El ministro de Economía rebaja la tasa de paro prevista para este año al 25%

Guindos: el PIB subió un 0,3% en el último trimestre y mejora la cifra de empleo

Asegura que España cumplió en 2013 el objetivo de déficit público

La reducción de la prima de riesgo permite ahorrar 8.800 millones

Guindos: el PIB subió un 0,3% en el último trimestre y mejora la cifra de empleo

El ejercicio 2013 fue mejor de lo previsto y el que acaba de empezar también superará las previsiones. Esta es la fotografía de la economía que trasladó ayer Luis de Guindos en su primera intervención del año en el Congreso. Según las estimaciones del Ministerio de Economía, el PIB creció un 0,3% en tasa intertrimestral entre octubre y diciembre. Si los datos del INE coinciden con las cifras que maneja el Gobierno, supondrá el mayor avance de la economía desde inicios de 2008 y el segundo crecimiento intertrimestal consecutivo.

Guindos destacó que, por primera vez desde el inicio de la crisis, el paro registrado cerró en 2013 por debajo de la cifra del año anterior y se mostró confiado en que esta misma circunstancia se refleje en los datos de la Encuesta de Población Activa (EPA) del último trimestre. “Sería el primer año, desde el inicio de la crisis, en el que se reduce el número de desempleados”, indicó.

Además, señaló que la tasa de paro se situará este año en el 25% frente a la previsión del 25,9% que figura en el cuadro macroeconómico del Gobierno. Para Guindos, la reforma laboral permitirá que se cree empleo con tasas de crecimiento en torno al 1% cuando, en el pasado, España precisaba de avances del PIB superiores al 2% para generar puestos de trabajo. “Esperamos que la ocupación en términos de EPA, que ya se estimaba positiva, sea al menos el doble de lo inicialmente prevista”, aseveró el ministro de Economía. En términos de contabilidad nacional, el cuadro macroeconómico refleja un retroceso del empleo del 0,2% y, ahora, Guindos asegura que la tasa será positiva.

Una de las pruebas de la recuperación económica que esgrimió De Guindos es la reducción de la prima de riesgo, que permitió un ahorro de 8.800 millones el año pasado. El ministro de Economía aseguró que España cumplió el objetivo de déficit del 6,5% del PIB en 2013, un extremo que deberá confirmar el Ministerio de Hacienda. La mejor evolución de las cuentas públicas permitirá, según Guindos, que el nivel de deuda pública cierre este año por debajo del 98,9% previsto inicialmente.

“Lo peor del ajuste ya ha pasado”, afirmó el ministro de Economía, aunque reconoció que los ciudadanos todavía no perciben el efecto de la recuperación económica. El Ejecutivo asegura que el sector exterior seguirá siendo fundamental para asegurar el crecimiento económico y señala que la baja inflación será determinante para mejorar la competitividad. En cualquier caso, España mantiene todavía fuertes desequilibrios como un elevado déficit y un grado excesivo de endeudamiento privado. Pese a ello, la deuda de empresas y familias ha caído hasta el 200% del PIB después de alcanzar el 230% en 2010. “El proceso de desapalancamiento es imprescindible y debe continuar”, señaló Guindos, quién reconoció que es necesario que el crédito fluya hacia sectores “sanos de la economía”.

En este sentido, aseguró que la reforma bancaria ha permitido sanear el sector bancario y recordó que este mes concluirá el programa de rescate europeo que ha ascendido a 41.000 millones. “Los bancos españoles han mejorado su situación de solvencia y de liquidez”, aseguró Guindos, que se mostró convencido de que las entidades españolas superarán los test de estrés que se realizarán en primavera.

El ministro de Economía lamentó que Bankia centrara parte de las intervenciones de la oposición. Guindos aseguró que, en términos relativos, la entidad que ha recibido más ayuda es Cataluña Caixa (12.000 millones de euros). En cualquier caso, recordó que la banca nacionalizada concedió el año pasado 28.000 millones de euros en créditos y el 60% de ese importe se destinó a empresas. El ICO, por su parte, prestó 14.000 millones en 2013, un 20% más que el año anterior y el Gobierno confía en que la cifra aumente hasta los 16.000 millones este ejercicio.

A pesar de esos datos, Guindos reconoció que las restricciones al crédito se mantienen y anunció la intención de aprobar una nueva Ley Financiera que mejore las condiciones de los préstamos y fomente vías alternativas de financiación. El objetivo es que el coste financiero de las pymes españolas no sea superior que las registradas en Alemania o Francia.

Por otro lado, Guindos avanzó que el banco malo (Sareb) vendió el año pasado 9.000 inmuebles por 700 millones de euros. Además, ingresó 2.800 millones por el cobro de activos financieros. Sobre el Código de Buenas Prácticas bancarias, el ministro de Economía aseguró que en 2013 permitió paralizar el desalojo de más de 1.500 familias, facilitó 611 daciones en pago y permitió 1.684 reestructuraciones de deuda. Guindos rechazó que el Ejecutivo diera la espalda a los afectados por las preferentes y aseguró que los procesos de arbitraje han permitido que 250.000 personas recuperaran su inversión.

En la agenda política, el Ejecutivo planea aprobar una nueva ley de colegios y servicios profesionales para “impulsar la competencia, el crecimientos y la calidad de los servicios”. Uno de los objetivos será poner límites a las cuotas colegiales. “Si supera los 20 euros, deberá ser aprobada por una mayoría cualificada en la asamblea de colegiados”, indicó Guindos. Siguiendo con la actividad legislativa, el Ejecutivo planea aprobar a finales de este mes una ley de solvencia que se tramitará por la vía de urgencia.

Normas