_
_
_
_
Es el 31% de los afectados por el ERE

Coca-Cola recoloca a 372 trabajadores afectados por el ERE

Gema Escribano

Coca-Cola Iberian Partners marcó como objetivo de su plan de reestructuración la movilidad. Una vez concluido el periodo de consultas, del que no consiguió acuerdo alguno, la embotelladora presentó un plan de adhesión voluntario para los 1.191 afectados por el cierre de las fábricas de Fuenlabrada, Alicante, Palma de Mallorca y Asturias. Además de la mejora de las condiciones económicas, la empresa puso a disposición de los empleados 481 puestos de trabajo como parte del proceso de recolocación. El objetivo, según señalan desde la compañía, además de potenciar la movilidad mediante la reubicación en algunos de los centros que mantiene en España, era que todo aquel que quisiera seguir trabajando para Iberian Partners tuviera la oportunidad.

Hasta la fecha 372 trabajadores se han acogido al plan de recolocaciones. Esta cifra representa el 31% del total de afectados por el expediente de regulación de empleo que la compañía presentó a finales de 2013 y al 10% del conjunto de la plantilla en España, la cual ronda los 3.500 empleados. Sin embargo, puede que en los próximos días la cantidad aumente. Según lo señalado por el presidente Marcos de Quinto a Efe, el embotellador continuará dando la cara por sus trabajadores y es de esperar que mañana, día en que comienza el juicio por el despido forzoso de los 235 trabajadores de Fuenlabrada, la compañía les ofrezca recolocar a 200 empleados de la planta madrileña. Con esta iniciativa, asegura de Quinto, se conseguiría el objetivo de cero despidos forzados. El cese de la actividad en los cuatro centros era una cuestión innegociable que responde a una decisión de carácter empresarial ya que algunas de las fábricas estaban solo al 40% de su capacidad.

El plan de adhesión voluntaria se completa con 259 bajas incentivadas de 45 días por año trabajado con un límite máximo de 42 mensualidades más 10.000 euros adicionales y 322 prejubiliciones para trabajadores mayores de 56 años a lo que se les garantiza el 80% del salario neto hasta los 63 años.

En los quince días que duró el proceso de adhesión, Coca-Cola Iberian Partners recibió 1.700 solicitudes de empleados que se acogieron a estas medidas. La compañía denegó 600 peticiones, todas ellas correspondientes a empleados que conservaban su puesto y se comprometió a que en apenas dos semanas todos los trabajadores supieran qué iba a ser de ellos. Para evaluar y responder a todas las peticiones en el tiempo prometido, el embotellador contrató los servicios de una empresa externa de recursos humanos a la que se le encargó la labor de entrevistar a los empleados, valorar su idoneidad para el puesto solicitado y en caso de que este no se ajustara al perfil de la persona, buscarles alguna alternativas en función de sus aptitudes. Como consecuencia de este proceso, 133 trabajadores han sido recolocados en la planta Las Mercedes; 79, en Valencia; 35, en Galdakao y 29, en Sevilla. El resto, hasta completar las 372 personas, han sido repartidas por el resto de centros que la compañía tiene en España.

Todos los afectados en el proceso de reubicación, que desde la empresa califican de gran éxito, cuentan con las mismas ayudas económicas. En caso de traslado geográfico, el trabajador percibirá una indemnización de 15.000 euros más una ayuda mensual de 500 euros para el pago de la vivienda durante dos años. Este proceso de recolación, que comenzó a principios de mayo, se caracteriza además por la flexibilidad. Es decir, no es inmediato y está previsto que concluya a finales de año con el objetivo de una mejor adecuación de las circunstancias personales del empleado y las de la propia empresa.

Facilidades para la integración

En Coca-Cola Iberian Partners consideran que las alternativas propuestas desde el fin del proceso de negociación eran las opciones más favorables.En caso de que el juez declare nulo el ERE los trabajadores tendrán que ser readmitidos y eso implica su recolocación no en la planta de Fuenlabrada sino en los centros que queden abiertos.

Como parte del proceso de reubicación y con el objetivo de conseguir una mayor integración de los trabajadores en su puesto de trabajo, la compañía ha desarrollado un plan de acogida. El proceso de ubicación de los empleados en sus nuevos puestos de trabajo ha implicado que alrededor de 150 personas tengan que efectuar un cambio de residencia.

Además de las ayudas económicas, la empresa ha decidido facilitar el desempeño de las funciones. Para ello ha organizado visitas en grupo a los centros receptores de trabajo que ha permitido al empleado conocer las instalaciones, entrar en contacto con los nuevos mandos y con los que serán sus nuevos compañeros. A las jornadas de puertas abiertas se suma el asesoramiento para la adaptación al cambio de residencia. En este apartado se han tenido en cuenta desde la vivienda, el colegio de los niños y las gestiones administrativas.

Por último, ha creado programas de entrenamiento en colaboración que incluyen contenidos de formación en el aula, en el puesto de trabajo y acreditación de la formación realizada.

Newsletters

Inscríbete para recibir la información económica exclusiva y las noticias financieras más relevantes para ti
¡Apúntate!

Sobre la firma

Gema Escribano
Periodista económica, con 13 años de experiencia como redactora. Formó parte de la web de Cinco Días desde 2010 hasta 2017 cuando pasó a integrar la sección de Mercados. Especializada en información bursátil y mercado de deuda. Estudió periodismo en Universidad Carlos III.

Archivado En

_
_