Las compañías pagan 474 euros por póliza al año

¿Me seguirá pagando mi empresa la póliza de salud?

Las nuevas cotizaciones ponen en duda un beneficio muy valorado.

AON Hewitt calcula que las compañías pagan 474 euros por póliza al año.

¿Me seguirá pagando mi empresa la póliza de salud?

Casi tres millones de españoles cuentan con un seguro de salud colectivo, contratado y pagado (totalmente o en parte) por su empresa. Un beneficio que está en duda debido a las nuevas cotizaciones a la Seguridad Social aprobadas por el Gobierno el 22 de diciembre pasado. ¿Qué ocurrirá con estas pólizas? ¿Las empresas las limitarán por suponer un mayor coste en tiempos difíciles?

Desde esa fecha, cheques de comida, transporte, guardería o pólizas de salud pasan a cotizar en la nómina, unos beneficios hasta ahora exentos de cotizar. Para la empresa supone el pago de un 30% del valor y para el trabajador un 6%, una medida que armoniza a España con el resto de Europa e intenta aumentar los ingresos de la caja de la Seguridad Social. Las compañías tienen hasta el 31 de marzo para adaptarse a la nueva realidad, por la que ya deben pagar.

Esta medida solo afecta a los empleados que ganen menos de 43.164 euros al año, que es la base máxima por lo que la empresa cotiza por un trabajador. A partir de esa cifra las compañías no pagan más. Esto libra de las posibles medidas a directivos y profesionales con salarios superiores. Lo que tampoco cambia es la tributación en el IRPF, que permanece exento como pago en especie hasta los 500 euros (excepto en el País Vasco, que lo ha retirado desde el 1 de enero).

“El seguro de salud lo tienen tanto los directivos como los empleados. Es el beneficio más valorado por los trabajadores. Para las empresas es un mecanismo de atracción y retención del talento”, explica Marisol Sanz, directora del área de salud y beneficios de Mercer. De hecho, es un instrumento más para controlar el absentismo, muy apreciado en el caso de empleados que incluyen a su familia en la póliza, embarazadas y mayores, que individualmente tendrían que pagar un precio mayor.

Las cifras

2,96 millones de españoles cuentan con una póliza colectiva pagada totalmente o en parte por su empresa.

32,9% del total de los 8,3 millones que cuentan con un seguro de asistencia sanitaria corresponden a pólizas colectivas.

Esta responsable explica que todavía es pronto para saber qué va a ocurrir en este caso. “Cada compañía lo tendrá que valorar. Estamos en un momento de stand by porque las mayorías de las pólizas se han renovado en enero, igual que se han hecho las subidas salariales”, añade. Además, recuerda que en muchos casos, estos beneficios están incluidos en los convenios, por lo que se debería abrir la negociación colectiva.

Los últimos datos del sector proporcionados por ICEA (Investigación Cooperativa entre Entidades Aseguradoras y Fondos de Pensiones), recogen que 2,96 millones de españoles disponen de estos seguros colectivos (a septiembre de 2013), un 10% más que a principio de ese año. Una cifra que crecía, al menos hasta ahora.

“La medida, recaudatoria y regresiva, supone un varapalo más para el sector sanitario privado y va a tener un impacto directo en la contratación de seguros por parte de las empresas”, lamenta en un comunicado la Fundación Idis, el lobby que agrupa a clínicas y aseguradoras del ámbito de la salud. “El Gobierno no ha tenido en cuenta que la contratación de seguros sanitarios privados contribuye a la descongestión de las elevadas listas de espera del Sistema Nacional de Salud”, se puntualiza. “Se trata de una decisión paradójica, ya que a medio o largo plazo la recaudación conseguida será menor que el ahorro que hoy supone para las arcas del Estado el que una parte importante de la población utilice la sanidad privada”. Desde la patronal del seguro, Unespa, se recuerda que cada día, 160.000 asegurados acuden a una consulta privada.

Precisamente, Pilar González de Frutos, presidenta de Unespa, afirma el martes que los empleados, que han pactado con sus empresas una cobertura colectiva, son castigados: “Antes en España decíamos que la sanidad era de doble pago, la pública y la privada. Pues ahora si eres trabajador de rentas medias o bajas, resulta que la sanidad en España es de triple pago, porque pagas vía impuestos, pagas tu seguro colectivo a través de tu empresa y pagas una tercera vez con un incremento en tus cotizaciones sociales”. En la patronal se piensa que las empresas pueden perder un gran instrumento para fidelizar a los empleados. “Ya no será tan interesante para el trabajador y como la empresa tiene que asumir un 30% más de coste, va a suponer una frenazo en el crecimiento de estas pólizas”, señala un portavoz.

La consultora AON Hewitt ha calculado que el seguro de salud cuesta a las empresas 474 euros al año por trabajador, en base a una muestra propia de 33.000 empleados. Ramón Vera, director ejecutivo de AON Hewitt, apunta a que las compañías asumirán el sobrecoste. “Es el beneficio más valorado por los empleados. La empresa no va a abrir la guerra ahí”, asegura. Pero añade que sí repercutirá en posibles mejorar de sueldos. “Si las compañías tenían pensadas subidas de salarios, se compensará con este tipo de pagos en las pólizas”.

Normas