Javier Tebas, presidente de la Liga de Fútbol Profesional
Javier Tebas, presidente de la Liga de Fútbol Profesional
Javier Tebas, presidente de la Liga de Fútbol Profesional

“La deuda del fútbol con Hacienda estará normalizada en cinco años”

El presidente de la patronal de los clubes de fútbol profesionales estima que pasarán al menos cuatro años para que el deporte rey en España deje de estar “enfermo” en el aspecto económico, al tiempo que defiende el poderío financiero de Real Madrid y Barcelona.

Presente en el panorama del fútbol español desde hace años, solía decirse de Javier Tebas que manejaba los hilos del fútbol español “en la sombra”. Representó a 30 clubes en las negociaciones por los derechos televisivos, ha llevado los concursos de acreedores de Valladolid o Rayo Vallecano, y fue vicepresidente de la propia Liga de Fútbol Profesional (LFP). Ahora, en primera línea, marca el saneamiento de los clubes como prioridad.

Pregunta. Hace un año decía que el fútbol español estaba “enfermo”. ¿Cómo está en este momento?

Respuesta. La enfermedad de un sector durante la crisis no se resuelve en un año. Estamos algo menos enfermos pero seguimos estándolo, y tendremos que medicarnos al menos cuatro temporadas más para la gran mayoría del sector. En este devenir algún club se nos escapará e irá a liquidación.

P. Tras varios años de crisis, aún no se ha liquidado ninguno. ¿Es más fácil que quiebre un banco que un equipo de fútbol?

R. No. Estando dentro del fútbol profesional es más difícil que un club vaya a liquidación, pero no es imposible. El fútbol profesional ha tomado la decisión de que aquellos que no sean capaces de dar indicios mínimos de viabilidad para competir una temporada no jugarán con nosotros la siguiente. En la actualidad, Zaragoza y Murcia están en esa situación. Si no inyectan capital para competir con unos pagos garantizados, no podrán jugar.

P. ¿Se liquidará algún día la deuda con Hacienda? ¿Por qué se ha llegado a estas cifras?

R. La posibilidad de perder la categoría hace que te endeudes para mantenerla como sea, para conseguir el objetivo. Es algo que estamos corrigiendo. La deuda se está resolviendo, la estamos disminuyendo. Estamos en 580 millones y mucha está garantizada y aplazada, sobre todo la sujeta a concursos de acreedores. En cinco años tendrá unos parámetros normales. Podremos hablar de entre 150 y 200 millones, que en este momento económico, para un sector en crisis está dentro de lo normal.

“Para la Liga, el caso Neymar está cerrado”

“La deuda del fútbol con Hacienda estará normalizada en cinco años”

P. ¿Les conviene una liga bipolar?

R. No. Nos olvidamos que en la Liga BBVA hay mas campeonatos internos. En la parte media ha sido muy competitiva. Estoy contento por eso. Tenemos que velar por todo ese conjunto.

P. Pero no vende tanto en el extranjero...

R. En el extranjero quieren enfocarse en los grandes clubes, y nosotros tenemos que trabajar en los otros, por eso hemos hecho la LFP World Challenge. Ir a los países, que te conozcan en carne y hueso, que los jugadores sean más accesibles a las entrevistas...

P ¿Por qué no le gusta la llegada de Peter Lim al Valencia?

R. Dije que hay que tener paciencia y ver qué va a pasar, pero que aún con todo, el modelo que en principio se establecía de Lim no era de mi agrado. Que en clubes con una deuda importante el propio dueño coloque jugadores a través de fondos, es vaciar el club de activos, que son garantía para los acreedores.

P. Pero se ha mostrado a favor de los fondos de inversión. ¿En qué condiciones?

R. Estamos a favor de la financiación alternativa de los clubes, y somos partidarios de la regulación. Creemos que la selva actual, si no se regula, pone en peligro la estabilidad de los clubes: transparencia de los operadores, registros para que no estén ubicados en paraísos fiscales, limitación del número de jugadores por club y por fondo, o que el propietario de un equipo no pueda fichar a jugadores de su fondo.

P¿Sigue pensando que no hay más por investigar en el fichaje de Neymar?

R. La imputación de Sandro Rosell no significa que esté condenado. En lo que respecta a nosotros, el tema está terminado. Pedimos mucha documentación. Con el informe de Deloitte sobre la operación, y el adelanto de 13,5 millones, vimos que no se incumplían las normas de la liga. En nuestra norma interna, el asunto queda cerrado.

P. La Ley del Deporte de 1990 obligó a la transformación de clubes a Sociedades Anónimas Deportivas (SAD) para darles una estructura más sólida. Visto lo visto, ¿ha sido un fracaso?

R. Fracasará el legislador que pensó que con ellas se solucionaba la deuda del fútbol. Si me hubiesen preguntado entonces, les hubiera dicho que no era la solución para resolverla. Las SAD eran necesarias para adaptarnos al modelo comunitario de explotación del deporte profesional, pero no era la solución para las deudas del fútbol.

P. Pero aún se obliga a los clubes a convertirse.

R. Espero que cambie con la futura ley, y que obligue solo aquellos clubes con necesidad de una inyección de capital.

P. Bruselas investiga a siete clubes españoles. ¿Qué resultados espera?

R. La investigación trata varios temas. Bruselas va en la línea de que como eres club, tienes ventajas fiscales sobre la SAD. No tiene recorrido porque no es cierto. Otro asunto, son los avales de la Generalitat a los clubes valencianos, un tema sobre el que hay que profundizar más, y se está investigando también sobre los cambios de parcelas públicas con el Real Madrid, cuyo valor yo desconozco.

P. Defiende las ventas de jugadores y que se conserve el poder económico de Madrid y Barcelona...

R. Hablo de una gestión como liga a medio plazo. Hay que vender jugadores porque hay que reducir deuda, no hay otra fórmula. Mantener el nivel de Barcelona y Madrid, al menos cuantitativamente, es necesario. Si tienen estrellas, nuestros derechos internacionales siguen valiendo lo mismo fuera de España. Si los vaciamos de estrellas, el fútbol español sería más pobre, ganaríamos todos menos. Hay que trabajar en que el resto crezca sin quitar a Madrid y Barça. Ahora mismo hacer una ataque a sus ingresos nos perjudicaría a todos. Vamos a la venta centralizada de los derechos de televisión, a un reparto más equitativo en la temporada 2016/2017. Hemos pasado de una diferencia de 1 a 13 a 1-6,5 en tres años. No todo se puede hacer de golpe, pero vamos a un ratio de 1 a 4,5 que creo que es justo.

P. ¿Por dónde han recortado los clubes? ¿Cuánto cobra ahora de media un futbolista de Primera?

R.La balanza ventas/compras fue de 300 millones el año pasado. En la masa salarial ha habido una disminución de 115 millones de euros, y ha hecho que la deuda global a finales de este año vaya a ser unos 300 millones menos, siempre sin Madrid y Barcelona, que distorsionan los datos. Y sin los grandes clubes, el salario medio está en 700.000 euros.

P. ¿Un sueldo como el de Messi es sostenible?

R. Si un club puede pagar y así optimiza sus resultados deportivos y económicos, ¿por qué no? En los casos de jugadores como Messi y Ronaldo, creo que sus equipos no solo sacan beneficio deportivo, sino de imagen, explotación comercial, que los hacen casi baratos. Estoy convencido de que ambos salen casi gratis a sus clubes.