Sistema de visión que ayuda al cirujano a distinguir tumores

Gafas inteligentes para operar el cáncer

MWC 2014: Gafas para operar el cáncer Ampliar foto
Con estas gafas el cirujano ve los tumores en un color diferenciado.

La tecnología wearable va más allá de los smartwatches y de las Google Glass. Hay muchas empresas e instituciones trabajando en el campo de los sistemas portátiles de visión aumentada y algunos tienen aplicaciones prácticas mucho más interesantes que las gafas de Google.

Investigadores de la Universidad Washington en San Luis han desarrollado unas gafas inteligentes que ayudarán a que los cirujanos puedan operar el cáncer de una forma más eficaz.

El equipo de investigadores liderado por el doctor Samuel Achilefu, profesor de radiología e ingeniería biomédica en el Laboratorio de Radiología Óptica, ORL, de la Universidad Washington, han desarrollado un equipo de gafas de alta tecnología que permite identificar los tejidos cancerosos que, a través de las gafas, se ven en tonos azulados.

Las gafas ayudan a que el cirujano diferencie el tejido sano del tumoral, pudiendo identificar tumores de diámetros tan reducidos como un milímetro. De esta forma es más fácil asegurar que en las intervenciones se extirpan todos los tumores.

El sistema se está probando en el Siteman Cancer Center de la Universidad Washington.

Cirujanos del centro indican que hay ocasiones en las que es difícil distinguir a simple vista el tejido afectado del tejido sano durante una operación, incluso usando equipos de aumento como lupas o microscopia aplicada, y que las gafas hacen mucho más sencillo este proceso.

La ventaja principal de las gafas es que, gracias a que con ellas se puede ver todo el tejido tumoral y eliminarlo en una intervención, se verán considerablemente reducidas las intervenciones posteriores para eliminar restos de cáncer hoy que son habituales.

Entre el 20% y el 25% de las personas afectadas por cáncer de mama son candidatas a una segunda intervención ya que las tecnologías actuales no muestran todo el alcance del problema en una primera intervención.

Esta tecnología wearable se encuentra aún en una fase muy primaria de su desarrollo, pero todos los profesionales implicados en su desarrollo y pruebas se muestran muy esperanzados por las posibilidades y la mejora que supondrá tanto en las intervenciones como, sobre todo, en los pacientes.

Normas