Arduino la plataforma que ha ido desde las aulas al Internet de las cosas

Massimo Banzi, el hombre que ha puesto el Open Hardware al alcance de todos

MWC 2014: Massimo Banzi, el hombre que ha puesto el Open Hardware al alcance de todos
Massimo Banzi el hombre que ha puesto el Open Hardware al alcance de todos

Massimo Banzi, uno de los responsables del proyecto Arduino, estuvo presente en 4YFN, el evento para emprendedores e inversores en el campo mobile que organizó la Mobile World Capital Barcelona durante el pasado Mobile World Congress.

Junto con Linus Torvalds, Douglas Engelbart y Steve Jobs, Massimo es una de las personas que han hecho que el mundo cambie. Especialmente en cuando al desarrollo y aplicación de la tecnología.

Linus Torvalds es el origen de Linux, el sistema operativo que está detrás de la mayoría de dispositivos e infraestructuras informáticas y uno de los elementos clave para el triunfo del Open Software, o software de código abierto. Douglas Engelbart fue pionero en las interfaces de usuario basadas en objetos y adelanto elementos como el ratón. Steve Jobs ha sido una persona clave para popularizar determinadas formas de usar los ordenadores y de su evolución hacia los smartphones y tablets.

Massimo Banzi ocupa, con el resto de su equipo, una posición muy destacada al ser uno de los padres del proyecto Arduino que desde unos inicios muy modestos ha hecho que el Open Hardware deje de ser un concepto de nicho para estar al alcance de todo el mundo.

"Teníamos unas necesidades muy sencillas. Trabajábamos con estudiantes de diseño, muy inteligentes pero sin conocimientos previos de hardware o software", cuenta Massimo Banzi. "Así que creamos Arduino para poder darles herramientas sencillas de usar que no implicasen tener que estudiar cinco años de electrónica. Queríamos crear herramientas que fuesen sencillas de usar, y eso fue lo que hicimos".

Arduino es un entorno de desarrollo de aplicaciones con microcontroladores que comenzó en 2005 para resolver las necesidades de los estudiantes que trabajaban en proyectos electrónicos. Las alternativas en el momento tenían un coste prohibitivo para los usuarios individuales y exigían un gran conocimiento de electrónica y programación de sistemas básicos.

"Empezó así, siendo una cosa muy sencilla. Continuamos realizando diferentes tipos de experimentos y aprovechando y apoyando el trabajo que otras personas estaban haciendo con herramientas Open Source".

Arduino es una placa con un controlador Atmel AVR de 8 bits y entradas y salidas analógicas y digitales a las que se puede acoplar cualquier tipo de sensor o actuador. Todo el sistema se programa desde un ordenador mediante el lenguaje Wiring que destaca por su sencillez. El coste de una placa de Arduino es inferior a los 30 euros y permite desarrollar prototipos o pequeñas tiradas de aparatos cuyas aplicaciones van desde el Internet de las cosas a controladores para robots, juguetes, controladores industriales, la electrónica de impresoras 3d o los pilotos automáticos de drones.

"Cuando empezamos a trabajar en esta idea, en 2002, un procesador de 8 bits era lo habitual y lo que permitía ajustar mejor los costes. De hecho, incluso ahora mismo, un procesador de 8 bits es perfectamente válido para cualquier aplicación. No necesitas una tecnología muy sofisticada para ser creativo. Hay una especie de obsesión en la industria por focalizarse únicamente en sistemas con más potencia en lugar de centrarse en facilitar una mayor creatividad".

"Los que desarrollamos Arduino usábamos Linux de manera casi exclusiva y comprendíamos perfectamente las ventajas y la importancia de que la plataforma fuese abierta. Fue un experimento para conseguir que todo el mundo tuviese acceso a la tecnología".

Hay miles de personas que están desarrollando empresas y negocios alrededor de Arduino, inspirándose en la idea y el producto, haciendo sistemas compatibles con Arduino o desarrollándolos a partir de la plataforma. "Creo que hemos creado un ecosistema de negocio que va más allá del entorno educativo y que puede estar moviendo unos cuantos cientos de millones de dólares al año. Hay muchas pequeñas empresas que desarrollan dos o tres productos basados en Arduino que permiten que tres o cuatro personas se puedan ganar bien la vida y eso nos satisface mucho".

"No esperábamos que Arduino fuese a tener el éxito que tiene. Ciertamente lo deseábamos, pero en aquel momento trabajar con electrónica no era cool. Ahora hay montones de startups trabajando con electrónica y es algo muy cool".

"Algunos de los proyectos que partieron de Open Hardware como Makerbot o Ardupilot están saliendo del Open Source y tenemos que aceptarlo a pesar de que pienso que están cometiendo un error. El problema es que hay gente que no mira suficientemente lejos en el futuro y siguen demasiado atados a formas anteriores de desarrollo y producción. Open Source y Open hardware depende de que haya mucha gente usándolo y contribuyendo con sus aportaciones al desarrollo. No es tanto un entorno orientado a un único producto como una comunidad que contribuye a resolver una serie de necesidades".

Arduino va a continuar trabajando en simplificar la plataforma para conseguir que más gente pueda crear. Además de continuar con la simplificación de la forma de programar Arduino están trabajando en la integración de Internet y capacidades de computación en la nube y en contribuir a que Linux pueda resultar igual de sencillo. "La idea de futuro es poder tener los Arduino conectados a la red con facilidad e integrarlos en entornos Linux de manera sencilla además de promover estándares abiertos para el Internet de las cosas".