Andalucía, destino de inversiones

Algeciras, escala y calado para barcos del mundo

La bahía de Algeciras es puerto clave y líder del Mediterráneo en los tráficos de referencia en el transporte marítimo

El puerto de Algeciras, referente mundial en el tráfico internacional de contenedores y un enclave logístico de primera magnitud.
El puerto de Algeciras, referente mundial en el tráfico internacional de contenedores y un enclave logístico de primera magnitud.

Si de algo puede presumir el Puerto Bahía de Algeciras, entre otras muchas cosas, es de su privilegiada situación geoestratégica. Ubicado en el estrecho de Gibraltar, en la confluencia de las principales rutas marítimas del mundo en transporte de mercancías, Algeciras es el puerto entre el océano Atlántico y el mar Mediterráneo y un puente marítimo entre el norte de África y Europa. Su excepcional emplazamiento ha favorecido su constante desarrollo y crecimiento hasta convertirse en un referente mundial en el tráfico internacional de contenedores y en un enclave logístico de primera magnitud.

El estrecho de Gibraltar tiene unas condiciones naturales que permiten que las navieras puedan ofertar en sus rutas mundiales zero deviation (cero desviación), lo que supone una importante ventaja tanto en ahorro de costes como de tiempo. A esta valiosa situación hay que sumar unas infraestructuras portuarias sin limitaciones para acoger los barcos de nueva generación, los Triple E, los mayores del mundo, con los que ya han comenzado a operar las navieras y que necesitan, al menos, 17 metros de calado en el muelle.

Algeciras es el líder del Sistema Portuario Nacional y del Mediterráneo en los dos tráficos de referencia: el total, con 91 millones de toneladas en 2013, y el de contenedores, con 4,34 millones de TEU (unidad de medida de capacidad de transporte marítimo en contenedores, estandarizados en seis metros). Además, absorbe una quinta parte de las mercancías y casi un tercio de los contenedores que pasan por los puertos españoles.

Las magníficas condiciones naturales de abrigo y calado que reúne la bahía han convertido al puerto en pionero en acoger buques de última generación, como los Triple E de Maersk Line. Estos megabuques comenzaron a hacer escala de forma regular en la dársena del Estrecho. Para hacerlo posible ha sido necesario acometer durante los últimos años importantes inversiones, tanto privadas como públicas. De hecho, APM Terminals Algeciras, el primer operador mundial de terminales de contenedores, tiene una inversión prevista en el puerto que roza los 50 millones de euros.

El tráfico de mercancías alcanzó una cifra récord de casi 91 millones de toneladas

La APM terminal de Algeciras está considerada como una de las más importantes y modernas del mundo en el transporte marítimo; además, la incorporación, desarrollo y utilización de las últimas tecnologías la sitúan también como una de las terminales de contenedores más eficientes del planeta.

En paralelo, la Autoridad Portuaria de la Bahía de Algeciras (APBA) trabaja para incrementar los metros de muelle en los que pueden atracar los Triple E con una partida de otros 20 millones de euros, cofinanciados con fondos europeos. Este es uno de los motivos por el que el de Algeciras ha sido elegido por la Alianza P3 como puerto clave en su estrategia mundial y lo que en el sector se denomina “la batalla del contenedor”.

A principios de año, los tres principales operadores de tráfico de contenedores del mundo, Maersk Line, Mediterranean Shipping Company (MSC) y la francesa CMA CGM, anunciaron que dejaban a un lado su rivalidad en las rutas este-oeste y combinarían sus servicios en una gran alianza de transporte de contenedores, denominada P3. Entre las tres líneas controlarán casi el 50% del mercado de transporte de contenedores entre Asia y Europa.

Así, el puerto de Algeciras formará parte de, al menos, cuatro servicios de la alianza P3. En primer lugar, el Asia-Europe (AE1) de Maersk, denominado Albatros por MSC y que une los cinco mayores puertos asiáticos con los tres más grandes de Europa. Hará escala en Algeciras y en Tánger con los nuevos megaportacontenedores Triple E, con capacidad para 19.000 TEU.

Otra de las rutas entre Asia y Europa que incluye el hub del Mediterráneo occidental es el AE-6 –denominado por MSC como Condor–, en la vía de retorno desde el norte de Europa a Oriente. Algeciras está además incluido en el servicio Transatlantic 6, que une Italia y España con dos puertos mexicanos y cuatro estadounidenses, y en cuarto lugar, con el servicio Transpacific 13, desde Taiwán a los puertos de Newark, Savannah y Charleston, en Estados Unidos.

Pero el puerto de Algeciras no solo mueve contenedores. También es un puerto altamente diversificado, manteniendo altos volúmenes en la mayoría de los tráficos portuarios, aunque entre ellos destacan –además del tráfico total y el tráfico de contenedores, ya mencionados– los graneles líquidos, el avituallamiento o el tráfico del Estrecho (pasajeros, vehículos y camiones), entre otros.

La suma de todo ello ha llevado al puerto de Algeciras a disponer de la mayor conectividad marítima, con 22 navieras de contenedores, en 2013, operando de forma regular con 156 puertos del mundo, y un puente marítimo en el Estrecho, con una oferta imbatible en competitividad, con salidas cada hora en la línea Algeciras-Tánger Med. Un enlace básico que canaliza buena parte de los intercambios comerciales entre Europa y Marruecos.

