La aceptación de los accionistas es clave frente al rechazo de los preferentistas

Unicaja logra la aceptación del 97% del capital de Ceiss

Vista exterior de la sede de Unicaja, en Málaga.
Vista exterior de la sede de Unicaja, en Málaga. EFE

La fusión de Unicaja y Ceiss entra en su recta final. A 10 días de que cumpla el plazo de aceptación de la oferta presentada por la entidad malagueña, el banco que preside Braulio Medel ha informado de que cuenta ya con la aceptación de un 97,56% del capital de Ceiss.

La información, facilitada este viernes a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), supone un paso fundamental a la hora de consolidar este postergado matrimonio, que lleva tres años en el aire.

Al realizar su oferta de adquisición, Unicaja incluyó dos condiciones necesarias para dar finalmente el paso. De un lado, que el 75% del capital de Ceiss aceptara su propuesta. De otro, que el 75% de la suma de capital y bonistas también lo hicieran.

El fuerte rechazo que ha provocado la oferta de Unicaja entre los bonistas de Ceiss, antiguos preferentistas y tenedores de deuda subordinada de las cajas castellanas, por la exigencia de que renuncien a cualquier tipo de acción judicial para recuperar sus ahorros llevó a Unicaja a cambiar las condiciones.

El consejo del banco, en concreto, aprobó la posibilidad de dispensar la segunda de las condiciones, la aceptación de un 75% del capital y más los bonistas, si así lo considerara conveniente.

En términos prácticos, por tanto, Medel tan solo necesita el visto bueno de los accionistas, entre los que se encuentran los preferentistas institucionales que recibieron acciones en lugar de los bonos entregados a los particulares, para dar por buena la fusión.

Con todo, el FROB ha aprobado un sistema de arbitraje para animar a los bonistas de Ceiss a aceptar la oferta de Unicaja –solo se dirige a quien firme- y Unicaja ha ofertado una compensación en metálico para quienes no obtengan nada por esta vía, con el fin de ganarse también su apoyo.

De hecho, de no lograr su apoyo, los responsables de Unicaja podrían rechazar la absorción de Ceiss. El plazo para aceptar la oferta de Unicaja ha sido ampliado en dos ocasiones y concluye, sin posibilidad de prórroga, el próximo 20 de enero.

Normas