El presidente del ‘lobby’ de las gestoras se reúne con la presidenta de la CNMV

La industria de fondos advierte que Europa saldrá perdiendo con la tasa Tobin

Christian Dargnat, presidente de la asociación europea de gestión de activos, EFAMA.
Christian Dargnat, presidente de la asociación europea de gestión de activos, EFAMA.

La industria europea de fondos de inversión lo tiene claro: la aplicación de la tasa Tobin sobre las transacciones financieras será un ruinoso negocio para las arcas públicas de los países de la Unión Europea; recaudarán menos de lo previsto y sufrirán una importante merma de ingreso por la deslocalización de gestoras.

Así de contundente se muestra el presidente del lobby europeo de las compañías de gestión de activos (Efama, en sus siglas en inglés). Christian Dargnat, que visita Madrid para reunirse con varias personalidades, entre ellas con la presidenta de la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), Elvira Rodríguez. Dargnat ha expresado la preocupación del sector por los últimos avances políticos para la puesta en marcha de un impuesto comunitario sobre las transacciones financieras.

“Si se impone este nuevo gravamen, muchas firmas empezarán a intermediar sus compraventas de activos financieros desde otras plazas, como Wall Street o las Bolsas asiáticas”, apunta Dargnat en un encuentro con periodistas. “Esto provocará el cierre de oficinas de front office y back office y la pérdida de muchos puestos de trabajos e ingresos fiscales”.

El presidente de la Efama también recordó que la puesta en marcha de un impuesto similar en Italia había sido un fracaso. “Se intentó gravar el mercado de derivados y, en tan solo dos semanas, este tipo de transacciones se habían trasladado a otros mercados”.

Menos planes de pensiones

De acuerdo con cálculos realizados por la asociación que preside, un trabajador que esté aportando dinero para su pensión de jubilación podría llegar a perder, en un plazo de 30 años, hasta el 33% de los rendimientos del producto por el peaje fiscal que implicaría la aplicación de la conocida como tasa Tobin.

Dargant ha explicado que espera que los gobernantes europeos puedan recapacitar sobre el impuesto sobre transacciones europeas y lo reformulen para evitar la puesta en marcha de una tasa “injusta y poco eficaz”.

Críticas por el exceso de regulación del sector

M. M. M.

La batería legal que debe afrontar en los próximos trimestres la industria europea de gestión de activos es apabullante: la directiva MiFid II (sobre venta de activos financieros); Ucits V y VI (sobre una definición comunitaria sobre acciones bursátiles), Dodd Frank (sobre exigencias de separación a la banca respecto a su negocio tradicional y su negocio de banca de inversión)..., junto con la normativa LEI, Prips, Eltif... “En los últimos cinco años se han aprobado hasta 30 nuevas regulaciones que afectan directamente a la industria”, explicaba ayer el presidente de la Efama, Christian Dargnat. El también director general de BNP Paribas Asset Management apuntó que, a cambio de este ingente esfuerzo, el sector debería mejorar su percepción social y resaltar el valor añadido que aporta.