Sustituye la obligatoriedad por prejubilaciones, bajas incentivadas y traslados

Coca-Cola cede, abre el grifo del dinero y retira el ERE forzoso

Prejubilaciones a partir de 56 años, con el 80% del salario neto que pagará hasta los 63 años

Bajas voluntarias con 45 días por año, con un tope de 42 mensualidades y 10.000 euros adicionales

Indemnización por traslado de 15.000 euros, con ayuda de alquiler de vivienda de 500 euros durante dos años

Mantiene el cierre de cuatro plantas aunque recorta el número de afectados a 1.190

Latas de refresco.
Latas de refresco.

El embotellador de Coca-Cola en España ha cedido. A solo tres días de que acabara el plazo legal de negociaciones para el ERE, la empresa presidida por Sol Daurella ha optado por cambiar de estrategia y retirar toda apelación de obligatoriedad en el expediente de regulación de empleo y sustituirlo  por un plan de bajas voluntarias, traslados y prejubilaciones.

En paralelo, la empresa, que mantiene el cierre de las cuatro plantas señaladas (Madrid, Asturias, Palma de Mallorca y Alicante), ha abierto el grifo del dinero y ha elevado considerablemente las indemnizaciones previstas. Así para las bajas voluntarias se ofrece 45 días de salario por año de servicio, con tope 42 mensualidades y 10.000 adicionales.

Los trabajadores que opten por acogerse a las recolocaciones percibirán una indemnización de 15.000 euros por traslado, además de una ayuda de vivienda de 500 euros al mes durante dos años. Las prejubilaciones se ofertarán a partir de 56 años. Quien se acoja percibirá un 80% de su salario neto hasta los 63 años. Según un comunicado de la compañía, "podrán acogerse a esta medida aquellos con edad igual o superior a 57 años en centros no afectados".

 La empresa asegura que "con esta propuesta CCIP vuelve a reiterar su absoluta voluntad  negociadora y confía en seguir avanzando por la senda del diálogo para alcanzar juntos, un acuerdo satisfactorio para todos, dentro del periodo legal de consultas cuyo plazo finaliza el próximo 21 de febrero".

Resultados

Por otro lado, fabricante estadounidense de refrescos, Coca-Cola, obtuvo en 2013 un beneficio atribuido de 8.584 millones de dólares (6.245 millones de euros), lo que supone un 4,8% menos que los 9.019 millones de dólares (6.561 millones de euros) del ejercicio anterior, informó la compañía.

Por su parte, las ventas de la empresa con sede en Atlanta alcanzaron en el conjunto del último ejercicio los 46.854 millones de dólares (34.086 millones de euros), un 2,4% menos que los 48.017 millones de dólares (34.935 millones de euros) de 2012, mientras que el volumen global aumentó un 2%.

Este descenso de los ingresos se debe principalmente a la caída registrada en la región de Pacífico (-7%) y en sus inversiones en embotelladoras (-14%). Por el contrario, aumentaron un 4% en Europa y un 2% en América Latina y Eurasia y África, mientras que América del Norte se mantuvieron estables.

En el último trimestre del año, el fabricante de bebidas refrescantes, que cuenta también con marcas como Sprite o Fanta, registró un beneficio de 1.710 millones de dólares (1.244 millones de euros), un 8,4% menos, mientras que la facturación cayó un 3,6%, hasta los 11.040 millones de dólares (8.032 millones de euros).

El presidente y consejero delegado de The Coca-Cola Company, Muhtar Kent, destacó que 2013 fue un año marcado por los “persistentes desafíos macroeconómicos” en muchos mercados de todo el mundo.

“Aunque nuestro negocio no fue inmune a estas presiones que llevaron a un moderado crecimiento del volumen global, generamos unos sólidos resultados financieros en línea con nuestros objetivos de beneficio a largo plazo”, agregó.

Kent aseguró que la empresa sigue trabajando para recuperar impulso en 2014 y que ve “muchas razones” para pensar que puede acelerar su crecimiento y cumplir con sus estrategia 2020 Vision.

Comisiones Obreras rechaza la oferta y pide seguir negociando

El sindicato CCOO ha rechazado la oferta presentada este martes por Coca-Cola Iberian Partners, al considerar que se trata de la “misma oferta” que la presentada en el inicio del periodo de consultas.

Según indicaron a Europa Press fuentes de CCOO, la propuesta del embotellador sigue siendo la “misma”, salvo con más dinero, y han reiterado que el objetivo es el de “mantener los puestos de trabajo y las plantas de producción”.

El sindicato ha calificado de cambio “casi insignificante” el referente al número de trabajadores afectados en el ERE, que se rebaja de la propuesta inicial de 1.253 a 1.190 trabajadores y ha recalcado que “se mantiene el cierre de las plantas” previstas (Fuenlabrada, Asturias, Palma de Mallorca y Alicante), por lo que no ve “ninguna voluntad de negociación” y sí una “imposición” por parte de la dirección del embotellador único.

Los representantes de los sindicatos y la dirección de Coca-Cola Iberian Partners tienen previsto volver a sentarse en la mesa de negociación mañana y el jueves, dado que el plazo para alcanzar un acuerdo concluye este viernes. “Si negociamos sobre la base de no cerrar plantas de producción y despidos no traumáticos podemos llegar a un entendimento”, han señalado desde el sindicato.

Coca-Cola Iberian Partners ha subrayado que con las medidas presentadas hoy a los sindicatos “se facilita que no haya ninguna salida forzosa vinculada” a este proceso y ha vuelto a reiterar su “absoluta voluntad negociadora”, al tiempo que confía en seguir avanzando por la senda del diálogo.

o

Normas
Entra en El País para participar