Incorpora a un total de 1.026 personas dentro del plan social

Telefónica España registra 700 traslados entre provincias en el ERE

Los cambios afectan a 44 provincias

Los empleados desvinculados han realizado 1.277 cursos de formación

Sede de Telefónica en Las Tablas.
Sede de Telefónica en Las Tablas.

Telefónica sigue con el proceso de reorganización de sus plantillas en España tras el cierre a final del pasado año del expediente de regulación de empleo (ERE) universal y voluntario, que supuso la salida de algo más de 6.800 trabajadores.

Así, la compañía comunicó la pasada semana en la comisión de seguimiento del ERE que se concedieron cerca de 700 traslados interprovinciales dentro de los planes de reorganización. Así, un total de 586 correspondieron a traslados interprovinciales voluntarios y otros 114 se realizaron a través de los concursos de méritos.

En total, la movilidad de empleados dentro de Telefónica España en este proceso de ajuste afectó a 44 provincias.

De igual forma, Telefónica ha impulsado durante la ejecución del ERE los procesos de deslocalización de actividades, con la creación de centros técnicos, centros de gestión de provisión y centros de registro gráfico. Con esta estrategia, la operadora ha tratado de dotar de mayores actividades a los empleados donde la plantilla se ha visto más afectada por el proceso.

Lo cierto es que la creación de estos centros se encuadraría también en las estrategias desarrolladas por Telefónica España, de la mano de Luis Miguel Gilpérez, que buscan acercar la gestión a cada uno de los territorios para estar más cerca del cliente. De hecho, la compañía tiene dividido el territorio español en cinco grandes zonas: Centro, Cataluña, Este, Sur y Norte.

En términos generales, los sindicatos mayoritarios se han mostrado favorables a la política de concesión del número máximo de traslados. En este caso, CC_OO ha pedido a la empresa que permita conceda todos los traslados posibles, especialmente en las provincias con menos trabajadores.

Dentro del balance de la ejecución del ERE, Telefónica España precisó que desde 2011, año en el que comenzó el ajuste, ha materializado un total de 1.026 incorporaciones a la plantilla. La cifra final es un 45% superior a las previsiones establecidas dentro del plan social vinculado al ERE. Entre otras iniciativas, la compañía ha incorporado a la gran mayoría de los becarios procedentes del plan Talentum.

Además, la empresa ha mantenido las políticas de formación para los trabajadores que han dejado la compañía. Así, los empleados desvinculados de la operadora han realizado un total de 1.277 cursos a través de la plataforma de e-learning creada por la propia compañía, de los que 1.101 finalizaron. Telefónica indicó también que el 80% de los cursos realizados por estos desempleados estuvieron vinculados al perfeccionamiento de los conocimientos de idiomas.

La empresa, asimismo, ha aplicado políticas para llevar a cabo una sucesión ordenada en los traspasos de las actividades para así facilitar los procesos de recolocación de la plantilla. Entre otros movimientos, la operadora y los sindicatos acordaron que algunos trabajadores incluidos en el ERE pudieran prolongar su estancia en la empresa durante los primeros meses de 2014 hasta que concluyesen los proyectos en los que estaban trabajando. Una situación que se ha dado también en otros procesos similares en la teleco.

Nuevos grupos profesionales

Dentro de los cambios laborales en marcha, Telefónica España ha llegado a un acuerdo con los sindicatos mayoritarios para el establecimiento de un nuevo modelo de clasificación profesional, con la actualización de los distintos grupos y categorías.

De esta forma, y tras varios meses de negociaciones entre empresa y centrales sindicales, ambas partes acordaron el establecimiento de una nueva categoría, bautizada como operador de comunicaciones, junto al operador audiovisual, el delineante y el soporte operativo.

En el texto del acuerdo, la compañía señala que con efectos desde el próximo 1 de marzo de 2014, los trabajadores actualmente adscritos a los puestos profesionales de operador técnico, operador auxiliar y operador de mantenimiento de edificios quedarán incluidos al citado puesto de operador de comunicaciones.

Asimismo, Telefónica indica en el texto del acuerdo que la creación del puesto profesional de operador de comunicaciones “responde al objetivo de favorecer una mejor organización de la actividad, mejora de la eficiencia, productividad y empleabilidad en la residencia que implica unos necesarios esfuerzos de adaptación con foco en los colectivos de trabajadores afectados”.

CC OO y UGT indicaron en un comunicado conjunto que el modelo de clasificación profesional adoptado ahora en Telefónica España se adapta al “imperativo legal, superándolo y asegurando además un futuro laboral estable y con garantías para todos los trabajadores de la empresa”.

Normas