Un estudio de Deutsche Bank sostiene que las casas están en niveles más asequibles

¿Cuándo tocarán fondo los precios de la vivienda? En 2014 si la economía va bien

Un cartel de venta de pisos a la venta.
Un cartel de venta de pisos a la venta. EFE

¿Hasta cuándo caerán los precios de la vivienda en España? Desde hace tiempo que los analistas tratan de fijar una fecha, pero apenas hay acuerdo. No obstante, en un par de cuestiones sí hay unanimidad. Primero, que la mejora de la economía española está abonando el terreno para que el sector inmobiliario empiece a levantar cabeza. Y segundo, que hasta que no se reactive el crédito –la concesión de hipotecas está en mínimos históricos- los precios de las casas no terminarán de tocar fondo. Con todo, se aprecia un cierto cambio de tendencia en este 2014, dado que el grueso del ajuste ya se ha producido.

Así, según un reciente informe de Deutsche Bank sobre la situación de los mercados inmobiliarios en 11 países de la zona euro, la imparable caída de los precios de la vivienda en España desde que estallara la crisis inmobiliaria en 2008 podría tocar a su fin en 2014 si se consolida la recuperación de la economía. Según el Banco de España, el PIB español avanzó un 0,3% al cierre de 2013 y las previsiones del Gobierno apuntan a un crecimiento cercano al 1% este año. Asimismo, el propio banco de inversión alemán acaba de revisar al alza su pronóstico de crecimiento para España hasta el 0,8% anual. Y en su estudio inmobiliario viene a decir que la recuperación de la economía y la del sector inmobiliario van de la mano, de manera que "los precios estables o a la baja en la vivienda frenan la economía".

El estudio señala que España es uno de los países donde el pronunciado ajuste de los precios ha permitido que las casas vuelvan a estar en niveles más asequibles. “Han mejorado los ratios de asequibilidad y si la velocidad del ajuste se mantiene y la economía se recupera al ritmo actual, el mercado de la vivienda podría tocar fondo en 2014”.

El banco germano considera que España, junto con Irlanda, Grecia y Holanda, se encuentra en el grupo de países con economías debilitadas en los que se han producido intensas caídas en los precios de las casas. E Irlanda es el ejemplo más extremo. Es allí donde los excesos del ladrillo sobrecalentaron más los precios de la vivienda y donde el estallido de la burbuja ha tenido más impacto, con un descenso acumulado de precios del 50% desde máximos. El colapso del ladrillo y de la banca llevó al Gobierno irlandés a pedir un rescate en 2010. Grecia, también rescatada, y España, con ayudas al sector financiero, tampoco se quedan atrás en la corrección de precios, del 30%. Y en Holanda los descuentos son de hasta el 20%.

Estas cifras contrastan con las de otros países también con problemas, como Portugal e Italia, donde el coste de las casas solo ha bajado un 5% y un 10% desde el pico, respectivamente. Según Deutsche Bank, ambos países no se han visto tan afectados por la burbuja inmobiliaria, aunque sí han tenido que hacer frente a la recesión económica. En Francia, los precios también cayeron un 10%, pero hasta el año 2009 en el que empezaron a recuperarse. En el extremo opuesto se sitúan Austria y Alemania, con economías relativamente sólidas pese al azote de la crisis y donde los precios de la vivienda han mantenido una tendencia alcista.

Deutsche Bank advierte que en muchas zonas “el ajuste todavía no se ha completado”, pero destaca que en países como España y Holanda la caída del valor de los inmuebles podría estar en su fase final. De hecho, las últimas estadísticas apuntan a que los precios en España frenaron su descenso en 2013 con respecto a los años anteriores. E incluso en Irlanda, la Oficina Central de Estadística (CSO) ha registrado el primer repunte de los precios de la vivienda en cinco años.

Normas
Entra en El País para participar