El paro baja en 8.400 personas por la caída de población activa

Jarro de agua fría en la EPA: se destruyen 65.000 empleos en tres meses

La tasa de paro repunta cinco centésimas y vuelve por encima del 26%

Jarro de agua fría en la EPA: se destruyen 65.000 empleos en tres meses Ampliar foto

Si hace un año la EPA del último trimestre de 2012 mostraba un mercado laboral donde se perdían unos 4.000 empleos cada día, 12 meses después el mejor indicador del empleo enseña un panorama más positivo, aunque peor de lo que sugerían las últimas cifras de paro registrado. 

Así, entre 65.000 personas perdieron su trabajo entre septiembre y diciembre, rompiendo una racha de dos trimestres de creación de empleo. y aunque España lleva tres trimestres seguidos creando empleo, en el conjunto del año se han perdido 198.900 empleos. La creación de puestos de trabajo es muy débil aún como para compensar la pérdida anterior.

En todo caso, como hay menos personas buscando trabajo (porque han emigrado o porque no creen que lo vayan a encontrar), la evolución del paro es mucho mejor que la del empleo: en el trimestre baja en 8.400 personas y en el año cae en 69.000. Es la primera vez desde 2007 que baja el paro en un año natural. En el trimestre la población activa en España ha caído en 73.000 personas, y en el año baja en 267.000. La tasa de paro, con todo, sube cinco centésimas y vuelve a superar el 26%.

Por otra parte, la gran mayoría del descenso del empleo se debe al menor número de trabajadores por cuenta propia: el número total se reduce en 51.500 personas entre enero y septiembre, mientras que los asalariados caen solo en 10.400. En el trimestre se han perdido empleos tanto en el sector público como en el privado, aunque tanto en tasa absoluta como relativa la pérdida de trabajo es más acusada en la administración: 34.800 empleos menos (el 4,16%) frente al descenso de 30.200 en el sector privado (0,55%).

Por sectores, solo la agricultura crea empleo (85.200 puestos de trabajo), mientras se pierden 109.000 empleos en los servicios, 35.200 en la construcción y 6.000 en la industria. Con todo, pese a la destrucción de empleo y a la subida de la tasa de paro, es el mejor último trimestre para el mercado laboral desde que empezó la crisis, y 2013 el mejor ejercicio. 

En cuanto a la contratación, el trimestre arroja un leve descenso de la temporalidad (hay 45.600 indefinidos más y 56.000 temporales menos) pero un fuerte ascenso del tiempo parcial: el empleo a tiempo completo baja en 218.100 personas, mientras que el tiempo parcial aumenta en 153.100.

A cierre de 2013 había 1.832.300 hogares españoles con todos los miembros activos en paro, 24.600 más que hace un año. En comparativa anual, los hogares con todos sus activos en paro prácticamente no varían.

Por comunidades autónomas, donde más crece la ocupación respecto al trimestre es en  Cataluña (25.400 trabajadores más), Canarias (22.000) y Comunitat Valenciana (20.000). Los mayores descensos se dan en Illes Balears (61.900 menos), Castilla y León (25.500) y Galicia (18.900 menos).

Por sexo y tramos de edad, la EPA muestra que la pérdida de empleo se concentra fuertemente en los hombres (56.000 puestos de trabajo menos en el trimestre), mientras que solo se destruyen 8.000 empleos entre las mujeres. También los datos de actividad son mejores para las mujeres: sube 18 centésimas mientras la tasa de actividad cae 52 entre los hombres.

Además, la destrucción de empleo se ha concentrado casi al 100% entre los jóvenes: se han destruido 145.000 empleos entre la población por debajo de 35 años, mientras se han creado 82.000 en tramos de edad mayores, especialmente mujeres. Y también los jóvenes son los más desanimados a la hora de encontrar empleo: los activos menores de 35 años caen en 177.000 (dos terceras partes de ellos, hombres) y los de más de 35 años crecen en 103.800. La práctica totalidad de este aumento corresponde a mujeres.

Encontrar trabajo es más difícil que el trimestre anterior: El porcentaje de personas ocupadas que en el trimestre anterior eran paradas es del 5,62%, nueve centésimas menos que en septiembre. Y perder el trabajo es más fácil: La proporción de parados que estaban ocupados hace tres meses aumenta 2,26 puntos, hasta el 15,44%.  

El número de parados de larga duración, esto es, los que llevan más de un año en el paro sube en 400.000 personas en el año, hasta 2,25 millones. Bajan en 100.000 los que llevan entre seis meses y un año pero suben en medio millón, hasta 2,1 millones, los que llevan más de 24 meses buscando trabajo.

   

Normas