La prima de riesgo desciende hasta los 140 puntos básicos

El Ibex se acerca a los 10.900, el euro se aprecia y el bono roza mínimos históricos

Vista del panel de la Bolsa de Madrid. Ampliar foto
Vista del panel de la Bolsa de Madrid. EFE

Dicho y hecho. Mario Draghi anunció que el BCE estaría cómodo tomando medidas en la reunión de hoy y no ha defraudado. La batería de medidas aprobadas por el BCE han tenido un impacto fulgurante sobre los mercados: fuertes subidas bursátiles, caída del euro y descenso del interés de la deuda periférica, pero después se ha venido algo abajo. Pese a ese impacto inicial, reforzado durante la rueda de prensa de Draghi, los inversores han atemperado algo los ánimos y el efecto de estas medidas ha ido perdiendo fuelle. Así, el Ibex ha llegado a subir más de un 1,6% hasta superar con holgura los 10.900 puntos e incluso rozar los 11.000. Después se ha desinflado algo para terminar el día con un alza del 1,12% hasta los 10.876,4 puntos. Es un nuevo máximo desde febrero de 2011.

Más difuso y fugaz ha sido el efecto de las medidas sobre la moneda única. El euro ha caído un 0,7% tras el inicio de la comparecencia hasta caer al umbral de los 1,35 dólares. Sin embargo, rápido ha vuelto a subir hasta los 1,36 e incluso ha repuntado algo sobre el nivel al que abrió la sesión. Solo en el mercado secundario de deuda permanece intacto el efecto de la acción del BCE con el bono español a diez años cerca de nuevos mínimos históricos.

El sector más beneficiado por el anuncio del BCE es el bancario. En el Ibex, las entidades financieras lideran el avance. Sabadell sube un 3,57%; BBVA, un 2,47%; Popular, un 2,37%; Bankinter, un 1,89%, CaixaBank, un 1,8%... Solo tres valores del selectivo se mantienen en rojo. Son BME (-0,63%), Grifols (-o,41%) y Técnicas Reunidas (-0,01%). En el resto de Europa, avances tras el anuncio de nuevas medidas de estímulo a la economía por parte de Mario Draghi. El Dax alemán ha subido másde un 0,5% hasta superar por primera vez en su historia llos 10.000 puntos. Sin embargo, el índice alemán se ha alejado de su nuevo máximo histórico. Las subidas son generalizadas en Europa. El índice mejor parado es el FTSE MIB italiano, que sube más de un 1,5%. El Cac francés sube cerca de un 1% y el PSI 20 portugués, un 1,5%.

Existía el temor en el mercado de que Draghi defraudara las expectativas creadas. Ese primer miedo se conjuró en cuanto el banquero central anunció el paquete de medidas Nuria Álvarez, analista de Renta 4, considera que “ahora hay que ver cómo se aplican las medidas anunciadas y cómo las articula el BCE para que realmente lleguen a la economía real. El mercado puede cuestionarse tras la reacción inicial la forma en la que se pondrán en marcha las inyecciones de liquidez”.

Juan José Fernández-Figares, analista de Link Securities, añade otra razón a la bajada de ritmo en las subidas bursátiles que tras la buena reacción inicial "Después se han producido tomas de beneficios por parte de traders que juegan a muy corto plazo, sobre todo cuando los índices se han acercado a niveles que dan algo de vértigo. El Dax ha superado por momentos los 10.000 puntos. A ello hay que unir la debilidad mostrada por Wall Street en un primer momento”, afirma.

Más allá de la reacción inicial, el bloque de medidas anunciado por el BCE será positivo para las Bolsas, según los expertos. En especial, para los bancos, que hoy han sido ya los que más han subido. Para Tomás García-Purriño, asesor financiero de Cortal Consors, el impacto sobre la renta variable será positivo, “sin embargo, en el medio y largo plazo no hay que olvidar que las valoraciones siguen siendo muy exigentes y que serán complicados nuevos ascensos sin revisiones positivas del beneficio por acción de las empresas”.

Donde sí ha persistido el impacto inicial de las medidas del BCE es en el mercado secundario de deuda. Así como las Bolsas y el euro han rebajado el ímpetu con el que saludaron las decisiones del banco central, la deuda pública de los países periféricos sigue cerca de mínimos históricos. El interés del bono español a diez años cae hasta el 2,82% (ha llegado incluso hasta el 2,8%), con la prima de riesgo en los 140 puntos básicos.

En el mercado de divisas, sin embargo, la reacción ha sido distinta a la esperada. Aunque tras anunciar Draghi en rueda de prensa las nuevas medidas que aplicará el BCE para estimular el crédito y el crecimiento económico en la región la moneda única ha descendido más de un 0,7% hasta los 1,35 dólares, esa reacción positiva ha durado muy poco. De hecho, el euro ha vuelto a apreciarse frente al dólar y repunta algo respecto al nivel con el que terminó ayer.

"Quizá se ha echado en falta una referencia expresa al tipo de cambio en el discurso de Draghi. Es preocupante que el euro suba después de estas medidas. Si hasta esto es poco para depreciarlo, es un síntoma muy negativo", explica Jesús de Blas, analista de Credit Agricole. Fuentes del mercado explican que para que el euro se deprecie más, algo clave para mantener el vigor de las exportaciones de las empresas europeas, es necesario que a la política expansiva del BCE se sume la retirada de estímulos de la Reserva Federal estadounidense y la primera subida de tipos en EE UU, prevista para 2015.

Hay más citas en el calendario, aparte del BCE, aunque sin duda todas han quedado eclipsadas por la reunión del banco central. También en Bruselas, los líderes del G-7, los países más ricos e industrializados del mundo, concluyen hoy su cumbre con el análisis de la economía y el comercio internacional, y en Estados Unidos, el Departamento de Trabajo informa sobre las solicitudes de subsidio por desempleo en la semana anterior, un día antes de que se conozca el informe mensual de empleo.

Hoy también ha celebrado su reunión mensual el Banco de Inglaterra, donde como se esperaba no ha habido novedad. Se mantienen los tipos de interés en el 0,5% y también el programa de compra de activos de 375.000 millones de libras (461.955 millones de euros). El banco central mantiene ese volumen del plan de estímulos desde julio de 2012. Los tipos siguen estables desde 2009. El Footsie registra leves ascensos tras conocer la medida.

Wall Street cerró anoche con ganancias una jornada con datos dispares sobre la economía pero que terminó con un nuevo récord histórico del selectivo S&P 500 y un leve avance del 0,09% del Dow Jones de Industriales. Hoy, sin embargo, las Bolsas estadounidenses no siguen la estela de Europa y abren prácticamente planas con avances en torno al 0,1%.

De vuelta en España,el Tesoro Público ha vuelto a cumplir con su objetivo y ha colocado 4.549,45 millones de euros en bonos a tres y cinco años, por encima del máximo previsto y a los tipos de interés más bajos de la historia. El organismo no acude a los mercados desde el pasado 22 de mayo, cuando colocó 3.530,3 millones en bonos a cinco y diez años ofreciendo los intereses más bajos de la historia, con una rentabilidad del papel a 10 años por debajo del 3%.

IBEX 35 9.581,90 0,34%