Constancio señala que aún existen riesgos en la zona euro

BCE: "Es demasiado pronto para declarar que la crisis se ha superado"

 Vista del logotipo del euro frente a la sede del Banco Central Europeo (BCE) en Fráncfort.
Vista del logotipo del euro frente a la sede del Banco Central Europeo (BCE) en Fráncfort. EFE

El vicepresidente del Banco Central Europeo (BCE), Vítor Constancio, dijo hoy que “es demasiado pronto para declarar que la crisis se ha superado” y consideró que la zona del euro afronta “grandes riesgos”.

En una conferencia sobre la integración y estabilidad financiera europea, Constancio señaló que “hemos mejorado y estabilizado la situación”. “Es un logro importante pero no es el final de la carretera y es demasiado pronto para declarar que la crisis se ha superado”, según el vicepresidente del BCE.

Constancio recordó que la integración del mercado de dinero mejora lentamente, especialmente en el segmento asegurado, y que los indicadores cuantitativos confirman una estabilización en los mercados de bonos y una mejora en la integración de los mercados de acciones.

“Dado donde estábamos apenas hace dos años -en el límite de la redenominación de riesgos- este progreso es alentador. Sin embargo, no significa que estemos fuera de la zona de peligro”, apostilló Constancio.

El vicepresidente del BCE advirtió de que todavía existe una gran dispersión en los costes de endeudamiento para las empresas no financieras en los países de la zona del euro, por lo que se mantiene una significativa fragmentación financiera en la eurozona.

“Esto es una preocupación para la recuperación y también para la política monetaria y de prudencia macroeconómica”, según Constancio.

Añadió que “los fuertes incrementos de la rentabilidad de los bonos de todo el mundo tras una abrupta reevaluación del riesgo son actualmente el principal riesgo para la estabilidad financiera” que afronta Europa, y advirtió de que también hay riesgos derivados de la tensa situación entre Ucrania y Rusia, informa EFE-Dow Jones.

“La mayor sensibilidad a los acontecimientos, especialmente en Ucrania y Rusia, eleva aún más los riesgos de un desmantelamiento desordenado de las tendencias recientes”, añadió la fuente.