Oportunidades en Bolsa, fondos y divisas

Guía para invertir en plena tormenta de los emergentes

Guía para invertir en plena tormenta de los emergentes

L a crisis de las divisas de varios países emergentes ha introducido un componente de tensión en los mercados tras un plácido inicio de año. La depreciación del peso argentino encendió la semana pasada la primera luz de alarma y contagió a otras divisas. Esta crisis obliga al inversor a tener en cuenta este nuevo factor de volatilidad.

Los expertos consultados piensan que las tensiones procedentes de los emergentes seguirán provocando momentos de inestabilidad, pero no varían sus buenas perspectivas para la Bolsa española en 2014. En cuanto a la inversión directa en países emergentes, sostienen que se debe ser más selectivo y que países como México o China siguen presentando atractivo. El mercado de divisas puede ofrecer oportunidades para inversores de un perfil de riesgo.

Impacto en bolsa: Tensiones puntuales, buenas perspectivas

El Ibex se ha visto afectado esta semana por la crisis de los emergentes. Tras una subida próxima al 5% en el principio del año, estas tensiones han provocado una brusca corrección en el selectivo español.Sin embargo, los analistas mantienen sus previsiones positivas para la Bolsa española este año. No hay cambios respecto a las perspectivas optimistas para 2014 y la renta variable continúa siendo la mejor opción en la búsqueda de rentabilidades, con el Ibex manteniendo su tendencia alcista pese a que puedan darse correcciones durante el año como la de los últimos días.

Diego Jiménez-Albarrín, analista de Deutsche Bank sigue viendo al Ibex más cerca de los 11.500 que de los 11.000 a final de año. “Pero para eso es necesario avanzar en la contención del déficit, que los datos de confianza sigan subiendo, que haya creación de empleo y que fluya el crédito”, añade.

También conserva sus buenas previsiones José Luis Martínez Campuzano, estratega de Citi enEspaña. “Sigo siendo optimista para la evolución en el año de las Bolsas. Y las europeas, especialmente el Ibex, siguen siendo las preferidas. Simplemente todos hemos aprendido que este año será menos tendencial y más inestable que el pasado”.

Optimista respecto al Ibex, pero más cauto, se muestra Pablo González López, consejero delegado de Abaco Capital, quien avisa que “en España, por nuestra alta tasa de desempleo y las presiones deflacionistas, cualquier crisis externa en la economía mundial nos sentará mal y vamos a notarla más que cualquier otro país”.Aun así, cree que la crisis de los emergentes no desestabilizará al mercado y tan solo generará tensiones puntuales.

Los expertos consultados hacen incluso una lectura positiva de la bajada del selectivo español en la última semana arrastrado por la tensión en los emergentes. Así, sostienen que es una caída saludable por las altas valoraciones que se habían alcanzado en el Ibex y apuntan que puede servir para devolver potencial de revalorización a algunos valores que ya estaban en precio.

En cuanto a otras Bolsas de países desarrollados, Deutsche Bank aconseja invertir en elNikkei japonés, para el que estima un potencial a un año del 26%. Ya era la opción predilecta de varias casas de análisis para la renta variable a comienzos de año y así continúa tras aparecer en el mercado la crisis de las divisas de los emergentes.

Valores tocados: Exposición a emergentes

Las compañías españolas con más presencia en los países emergentes son las que pueden acusar más en Bolsa la crisis en estos mercados, como ya se vio en el Ibex tras la caída del peso argentino. Muchas de las grandes cotizadas españolas tienen intereses en Latinoamérica y una devaluación sostenida de las divisas locales perjudicaría a sus resultados, al facturar su actividad en esos mercados en las respectivas monedas nacionales. Lo mismo sucede conTurquía, clave para los resultados de BBVA, donde posee un 25% de Garanti, el segundo banco del país.

Varias compañías ya destacaron en sus últimos resultados el perjuicio sobre sus resultados de la depreciación de las monedas de esos países. Telefónica, Santander, Mapfre, Gamesa,Prosegur,DIA, Abertis, Técnicas y ACS, entre otras empresas, también están muy expuestas a mercados emergentes comoBrasil y Argentina. Este hecho podría seguir penalizando a estos valores en Bolsa en caso de que la depreciación de las divisas continúe, porque sus beneficios en esos mercados se reducirían por el efecto del tipo de cambio y esto repercutiría en el valor. No obstante, la mayoría de los expertos consultados descarta un impacto fuerte de esta crisis sobre las empresas.

Emergentes: China y México, las opciones preferidas

Los expertos recuerdan que es un error generalizar puesto que la situación es muy distinta en cada uno de los países en desarrollo.De entrada, ante la incertidumbre actual, Martínez Campuzano aconseja “no eliminar las posiciones, pero sí reducirlas hasta niveles que sean compatibles con una posición conservadora”.

