Descarta que las turbulencias de los países emergentes se contagien a la eurozona

El Eurogrupo pide a España que continúe con la "segunda fase" de la reforma laboral

Anima a España a continuar con las reformas emprendidas

Celebran el éxito del programa de rescate a la banca

BRU01. BRUSELAS (BÉLGICA), 27012014.- El ministro español de Economía y Competitividad de España, Luis de Guindos, conversa con sus homólogos de Irlanda Michael Noonan, y de Portugal, María Luis Albuquerque, al inicio de la reunión de ministros de Economía y Finanzas de la zona del euro, Eurogrupo, en Bruselas, Bélgica, el 27 de enero del 2014. EFEOlivier Hoslet
BRU01. BRUSELAS (BÉLGICA), 27/01/2014.- El ministro español de Economía y Competitividad de España, Luis de Guindos, conversa con sus homólogos de Irlanda Michael Noonan, y de Portugal, María Luis Albuquerque, al inicio de la reunión de ministros de Economía y Finanzas de la zona del euro, Eurogrupo, en Bruselas, Bélgica, el 27 de enero del 2014. EFE/Olivier Hoslet EFE

Los ministros de Economía de la zona euro (Eurogrupo) celebraron ayer su primera reunión del año, en la que constataron el exitoso final del rescate de la banca española, concluido el pasado miércoles. El comisario europeo de Economía, Olli Rehn, calificó esa conclusión como “una buena noticia para España”. Pero recordó que el Gobierno todavía tiene tareas pendientes para afinazar la recuperación, entre las que señaló la necesidad de profundizar la reforma del mercado laboral “para corregir su dudalidad”.

“España ha dejado ser un problema para la zona euro”, celebró el titular español, Luis de Guindos, a su llegada a Bruselas, donde encajó con disgusto las preguntas de la prensa sobre posibles subidas de impuestos, comentadas a su equipo con un duro exabrupto.

“Hemos celebrado que el programa haya terminado con éxito el 22 de enero”, ha dicho el presidente del Eurogrupo, Jeroen Dijsselbloem, al término de la reunión, en la que los ministros han escuchado las conclusiones del informe final de la troika tras su última visita en diciembre.

“Hemos animado a las autoridades españolas que mantengan con determinación el impulso de las reformas más allá del sector bancario con el fin de hacer frente de forma eficaz a los retos macroeconómicos pendientes”, ha resaltado Dijsselbloem.

En este sentido, Rehn ha destacado que “España ha completado con éxito el programa (de asistencia al sector bancario), lo que está sentando las bases para tener un sector bancario resistente que apoye el fortalecimiento de la recuperación económica y el retorno a un crecimiento más fuerte y mejor empleo”.

No obstante, Rehn ha avisado que el paro, en particular el juvenil, se encuentra a niveles “intolerablemente altos” y sigue siendo un “gran reto”.

“Es importante que el Gobierno español continúe con la segunda fase de la reforma laboral y trate de reducir la dualidad en el mercado laboral, liberalice los servicios profesionales y así mejore el funcionamiento global del mercado laboral en España”, ha subrayado el vicepresidente de la Comisión.

Sin margen para la complacencia

Para Rehn, las primeras semanas de 2014 han ofrecido “nuevos signos alentadores de que la economía europea se está reforzando claramente, aunque todavía gradualmente”. “Hay evidencias crecientes de que el paro ha tocado techo y en muchos países está cayendo. En muchos países todavía está en niveles intolerables pero estamos viendo que se ha alcanzado un punto de inflexión”, ha subrayado.

“No obstante, las recientes turbulencias en los mercados de acciones y divisas, especialmente en las economías emergentes, deberían servir como recordatorio de que los riesgos todavía están presentes y de que no podemos permitirnos ninguna complacencia”, ha avisado Rehn, que ha insistido en que es “esencial mantener el impulso en las reformas económicas” para reforzar la competitividad y para completar la unión bancaria.

“No estoy preocupado por el riesgo de contagio”, ha dicho por su parte Dijsselbloem. “La posición de la eurozona es diferente y debemos mantener los progresos que hemos logrado”, ha destacado. No obstante, se ha mostrado inquieto por la situación en los países emergentes y ha atribuido las turbulencias a la reducción de los estímulos monetarios por parte de la Reserva Federal de EEUU y a los desequilibrios en las propias economías emergentes.

Normas