Para hacer posible que todo este engranaje funcione, es fundamental la actuación del Puesto de Inspección Fronteriza (PIF). El de Algeciras es el único de España autorizado por la Unión Europea para inspeccionar todos los tipos de mercancías, y es el único del Mediterráneo con licencia para inspeccionar, por ejemplo, animales exóticos

Más pasajeros y vehículos

Las imponentes infraestructuras del puerto permiten el atraque de los barcos quenecesitan hasta 17 metros de calado.
Las imponentes infraestructuras del puerto permiten el atraque de los barcos quenecesitan hasta 17 metros de calado.

El tráfico de pasajeros fue de 5,17 millones de personas en 2013, un 7,8% más que el año anterior, mientras que el de vehículos alcanzó 1,18 millones, el 3,8% más.

Los puertos, y el de Algeciras no es una excepción, ya no son solo muelles, sino también zonas logísticas que necesitan terrenos para que se instalen las empresas. Con ese objetivo, el puerto de Algeciras trabaja en colaboración con la Junta de Andalucía para construir una potente Zona de Actividades Logísticas, en la que las empresas ya han comenzado a invertir, lo que supone una magnífica oportunidad para estar muy cerca del puerto de Algeciras, conectado directamente con las carreteras A-7, AP-7 y A-381 y junto a la línea de ferrocarril Algeciras-Bobadilla-Madrid, integrado en los corredores europeos prioritarios del Mediterráneo y Atlántico.

Los datos de 2013 reflejan la importancia creciente del puerto. Así, a la cifra récord de casi 91 millones de toneladas alcanzada en el tráfico total de mercancías, un 2,3% más que en 2012, se suman otras marcas, como la registrada por el buen comportamiento final de los graneles líquidos, que también, por primera vez, superan los 24 millones de toneladas (+5,7%), y la mercancía general, que suma 60 millones de toneladas (+2,3%).

Uno de los apartados de mayor porcentaje en crecimiento anotado en 2013 es para el tráfico de contenedores, con un 5,5% más que en 2012. El tráfico de camiones que utilizan las líneas marítimas del Estrecho sumó 252.354 unidades el año pasado, anotando un espectacular crecimiento del 9,04%. De ellos, 203.604 (+10,31%) utilizaron la línea marítima que cada hora une Algeciras con Tánger, al otro lado del Estrecho.

Especialmente destacables son los tráficos ferroviarios con origen o salida en la terminal del muelle de Isla Verde Exterior, operativa desde el verano de 2012 y que se ha triplicado en este último año hasta alcanzar los 18.228 TEU (+192,12%) y 305.726 toneladas (+138,52%). El número de trenes que han utilizado la instalación ha crecido un 47,5%. En cuanto a la pesca, los datos son muy similares a los de 2012, aunque las descargas en lonja cayeron un 1,15%.

El ferrocarril, vital para la competitividad de la bahía

Panorámica de la bahía de Algeciras, en el estrecho de Gibraltar.
Panorámica de la bahía de Algeciras, en el estrecho de Gibraltar.

El tren es la asignatura pendiente del puerto de Algeciras, y más teniendo en cuenta que la Zona de Actividades Logísticas (ZAL) de la bahía, integrada en la Red Logística de Andalucía, está ubicada junto a la línea ferroviaria Algeciras-Bobadilla-Madrid.

Esta, a su vez, se integra en dos de los nueve corredores prioritarios –Mediterráneo y Atlántico– de la Red Transeuropea de Transportes aprobada por la UE en 2013.

Ambos corredores tienen en Algeciras su punto de partida, por lo que el municipio desempeñará un papel clave en el desarrollo de ambos y favorecerá su competitividad.

El tramo ferroviario entre Algeciras y Bobadilla, en Antequera, 178 kilómetros, resulta vital en la planificación del Corredor Mediterráneo y sería un enorme impulso tanto para el crecimiento de las instalaciones portuarias como para el desarrollo económico de la zona.

La Junta se ha volcado en acelerar la ejecución del trazado, pendiente de una importante inversión y de su electrificación. Esta es imprescindible para aumentar la velocidad de los trenes y favorecer la competitividad de la salida de mercancías, tanto importaciones como exportaciones.

Pioneros en automatizar terminales para los Triple E

Algeciras absorbe una quinta parte de las mercancías y un tercio de los contenedores que entran por mar en España.
Algeciras absorbe una quinta parte de las mercancías y un tercio de los contenedores que entran por mar en España.

Hasta la llegada de los Triple E, los barcos de carga más grandes del mundo, el puerto de Algeciras fue el primero en semiautomatizar terminales de contenedores de la mano de la naviera coreana Hanjin Shipping. Una experiencia que ahora es copiada por la mayoría de los puertos importantes del Mediterráneo.

La Junta ha destinado más de 16 millones de euros al proyecto para ampliar la terminal de contenedores en el muelle de Isla Verde, que afianzará la posición del complejo portuario. 

La calificación Triple E se deriva de los tres principios a los que responde su diseño: economía de escala, energía eficiente y ambientalmente mejorado.

Estos buques son considerados gigantes por sus dimensiones, casi 400 metros de largo, 59 de ancho y 73 de alto, superando a los mayores petroleros, y también son los portacontenedores más eficientes y sostenibles por el ahorro de costes que permiten y el uso eficiente de sus motores.

Pueden transportar 18.000 contenedores, un 18% más que sus predecesores.