Clausura los centros de Madrid, Asturias, Alicante y Mallorca

Coca-Cola cerrará cuatro plantas y despedirá a 1.250 trabajadores

Coca-Cola cerrará cuatro plantas y despedirá a 1.250 trabajadores

Iberian Partners, que integra a las siete embotelladoras de Coca-Cola en España, Portugal y Andorra, presentó ayer un Expediente de Regulación de Empleo (ERE) por “causas organizativas y productivas”. El encaje de las estructuras de las siete empresas durante el último año ha detectado “duplicidades e ineficiencias”, según comunicó ayer el grupo.

Trasladado a números, la búsqueda de la optimización supondrá el cierre de las plantas de Fuenlabrada (Madrid), Colloto (Asturias), Alicante y Palma de Mallorca. El impacto laboral será importante.

El ERE incluye 1.250 despidos (el 25% de la plantilla total), pero ese colectivo pudiera reducirse en 500 empleados si aceptan su reubicación en las otras siete plantas de Iberian Partners, repartidas por A Coruña, Galdakao (Vizcaya), Barcelona, Málaga, Sevilla, Santa Cruz de Tenerife y Valencia. Iberian Partners facilitará la vía de las prejubilaciones y de las bajas voluntarias para los empleados afectados por el ERE, presentado ayer ante la Dirección de Trabajo.

El grupo inicia ahora un periodo de consultas con empleados y sindicatos para el ajuste laboral, cuyo límite de plazo fijó para el próximo 21 de febrero.

Las plantas que continúan con actividad son las que han tenido mejores prácticas y niveles de eficiencia, de acuerdo con el análisis previo, realizado durante 2013, para determinar los cierres. La ubicación de los mismos también ha sido fundamental, porque la logística es clave en el sector de bebidas y refrescos a la hora de consolidar la rentabilidad.

Así, el “nuevo ámbito productivo” de Iberian Partners estará basado en un “mapa circular”. Según este criterio, hay una “racionalización de las plantas del norte de España”, con Galdakao y A Coruña como pilares, cada una en un extremo de la franja cantábrica. El arco mediterráneo descansará en los centros de Barcelona y Valencia. El sur queda para las instalaciones de Málaga y Sevilla. Estas instalaciones, y las de Tenerife, tendrán más producción y plantilla, según fuentes de Iberian Partners.

Aparte, el servicio de atención al cliente se centralizará en Madrid, Barcelona y Sevilla. En la capital de España tiene el grupo su sede, y desde allí gestionará las operaciones comerciales, la comunicación y los departamentos legal y financiero.

La nueva organización comercial que saldrá del ajuste estará centrada “en un modelo de venta y distribución más eficiente, con una nueva estructura operativa para la mejora en la gestión de equipos de frío y un nuevo modelo de reposición que permita maximizar la eficiencia comercial en el punto de venta”, declararon ayer desde la compañía.

La integración de las siete embotelladoras (Casbega, Colebega, Cobega, Rendelsur, Begano, Norbega y Asturbega) fue aprobada por la Comisión Nacional de la Competencia (CNC) el 17 de febrero del año pasado. Fue el fruto de dos años de negociaciones entre los socios citados, que buscaban mejorar la eficiencia de sus negocios en España y Portugal.

En el país luso, las actividades de Iberian Partners pasan por su embotelladora en Refrige. El director general del grupo y responsable del ajuste es Víctor Rufart. Su plantilla actual está integrada por 5.000 personas.

Normas