El INE constata un alza del 22,8% mientras los precios caen el 4,7%

La venta de casas mejora por el tirón de los extranjeros y los descuentos

Primera subida de las compraventas en 10 meses

Las adquisiciones mejoran en todas las regiones menos en cinco

Compraventas de viviendas en marzo

No, no es un error, ni un sinsentido que un mes el INE publique que la venta de casas cae un significativo 27,6% anual y 30 días más tarde constate un incremento del 22,8%, el primero tras 10 meses consecutivos de descensos. ¿A qué obedece esa diferencia?

Este aparente bandazo de la realidad tiene su explicación. Primero baste recordar de dónde obtiene el INE sus cifras. Explota los datos procedentes de los registros de la propiedad, donde se inscriben las transacciones a veces con un decalaje temporal de uno o dos meses. Por ello, el dato de marzo es ya el correspondiente a operaciones realizadas en enero, que se comparan con las suscritas en enero de 2013, justo cuando desapareció la deducción fiscal por compra de la vivienda habitual.

Compraventas de vivienda en marzo por comunidades autónomas

Dicho de otro modo, a partir de ahora los datos de compras de casas van a ser ciertamente más homogéneos, ya que siempre compararán meses en los que la desgravación ya no existía.

Precisamente por esta circunstancia y teniendo en cuenta que los datos de los notarios, que no tienen ese decalaje temporal, llevan más meses reflejando aumentos en el número de compras de viviendas, las cifras del INE apuntan a una estabilización de esa suave mejoría que se viene anunciando desde el verano pasado.

Y es que el mes pasado se vendieron 27.047 viviendas, lo que representa un 5,2% más que el mes anterior y un 22,8% más que en marzo de 2013. Ojo a este dato porque conviene recordar que puesto que la Semana Santa de 2013 se celebró en marzo y este año ha sido en abril, eso podría desvirtuar algo la estadística, ya que las fiestas reducen el número de días hábiles para poder comprar casa. En términos acumulados, los números todavían reflejan el fuerte desplome de operaciones que se produjo en enero y febrero, por lo que la caída alcanza al 14,4% respecto al primer trimestre de 2013.

Pero aquí de nuevo hay que pensar que esos números están muy influidos por el excelente comportamiento que tuvieron las ventas a finales de 2012 anticipándose al final de la deducción.

Perspectiva económica

Sea como fuere, lo cierto es que hay síntomas de estabilización. Por un lado, se trata del mejor comportamiento en un mes de marzo desde 2010 si se compara lo que hicieron las compras de casa ese mes desde entonces y es el mayor avance desde agosto de ese año. Además, por tipo de viviendas las nuevas incrementaron su volumen de ventas un 8,7%, mientras las usadas (que ya representan el 58,1% del mercado) mejoraron un 35,5% respecto a marzo de 2013.

Y otra pista más, por territorios se observa cómo las ventas ya suben en todas las regiones menos en cinco y no son las de más peso en este mercado (Rioja, Aragón, Galicia, Castilla y León y Asturias).

¿Qué ha cambiado para que se produzca este giro? Básicamente dos cosas. La primera es la mejora de la perspectiva económica general. Como en el caso del consumo, los hogares que poco a poco están perdiendo el miedo a quedarse sin empleo comienzan a gastar más y si lo necesitan, vuelven a plantearse la posibilidad de comprar casa, ya sea como residencia habitual, para vacaciones o como inversión (para alquilar después). La segunda circunstancia es la rebaja de precios.

Evolución del precio de la vivienda

Esta mañana Tinsa publicó su estudio correspondiente a abril en el que estima que las casas continúan depreciándose, aunque cada vez a un ritmo más suave, ya que han pasado de hacerlo a comienzos de año al 7,2% a un modesto 4,7% el mes pasado. Aún así, en términos acumulados las casas registran un abaratamiento medio del 40,1% desde finales de 2007, cuando alcanzaron sus valores máximos. Esta considerable rebaja y la mejor percepción de la economía que tienen los extranjeros es lo que hace que cobren cada vez más protagonismo en el mercado, ya que han pasado de copar el 6% de las adquisiciones a un notable 16%.

Hacia el primer año que cerrará en positivo

A la buena evolución de la demanda extranjera, los analistas coinciden en destacar que se está produciendo la recuperación de la demanda nacional.

En su último análisis, La Caixa Research apunta como razones de este mejor comportamiento el cambio de tendencia del mercado laboral y las mejores perspectivas económicas. “Todo ello debería permitir que este año las ventas de casas ya se cierren con una tasa de crecimiento positiva”, asegura el informe. De hecho, la entidad recuerda que así lo sugiere la evolución de las intenciones de compra de vivienda en los próximos 12 meses de los consumidores españoles, que parecen haber tocado fondo e incluso haber iniciado una “senda tímidamente ascendente”.