hotel más deseado del verano... en el Atlántico francés

Patio interior de La Co(o)rniche.
Patio interior de La Co(o)rniche.

 Un lugar mágico. Mira al océano Atlántico del golfo de Vizcaya, está próximo a Burdeos (a 45 minutos en coche de este aeropuerto)y a la bahía de Arcachón, conocida por sus ostras. Es el enclave en el que se encuentra la paradisíaca Gran Duna de Pilat, (llamada también de Pyla), con una cresta de más de cien metros y una extensión de casi tres kilómetros sobre la costa aquitana y medio kilómetro de ancho. Allí se encuentra, en un lateral de la duna y en un recinto vacacional conocido como Pyla-sur-Mer, el hotel La Co(o)rniche, obra del diseñador francés Philippe Starck, que define el lugar como un rincón que invita siempre a sonreír, a la felicidad.

Y de menú... ostras y champán

Como no podía ser de otra manera, la oferta gastronómica mira al mar. Y no solo de una forma figurada, ya que la terraza está orientada hacia el azul del agua. Del restaurante de La Co(o)rniche destacan sus suelos hidráulicos que contrastan con el color natural de la madera y del blanco de la decoración.

En la carta predominan las ostras de la bahía de Arcachón, cuyos precios van desde los 14 euros (seis unidades) a los 28 (una docena. También se incluyen platos combinados de frescos pescados y mariscos (gambas, cangrejo, langosta...). También hay gazpacho, hamburguesas, carnes, pasta...

Hay varios menús diarios:entrada y plato principal o plato principal y postre, ambos por 53 euros cada uno. Y un menú completo, formado por tres platos, que cuesta 58 euros. También dispone de una amplia carta de vinos, donde no falta el champán

De la fachada exterior del edificio se intuye una amplia casona de corte clásico y recio, al estilo de la arquitectura vasca. A la entrada hay un pequeño jardín rodeado de plantas aromáticas y un gigantesco ajedrez de color blanco, una muestra del excesivo estilo decorativo de Starck, que también se plasma en sus gigantescas esculturas metálicas. El interior es una caja de sorpresas, donde predominan los colores claros, acogedores, confortables y donde la luz entra a raudales.

El hotel más deseado del verano... en el Atlántico francés

Cuenta con 11 habitaciones y suites, con balcón o terraza privada, bautizadas en función de su orientación. Todas tienen vistas panorámicas. Así, por ejemplo, la habitación Moulleau, en la planta baja, mira a un bosque de pinos y al mar.

En la primera planta, las hay orientadas hacia Cap Ferret, otras a Banc d’Arguin, otras a la duna... Los cuartos de baño están decorados en mármol y tienen todos una ducha italiana, de rabiosa tendencia ya que son algo más que un elemento del cuarto de baño, forman parte de la decoración de la estancia. Todas tienen base para iPod.

Los precios oscilan entre los 380-480 euros que cuesta una de las habitaciones Cap Ferret, a los 630-730 euros de la habitación Banc d’Arguin, o las cabañas que dan al océano Atlántico, que oscilan entre los 635 y los 795 euros.

Uno de los atractivos, que justifica la estancia en este hotel, es la inmensa piscina, que se funde en el infinito con el mar.

La Co(o)rniche: 46 Avenue Louis Gaume, 33115, Oyla-sur.Mer (Francia)
Tel. 33 5 56 22 72 11