Confía en superar los 250.000 seguidores este año

Foodinterest gana usuarios a golpe de recetas

Alumnos en un curso de cocina
Alumnos en un curso de cocina

Ser un cocinillas está de moda. El auge de formatos televisivos dedicados a la cocina ha fomentado en los últimos tiempos el interés por la gastronomía, tanto dentro como fuera de casa, y las imágenes que los usuarios de redes sociales suben cada día dan cuenta de sus aventuras frente a los fogones. Para estos amantes de la gastronomía ha surgido una nueva red social, Foodinterest, una plataforma que según sus creadores “tiene vocación de agrupar la gastronomía con la alimentación y convertirse en el Facebook para foodies”.

Hace dos años, Jaime Beltrán y José Antonio Salvador, dos emprendedores españoles, idearon una plataforma online centrada en la salud alimentaria que al final se ha convertido en la primera red social española especializada en alimentación, salud y gastronomía. Foodinterest, que acaba de ver la luz, cuenta ya con 5.000 usuarios registrados y confía en cerrar el año con 250.000 usuarios, gracias a unas expectativas “que se están superando por mucho”, según su consejero delegado, Jaime Beltrán.

Foodinterest permite a los usuarios introducir en su perfil sus datos de salud y sus posibles alergias. Así, según Beltrán, “si algún usuario está mirando una receta que tenga algún alimento que no pueda comer, la página le avisa”. Por el momento, la plataforma tiene disponible su aplicación para iOS y prepara la de Android, desde las que además de subir recetas y hablar con otros usuarios, se pueden grabar videorrecetas, así como calcular de forma automática las cantidades necesarias para cada receta en función del número de comensales.

La empresa, “nacida en un zulillo de ocho metros cuadrados”, cuenta ya con 14 empleados y dos oficinas, una en Barcelona, donde está su equipo técnico, y otra en Madrid. Para su lanzamiento, Foodinterest ha contado con el apoyo financiero de Enisa, además de financiación privada. Así, en 2013 cerró una ronda de financiación de 160.000 euros y en lo que va de año ha captado 180.000 euros por parte de varios business angels, con los que trabajan en su internacionalización de cara a finales de año. Además, la empresa formó parte en sus comienzos del programa de Microsoft de apoyo a las start-ups Bizspark, que financió el software de la plataforma, y está en conversaciones con posibles inversores de cara a una nueva inyección de capital.

El modelo de negocio de Foodinterest está basado tanto en el patrocinio de algunas marcas concretas a las recetas de los usuarios, como el que tiene ya con Nocilla, perteneciente al grupo Nutrexpa, como a su apartado de buscador de restaurantes, en el que los establecimientos pueden lanzar ofertas específicas para los usuarios.

Romper con el modelo de Eltenedor.es

Foodinterest dispone de un apartado específico de restaurantes que pretende seguir los pasos dados por plataformas como Eltenedor.es, en el que “los restaurantes pueden hacer campañas de descuento a los clientes”, apunta Beltrán, que reconoce que este tipo de negocio, pese a ser “reciente, está ya muy maduro”. Los fundadores de Foodinterest trabajan para “romper el modelo” creado por Eltenedor.es, el líder del sector y recientemente adquirida por Tripadvisor, que gestionó 3,5 millones de reservas en 2013. Así, mientras que Eltenedor.es logra dos euros de ingresos por cada comensal que hace efectiva su reserva (tres euros si es un grupo), Foodinterest no cobrará a los establecimientos comisión, sino una cuota fija “de entre 30 y 40 euros al mes”, con independencia del número de personas que acudan.