En los sectores ‘Fintech’, turismo, energía y farmaceútico

‘Goliats’ españoles en busca de ‘Davides’

Rodolfo Carpintier, fundador de la española DaD, y Julie Meyer, consejera delegada de Ariadne Capital y fundadora de los First Tuesday.
Rodolfo Carpintier, fundador de la española DaD, y Julie Meyer, consejera delegada de Ariadne Capital y fundadora de los First Tuesday.

"Uno de los problemas más serios que tiene la empresa española es que no invierte en innovación comprando start-ups”. Quien hace esta afirmación es Rodolfo Carpintier, el fundador de la histórica incubadora española de negocios por internet Digital Assets Deployment (DaD) y uno de los los grandes inversores españoles del mundo de internet. Su empresa ha participado en algunos de los proyectos online más exitosos en España como Buyvip, comprada más tarde por Amazon por cerca de 80 millones, y Tuenti, la red social vendida en 2010 a Telefónica por 70 millones.

La situación, dice, contrasta con lo que están haciendo las empresas a las que mejor le están yendo los negocios cosas. “Firmas como Google compraron el año pasado dos compañías por semana, a una valoración media de 41 millones de dólares”, cuenta a CincoDías, mientras se lamenta de que ninguna empresa española –salvo alguna excepción– estén comprando compañías innovadoras, “empresas que pueden revolucionar sus modelos de negocio”.

Para cambiar la situación en España, DaD acaba de firmar un acuerdo con Entrepreneur Country, una iniciativa impulsada por la emprendedora e inversora estadounidense Julie Meyer, que se hizo famosa en Europa por lanzar el evento de networking First Tuesday en plena efervescencia de las puntocom. Un proyecto, que llegó a extenderse por 17 países europeos, y que vendió dos años más tarde por 50 millones de dólares.

Exclusividad para España

Entrepreneur Country se puso en marcha en 2008 por Meyer, hoy consejera delegada de la firma de inversión Ariadne Capital. “La iniciativa busca ligar lo que ella llama los Goliats con los Davides de este mundo”, cuenta Carpintier, que apunta que acaban de lanzar sus servicios en España, donde DaD es su representante en exclusiva. También trabajarán juntos, pero sin exclusivadad, en algunos países latinoamericanos como México y Colombia.

“Lo que haremos será estudiar bien los modelos de negocio tradicionales de nuestros clientes, analizar cómo están cambiando por el actual proceso de digitalización que afecta a todas las industrias y les ayudaremos a identificar las empresas disruptivas, aquellas que están cambiando sus modelos de negocio”.

El veterano inversor español advierte que la necesidad “de estar al tanto de todo lo que está pasando, de conocer las empresas realmente rompedoras”, no se limita a las firmas del sector TIC, como puedan ser en el caso español Telefónica o Indra. “Hablamos de Repsol, de Iberdrola, del Grupo NH, del BBVA... cualquier empresa por muy innovadora que sea sabe que hay otras mejores que ella innovando fuera. Basta ver cómo IBM, Cisco u Oracle compran docenas de empresas cada año”.

Entrepreneur Country tiene en la actualidad una base de datos con 65.000 empresas innovadoras de todo el mundo, y crecerá a un millón este año, dice Carpintier. “Nuestra oferta tiene un precio estándar, 250.000 euros al año, y lo que ofrecemos a los clientes es un sistema de monitorización para detectar empresas en cualquier parte del mundo que pueda mejorar sus procesos de negocio, les recomendamos cómo integrarla o cómo mantenerlas en paralelo sin desintegrarlas, porque es importante evitar el abrazo del oso, porque muchas grandes empresas no saben cómo gestionar una pequeña”.

Telefónica y BBVA dan pasos tímidos

Aunque de forma muy tímida, en España algunas empresas (Goliats) han empezado a mover ficha para localizar y comprar sturt-ups (Davides) con modelos de negocio disruptivos. Carpintier cita dos: BBVA, que el pasado febrero compró Simple por 117 millones de dólares, y Telefónica, que hace unas semanas adquirió la joven empresa española eyeOS, y en 2013 la firma de seguridad Eleven Paths. “Son movimientos muy interesantes”, como dice el fundador de DaD, pero aún están lejos de empresas como Apple que, como apuntó este miércoles su consejero delegado, ha adquirido 24 empresas en los últimos 18 meses.

DaD y Ariadne Capital ya están preparando dos ofertas en firme para dos entidades financieras españolas. Ambas compañías esperar hacer unas 10 presentaciones de aqui a final de año y firmar al menos un par de contratos. “Si las empresas entendieran lo importante que es para su futuro tener controlado todo su ecosistema, detectando amenazas y oportunidades, todas deberían firmar un contrato de este tipo, porque les da una visión más sólida de lo que está pasando en el mercado y les permitiría adquirir empresas a un precio por encima de lo que vale en ese momento, pero muy inferior a lo que indica su potencial de futuro”. DaD y Ariadne Capital han puesto foco inicialmente en los sectores Fintech (una amenaza para la banca tradicional), turismo, farmaceútico y energía”.