Editorial

Un año de bonanza para los fondos

Las previsiones realizadas por Inverco, la patronal de fondos de inversión y planes de pensiones, sobre cuál será la evolución de esta industria a lo largo del año apuntan a un ejercicio con números muy positivos. Tras un 2013 “muy brillante” en el que el patrimonio en fondos creció un 23% y en pensiones privadas un 6,8%–, la patronal espera un 2014 en el que se mantenga la misma tendencia. Según sus cálculos, a lo largo de este año entrarán “alrededor de 20.000 millones de euros” tan solo en fondos de inversión. Si a esas suscripciones netas se le suma la previsible revalorización que experimentarán los fondos –calculada en un 3%– el resultado es un crecimiento del patrimonio en este tipo de activos del 13,5%, hasta 285.400 millones de euros. Las anunciadas mejoras en la fiscalidad de los planes de pensiones podrían elevar el patrimonio de las instituciones de inversión colectiva hasta recuperar los máximos alcanzados en 2006.

 Los cálculos de la patronal apuntan a que el agitado comienzo del año –con las turbulencias experimentadas en las economías emergentes– no han trastocado en absoluto las expectativas que la industria mantiene de cara a este ejercicio. Si 2013 puede considerarse como el año del regreso del dinero a la industria española de fondos, tras la travesía en el desierto que supuso la crisis de deuda soberana y las dudas que pusieron en peligro la estabilidad del euro, todo apunta a que 2014 será el año de continuación y consolidación de esa tendencia.

Las razones que explican estas buenas perspectivas son varias. Por un lado, la caída de rentabilidad que han experimentado los depósitos bancarios como consecuencia de la penalización impuesta a estos productos. Por otro, el evidente cambio de escenario en los mercados, con la vuelta de la alegría a las Bolsas y la recuperación de la estabilidad en renta fija. A ello hay que sumar el cambio de percepción que ha experimentado España en la retina de los inversores internacionales, percibida ahora como un país que ha realizado un notable esfuerzo reformador y se halla en una coyuntura mucho más favorable. Otro importante factor que juega a favor de la industria de inversión colectiva son las oportunidades que ofrece en estos momentos una renta variable que cuenta con amplio recorrido y en la que existen valores que aún deben recoger los efectos de la recuperación de la economía española.

Es importante recordar que este escenario favorable a la inversión no es fruto de la casualidad y que requiere, por tanto, de una acción política efectiva para mantenerse consolidarse. Ello significa que no es momento ni para ceder a las imposiciones que marca el calendario electoral ni para aflojar en una política de reformas estructurales, ajuste fiscal y liberalización de mercado

Normas
Entra en El País para participar