Los precios suben por tercera semana consecutiva

791 estaciones de servicio ya venden la gasolina por encima de 1,5 euros

Baleares es la comunidad autónoma con los precios más caros

El precio de venta al público se ha encarecido más que el barril de crudo

Precio de gasolina y gasóleo en 2014 Ampliar foto

El repunte del consumo de combustibles en España, considerado como un indicador adelantado del gasto de las familias y de las empresas, puede verse frenado por el encarecimiento de los combustibles. En las tres semanas que han transcurrido desde el 9 al 30 de junio, el precio del litro de gasolina ha pasado de 1,42 a 1,45 euros por litros (un 2,5% más), mientras que el de gasóleo ha pasado de 1,31 a 1,34 euros por litro (un 2,3% más). Llenar el depósito puede costar hasta dos euros más en la época del año en la que más se utiliza el vehículo para los desplazamientos de verano. Pero eso es tan solo una media. Las estadísticas que elabora el Ministerio de Industria, Energía y Turismo se nutren de los precios que remiten semanalmente 8.871 estaciones de servicio en el caso de la gasolina de 95 octanos y 9.618 en el del gasóleo A.

El detalle muestra como ya hay 791 gasolineras en España en las que el litro de gasolina cuesta más de 1,5 euros por litro, mientras que existen otras 317 estaciones de servicio con el gasóleo por encima de 1,4 euros. En este listado sobresale Baleares, como la comunidad autónoma con los carburantes más caros. De las cincuenta gasolineras más caras de España, 45 están en Baleares para el gasóleo y 38 para la gasolina. La única explicación que justifica la carestía de la gasolina en esa autonomía sería la aplicación del tipo máximo del céntimo sanitario (4,8 céntimos de euro), aunque otras 12 regiones también lo aplican y el precio es sensiblemente inferior.

El máximo histórico se alcanzó en septiembre de 2012, cuando llégo a 1,522 euros

El alza de junio parece que se va a repetir en julio, con lo que los precios podrían empezar a acercarse al máximo histórico registrado el 9 de septiembre de 2012, con la gasolina a 1,522 euros por litro y el gasóleo a 1,444 euros por litros. El incremento de precios de junio se ha debido en exclusiva al encarecimiento del barril de Brent, que ha pasado en ese período de 109,5 a 114,12 dólares (un 1,7% más), como consecuencia de los conflictos geopolíticos que se han vivido y se están produciendo en Oriente Medio, donde se concentra una gran parte de la producción mundial. Este impacto se ha visto compensado parcialmente por la apreciación del euro, con un avance del 0,7% en su cambio con el dólar. Un euro caro abarata las compras de crudo, que se hacen en dólares.

Los conflictos en Oriente Medio, lejos de remitir, parece que se van a mantener en el tiempo y la escalada alcista del euro frente al dólar puede darse la vuelta en las próximas semanas, tal y como avanzan los analistas. Si finalmente se produce ese encarecimiento del dólar, el precio de la gasolina y del gasóleo subirá y la factura que pagan consumidores, empresas y Estado por sus compras de energía también se incrementará. Fue el exministro de Industria, Miguel Sebastián, el que oficializó la fórmula para ilustrar el impacto que el encarecimiento del petróleo en la economía española. Por cada diez dólares que se incrementa el precio, el coste es de 6.000 millones de euros. Las previsiones que manejaba el Ejecutivo para este año en los Presupuestos Generales del Estado, era que el barril de Brent se situaría en el entorno de los 105,7 dólares; en el primer semestre, la cotización media se ha situado en 108,8 dólares. Ese exceso supondría un coste adicional de 1.800 millones.