El próximo 8 de marzo

El juez del 'caso Nóos' cita a declarar como imputada a la infanta Cristina

La defensa recurrirá la decisión

La Infanta Cristina de Borbón.
La Infanta Cristina de Borbón. EL PAÍS

El juez instructor del caso Nóos, José Castro, ha citado a declarar como imputada a la infanta Cristina el próximo 8 de marzo a las 10.00 horas por presuntos delitos de fraude fiscal y blanqueo de capitales.

El titular del juzgado número 3 de Palma ha comunicado hoy la imputación de la hija menor del Rey en un auto de 227 páginas que ha notificado a las partes personadas en el proceso sobre las presuntas actividades corruptas del Instituto Nóos, que presidió el marido de doña Cristina, Iñaki Urdangarin. La Casa del Rey ha expresado hoy su “respeto a las decisiones judiciales”.

 Esta es la segunda ocasión en la que Castro cita como imputada a la infanta Cristina, pero cuando lo hizo por primera vez en abril de 2013 suspendió poco después la citación después de que la Fiscalía Anticorrupción presentara recurso ante la Audiencia Provincial.

La Audiencia dejó sin efecto la imputación pero apuntó nuevas líneas de investigación para averiguar si la infanta Cristina pudo incurrir en posibles delitos fiscales y de blanqueo desde la empresa Aizoon, de la que es propietaria al 50 % junto a su esposo.

Mirar para "otro lado"
José Castro, apunta, en el auto que ha dictado este martes para imputar por segunda vez a la Infanta Cristina en el marco del caso Nóos, que Iñaki Urdangarin “difícilmente” pudo haber defraudado a Hacienda “sin, cuando menos, el conocimiento y aquiescencia” de su mujer “por mucho que de cara a terceros” mantuviera “una actitud propia de quien mira para otro lado”.

Una forma de actuar que el magistrado considera irregular “por omisión”, recalcando que no podría entenderse que la Duquesa de Palma no estuviera “alertada” del proceder de su marido, tanto por su “sólida formación” como por una intervención parlamentaria, en referencia a la efectuada a principios de 2006 por el diputado socialista Antoni Diéguez, en la que “se suscitaron dudas sobre las irregularidades del Instituto Nóos por beneficiarse de contrataciones públicas”.

Tanto es así que, en los fundamentos jurídicos del auto, Castro se pregunta por qué la Infanta no utilizó su “paritario potencial participativo” en la sociedad Aizoon -de la que es copropietaria junto a su esposo y a través de la cual se habría defraudado al fisco- para rectificar las liquidaciones supuestamente defraudatorias de esta empresa. (

Normas