La estadounidense sube su oferta a 50 libras por acción, con una prima del 39%

AstraZeneca rechaza por tercera vez la opa de Pfizer

Logo de Pfizer en la sede de la compañía.
Logo de Pfizer en la sede de la compañía.

La farmacéutica británica AstraZeneca ha vuelto a rechazar a Pfizer, después de que el gigante 

AstraZeneca se cierra en banda.Ha rechazado ya dos ofertas económicas claras de compra por parte de la estadounidense Pfizer e incluso un acercamiento que sólo pretendía negociar la operación. El consejo de administración de AstraZeneca consideró el viernes que la oferta de 63.000 millones de libras (76.755 millones de euros) es “inadecuada” y que “infravalora sustancialmente” a la británica.
La nueva oferta valora a AstraZeneca en 50 libras por acción e incluye un mayor pago en efectivo que en la primera proposición, que suponía pagar 46,61 libras por acción, unos 72.000 millones de euros. Esta nuevo importe supone una prima del 39% con respecto al cierre de la acción de AstraZeneca del pasado 3 de enero, el día antes a reconocer el primer acercamiento entre ambas compañías. Posteriormente, la multinacional estadounidense presentó la primera oferta rechazada.
La británica subrayó el excesiva proporción de la oferta consistente en el abono de acciones de la propia Pfizer. La propuesta supone el pago del 32% de la cantidad en efectivo y el 68%, en acciones de la nueva empresa Pfizer-AstraZeneca, es decir, 15,98 libras en efectivo y 1.845 acciones de la nueva sociedad por cada título de AstraZeneca, porcentaje que difiere muy poco de la anterior proposición, que suponía un abono del 70% en acciones de la estadounidense. Además, a AstraZeneca tampoco le gusta el enfoque fiscal que subyace en la inversión de la compañía estadounidense, a la que esta adquisición le evitaría repatriar gran parte de la liquidez que atesora y ahorrarse así el pago de los correspondientes impuestos.
“La oferta de Pfizer diluiría de manera dramática la exposición de nuestros accionistas a nuestra línea de proyectos y supondría riesgos para su cumplimiento, por lo que el consejo no duda en rechazarla”, añadió. AstraZeneca sigue “invirtiendo significativamente en investigación y desarrollo y en producción en Reino Unido, Suecia y EEUU”, destacó Leif Johansson, presidente de la compañía británica, quien subrayó el “fuerte momento” experimentado por la firma como empresa independiente.
La oferta de 50 libras no es tan interesante para los accionistas que decidan ir al mercado ahora, un escaso 3,8% respecto del precio de cierre del jueves y del XX% respecto de los XXX libras con las que cerró la sesión del viernes. El presidente y consejero delegado de Pfizer, Ian Read, destacó la “significativamente positiva reacción del mercado” a la confirmación el pasado 26 de abril por parte de Pfizer de su interés por AstraZeneca. Las acciones se han revalorizado cerca de un 40% desde enero de este año, cuando comenzaron las conversaciones entre las empresas y un 18% desde el 26 de abril.
“El consistente mensaje que hemos escuchado en los mercados refuerza nuestra creencia de que existe una razón muy convincente desde el punto de vista estratégico, empresarial y financiero para la fusión de ambas compañías”, indicó Read. “Creemos que nuestra propuesta es sensible a las opiniones de los accionistas de AstraZeneca, y proporciona una base sólida sobre la que llegar a términos recomendables para la combinación de las dos compañías”, añadió.
Pfizer informó el viernes de que ha enviado una carta al primer ministro británico, David Cameron, para hacerle saber que la empresa se compromete a construir el centro de investigación y desarrollo que AstraZeneca tenía planeado en Cambridge.
Además, asegura que mantendrá al menos un 20% de la investigación y desarrollo de la nueva empresa en el Reino Unido, un número “sustancial” de fábricas de AstraZeneca en el país y que colocará a al menos dos directivos de la británica en el consejo de Pfizer