Vende 3.060 millones, algo más del máximo previsto

El Tesoro sube el interés en las letras a 3 meses y lo baja en el papel a 9 meses

España espera captar esta semana hasta 8.500 millones de euros esta semana.
España espera captar esta semana hasta 8.500 millones de euros esta semana.

La primera subasta prevista para esta semana ha tenido un resultado mixto. El Tesoro español la logrado captar 3.060 millones de euros, por encima del objetivo de entre 2.000 y 3.000 millones, aunque ha tenido que elevar el interés ofrecido en las letras a 3 meses, mientras que lo ha bajado levemente en las letras a 9 meses.

En concreto, el organismo ha vendido 1.070 millones en letras a 3 meses con una alta demanda que ha superado en 4,1 veces lo colocado (3,2 veces en la anterior ocasión). El tipo medio de este papel ha subido al 0,324% desde el 0,189% de la anterior subasta del 18 de marzo.

Por otro lado, ha colocado 1.990 millones en letras a 9 meses con una demanda que ha superado en 2,5 veces lo vendido (2,4 veces en la anterior ocasión). En este caso, el tipo medio se ha moderado ligeramente, al pasar del 0,480% de la subasta de marzo al 0,465% actual.

"Con tipos de interés ya tan bajos, es fácil entender su volatilidad. Lo importante sigue siendo la elevada demanda que se mantiene. "A finales del primer trimestre el Tesoro ya había colocado casi la mitad de la emisión neta prevista para el año, exclusivamente a través de deuda a medio y largo plazo", añade.

España espera captar esta semana hasta 8.500 millones de euros. El próximo jueves el objetivo de emisión oscila entre 4.500 y 5.500 millones con bonos a tres y cinco años y obligaciones a diez.

En concreto, la rentabilidad del bono a diez años, cuyo diferencial con el alemán del mismo plazo permite medir el riesgo país, ha pasado de superar el 4% a principios de año a prácticamente rozar el 3%. El bono español a diez años marcó su mínimo histórico desde que existen registros, en 1997, el 21 de septiembre de 2005, cuando cerró en el 3,005%. La prima de riesgo de España, por su parte, se sitúa ahora por debajo de 160 puntos básicos, sus niveles más bajos desde el verano de 2010.