Por su parte, Yerlan Syzdykov, gestor de mercados emergentes y bonos high yield de Pioneer Investments, cree que “se contendrá el contagio y los países con sólidos fundamentales o que están adoptando la respuesta apropiada al entorno actual podrían ser una opción defensiva”.

Para Diego Jiménez Albarracín, analista de Deutsche Bank, esta última crisis no cambia sus preferencias en estas economías. “No nos gusta casi ningún país emergente. Sí nos atraen China y los países que exportan bienes de consumo cíclico a los países desarrollados: Taiwan, Singapur y Hong Kong, porque pueden verse muy beneficiados por el crecimiento de las economías desarrollada”, aporta.

En este sentido, Estefanía Ponte, directora de análisis y estrategia de Cortal Consors, explica que la crisis en Argentina era de esperar y resalta que “llevamos tiempo insistiendo en la idea de que ya no es un todo vale en emergentes. Hay que diferenciar mucho. En Latinoamérica, Brasil está en situación delicada, pero no así México. En Asia, hay economías débiles, pero Corea del Sur lo ha hecho muy bien con su divisa incluso apreciándose desde mayo y en China, aunque esperamos un crecimiento inferior, pensamos que no es algo malo porque será más sostenible”.

Rohit Gadkar, gestor del fondo 3G Credit Opportunities Fund de Trea Capital –designado mejor fondo del año en mercados emergentes por International Hedge Fund Awards– ahonda en este planteamiento y reitera que siempre habrá oportunidades en los países en desarrollo. Gadkar cree que la volatilidad puede durar meses y que en esta situación es más importante que nunca tener una estrategia de inversión flexible en estos países. Por razones políticas o económicas, Sudáfrica, Turquía, Indonesia y Ucrania son los países que este gestor ve más vulnerables ante posibles depreciaciones de sus divisas.

No obstante, la subida de tipos de interés del banco central turco para proteger la lira hace que algunos inversores posen sus ojos sobre el país otomano. Bank of America Merrill Lynch ha subido a sobreponderar su recomendación sobre la Bolsa turca. Para los inversores pacientes, recomienda los bancos turcos y las compañías Sabanci, Emlak, Arcelik, TAV y Turk Traktor.

Fondos: Más selectivos que en el pasado

Durante los últimos años, varios fondos que invierten en países emergentes han ofrecido rentabilidades de hasta el 200% mientras que las Bolsas europeas se resentían por la crisis económica. Ahora, los inversores comienzan a salir de estos mercados. Las cifras muestran unos reembolsos netos en lo que va de año de 17 millones de euros en renta variable internacional emergentes. El año pasado salieron 211 millones de los fondos de esta categoría. El patrimonio gestionado por los fondos nacionales en renta fija de mercados emergentes ha bajado un 69% desde diciembre de 2012. En el caso de los fondos que invierten en renta variable la caída ha sido de un 42,6%, al pasar de 638 millones de euros a 365,8, según datos de Vdos Stochastics.

Lo cierto es que la inversión en activos emergentes ha dado las mayores rentabilidades los últimos años.Aunque la rentabilidad pasada no garantiza el retorno futuro, hay varios fondos especializados en las economías en desarrollo que han logrado sustanciosos retornos.Por ejemplo, un fondo de Fidelity que invierte en la Bolsa de Indonesia cuya rentabilidad acumulada en los últimos diez años es del 262%, u otro fondo de Aberdeen que invierte al menos dos tercios en renta variable o valores relacionados con la renta variable de empresas que operan en mercados emergentes que ha conseguido un retorno del 208,7%.

Paula Mercado, analista de Vdos Stochastics destaca que “hay que ser muy selectivos a la hora de invertir en emergentes, particularmente en lo que se refiere a sus divisas, por lo que es importante seleccionar fondos que cubran ese riesgo”. Con esta cautela, aún observa oportunidades. “En renta variable internacional de Asia y renta variable internacional china se registran entradas netas positivas. En Latinoamérica, México podría beneficiarse de la recuperación de Estados Unidos y los países de la Alianza del Pacífico (Chile, Colombia y Perú) cuentan con potencial”, explica.

Divisas: Dólar para sacar partido del ‘tapering’

Para Gonzalo Murcia, director de la mesa de asesoramiento de BNP Paribas Wealth Management, una de las apuestas de inversión más claras para 2014 son las divisas que se han quedado devaluadas. En ese apartado incluye al dólar, al peso mexicano, al yuán chino y a la corona noruega contra el euro.

El dólar se apreciará en los próximos meses cuando siga avanzando la retirada de estímulos de la Fed, según los expertos, que estiman que de aquí a final de año se sitúe en los 1,20 o 1,25 en su cambio con el euro.

El gestor Rohit Gadkar aconseja cautela en el mercado de divisas emergentes y afirma que si tuviera que elegir optaría invertir en divisas de países con sólidos fundamentales como México,Corea del Sur oFilipinas.

Normas