Ocho detalles de la estadística

Qué está pasando en el mercado de trabajo

Paro
La ministra de Empleo y Seguridad Social, Fátima Báñez. EFE

1. ¿La creación de empleo es sólida?

Los datos estadísticos sugieren que sí, que no se trata de un fenómeno meramente coyuntural. Y el dato que más avala esta afirmación es la concatenación de diez meses consecutivos de creación de empleo en términos destacionalizados -con cifras corregidas del efecto calendario--, según el registro de la Seguridad Social. En estos meses la economía española ha creado casi 300.000 empleos.

2. ¿Dónde se genera la nueva ocupación?

Los principales sectores (industria, construcción y servicios) llevan desde enero ganando cotizantes todos los meses sin interrupción.Si bien en junio el nuevo empleo se concentró en la hoselería, como incicio de la campaña veraniega y el comercio (por el arranque de las rebajas), las actividades administrativas y sanitarias. Como es habitual, el fin de la temporada escolar terminó con casi 40.000 empleos en ese sector.

3. Un mal mes para el empleo femenino

El saldo mensual indica que, en términos netos, todos los nuevos cotizantes fueron hombres, ya que se contabilizaron 64.041 nuevos afiliados, mientras que se perdieron 7.419 cotizantes mujeres. Esto pudo estar condicionado por el término de la campaña escolar y el fin de varias temporadas agrarias hortofrutícolas. Así, el régimen especial agrario perdió en junio casi 30.000 cotizantes.

4. Tirón de los autónomos.

Desde la creación de la tarifa plana, primero para jóvenes en marzo de 2013 y luego para todos los nuevos profesionales por cuenta propia, la Seguridad Social ha contabilizado 110.350 autónomos más. En junio todas las ramas de actividad registraron más trabajadores de este tipo, pero donde se ve el tirón del colectivo es comparándolos con las cifras de hace un año. De esta forma, hay numerosos sectores como las actividades inmobiliaria, las sanitaris, la educación o las actividades científicas, que tradicionalmente tienen mayoría de empleo asalariado, donde los autónomos crecen a un ritmo superior al 7% anual.

5. Los extranjeros también aumentan.

La Seguridad Social cuenta con 1.609.677 trabajadores extranjeros cotizando, 1.456 más que el mes anterior. Si bien, comparando este registro con el de hace un año, ahora hay 32.145 cotizantes extranjeros menos. En este colectivo se está produciendo una sustitución de trabajadores asalariados por autónomos. Así, en el último año, hay 46.093 asalariados extranjeros menos y 14.201 autónomos más.

6. Contratación indefinida

La contratación fija está registrando un fuerte crecimiento interanual, por encima del 25%. Aunque en junio pinchó este tipo de contratación al registrar una caída del 5% mensual. La creación de la tarifa plana de 100 euros para nuevas contrataciones es lo que está impulsando este tipo de contratos.

7. La formación, en auge.

Los últimos cambios en los contratos formativos, la simplificación contractual a cuatro modalidades, y la formación dual están impulsando este tipo de contrataciones que son, sin lugar a dudas las que más crecen, alrededor de un 50% en comparación con hace un año. Si bien, su número absoluto aún sigue siendo muy bajo: 20.331 contratos en junio de un total de 1,4 millones de contratos temporales.

8. Se intensifica el recorte del gasto en prestaciones.

A medida que pasan los meses y se ha frenado la destrucción de empleo, el número de solicitudes y de beneficiarios de prestaciones y subsidios por desempleo, así como el gasto que esto supone, intensifica su caída. A esto también contribuye que la creación de empleo aún no es lo suficientemente intensa ni sostenida en el tiempo para generar nuevos beneficiarios, que hayan agotado sus ayudas. Todo este cóctel hace que el gasto se recorte un 20% anual, frente a una caída del 3,8% hace un año. Y el número de solicitudes y nuevas alas de la prestación contributiva desciende más de un 30%, cuando hace un año aún aumentaban.