El Ibex se anota un 1,1% en el cuarto mes del año

Ganadores y perdedores de la Bolsa española

Ganadores y perdedores de la Bolsa española
EFE

El Ibex cerró ayer el que ha sido su quinto mes consecutivo alza. Aunque se anotó un 1,1% en abril, a comienzos de mes las expectativas auguraban un mejor comportamiento y más después de que en las primeras sesiones el selectivo escalara a niveles de 2011. Pero las tensiones entre Ucrania y Rusia y la incertidumbre que siguió a la intervención de Mario Draghi terminaron desinflando los ánimos. Estos dos acontecimientos han servido de excusa para emprender el camino a la corrección. Sin embargo, en contra de lo que muchos pudieran pensar esto no es malo. A pesar del respiro que se han tomado los inversores, los analistas siguen confiando en la renta variable española y la sitúan entre las opciones de inversión preferidas. Como defienden desde mediados de 2013, el fondo de mercado sigue siendo alcista, aunque las subidas que permitirán al Ibex conquistar los 11.000 puntos de aquí a final de año serán escalonadas y no tan verticales como la que venía registrando desde septiembre de 2013.

Como ocurre en todo, siempre hay vencedores y vencidos. Es decir, no todos los valores han registrado el mismo comportamiento en el cuarto mes del año. Mientras algunos como Sabadell se han anotado un 9,28% otros como Gamesa se han dejado un 9,25%.

La buena marcha que viene registrando la deuda española desde comienzos de año se ha convertido en uno de los principales catalizadores del sector financiero. Pero lo que hasta el momento ha servido como impulso para la banca, puede tener los días contados. Con la rentabilidad del bono a diez años a un paso de su mínimo histórico (en septiembre de 2005 marcaba el 3,005%) los expertos creen que a la deuda ya le queda poco recorrido. Es decir, la subida de la banca tendrá que apoyarse en la mejora de sus márgenes y en los resultados de los test de estrés.

Sabadell, que en abril se ha sido en el valor que más ha subido, sigue gustando tanto a analistas como a inversores. El plan estratégico diseñado para los próximos años, que tiene como eje la salida al exterior, ha despertado el interés del mercado a la vez que permite mejorar la estructura financiera y contable. Los resultados del primer trimestre fueron el otro punto de referencia. Las cuentas de la entidad han superado las expectativas. De cara a los próximos meses los principales retos pasan por la mejora progresiva en la rentabilidad del activo, el efecto positivo de la reducción de la cartera EPA (Esquema de Protección de Activos) y la existencia de recorrido en la caída del coste del pasivo. De cumplirse todo esto, la consecuencia más inmediata sería una mejora de los márgenes de intereses, tal y como apuntan desde Renta 4.

El siguiente que acompaña en el pódium a la entidad que preside José Oliú es ACS. La constructora se anotó un 8,28% y en lo que va de año su revalorización supera ya el 25%. A lo largo del mes la compañía se ha adjudicado una serie de contratos que han servido de para propulsar a su cotización. Al contrato conseguido con la Dirección General de Tráfico (DGT) por nueve millones de euros se suman las obras de construcción de un edificio de gestión de pasajeros para el puente que unirá las regiones chinas de Hong Kong y Macao, cuyo importe podría alcanzar los 780 millones de euros así como la construcción y explotación durante 30 años de la línea 2 del metro de Perú. La obra, valorada en 3.900 millones de euros, ha sido adjudicada al consorcio que forman las españolas ACS y FCC y las italianas Impregilo y Ansaldo y la peruana Cosapi.

El consenso de los analistas consultados por Bloomberg considera que la compañía está en precio y a la espera de futuras revisiones establecen como objetivo los 30,16 euros frente a los 30,87 euros de ayer al cierre. No obstante, algunos como Main First Bank se muestran optimistas con el devenir de la empresa en Bolsa y le otorgan un potencial cercano al 20%. En cuanto a las recomendaciones, el 45,5% aconseja comprar y el 54,5%, mantener.

BME, que ayer publicó los resultados del primer trimestre, se ha anotado un 6,3% y se convierte en el tercer valor que más sube. Según las cuentas divulgadas por el operador de la bolsa española, el beneficio aumentó un 27,9% y sus ingresos crecieron un 17,8% hasta los 86 millones de euros. El incremento de los volúmenes de contratación, motivados por un mayor apetito por el riesgo de los inversores, son algunos de los ejes sobre los que se sustentan estos incrementos. Superada la resistencia de los 30,96 euros por acción, los analistas técnicos consideran que el futuro de la cotización es alcista. No obstante, el consenso de los expertos que recopila Bloomberg es más cauto y considera que sus títulos podrían ser testigos de una corrección. Asimismo, el 21% recomienda vender frente al 23% que se decanta por mantener y el 17% que aconseja vender.

Técnicas Reunidas y OHL son las siguientes cotizadas que más han subido en abril, en concreto un 5,8% y un 5,75%, respectivamente. La ingeniera española podría haberse adjudicado solo en el primer trimestre contratos por importe de 600 millones de euros. Aunque sus títulos se sitúan en niveles de mayo de 2008, algunos expertos creen que podrían seguir subiendo hasta los 52 euros por acción tal y como indica firma de análisis Kepler Cheuvreux, la cual además recomienda comprar. No obstante, y aunque en las últimas recomendaciones que recoge Bloomberg la de comprar es la más repetida, el consenso establece como precio objetivo los 42,26 euros por acción.

La cara opuesta

En el lado de los que más caen Gamesa ha sido la más castigada, con un descenso del 9,25%. Después de la revalorización registrada en 2013, cuando la compañía se anotó más de un 350%, en los últimos tiempos los inversores han apostado por la recogida de beneficios. La reestructuración llevada a cabo por el fabricante de aerogeneradores y la apuesta por el exterior parece que ya no son motivos suficientes para apuntalar nuevos ascensos. Ahora los resultados empresariales permitirán corroborar si el cambio de estrategia consigue dar sus frutos. El 21% de los expertos consultados por Bloomberg recomienda comprar frente al 37%, de vender o el 42% que aconseja mantener.

A Gamesa le sigue Indra, con un descenso del 7,37%. Después de los avances registrados por la compañía en los dos últimos años, los inversores se mantienen a la espera de nuevos acontecimientos. Si se mira al precio objetivo establecido por el consenso, en el corto plazo la compañía, que en lo que va de año suma ya un 11%, tendría que vivir una pequeña corrección. Pero dentro de los analistas que siguen al valor algunos se muestran muy optimistas. Uno de los mejores ejemplos es Banco Sabadell que además de recomendar comprar, le otorga un potencial de revalorización del 17,6%.

Como muchos analistas anticipaban a cierre del primer trimestre, el rally registrado por Acciona a comienzos de año no era sostenible y que pronto la compañía podría hacer un alto en el camino. Si se mira la evolución del mes de abril parece que los expertos han acertado en sus predicciones. Durante este tiempo los títulos de Acciona han retrocedido un 6,91% y si se atiende al consenso de Bloomberg, que establece como precio objetivo los 47,38 euros (ayer cerraron a 58,5 euros por acción), la corrección puede seguir su curso. El 68% de las firmas que siguen el valor aconsejan vender, frente al 14% que se decanta por mantener y solo el 18% restante que sigue recomendando comprar.

La lista de los cinco que más caen la completan CaixaBank (-6%) y Mediaset (-5,62%).