Cuáles serán más rentables y cuáles congelan el dividendo

Los valores protagonistas de 2014 en la retribución al accionista

Los valores protagonistas de 2014 en la retribución al accionista

Banco Santander

La entidad financiera ha liderado el ranking de la Bolsa española de rentabilidad por dividendo en 2013, superior al 9%, y mantendrá el primer puesto en 2014, con un 7,36%. Este descenso se debe a que el consenso de analistas que recoge Factset prevé que el dividendo pase de 0,60 a 0,48 euros, un fuerte descenso que solo podría justificarse por un pago en metálico y que chocaría en todo caso con la política de continuidad en la retribución al accionista mantenida por el banco. Santander ha pagado esos 0,60 euros por acción durante cinco años consecutivos. De hecho, la fórmula del scrip dividend ha permitido conservar el dividendo sin hacer apenas mella en el capital. El retroceso que manejan los analistas revela además la incertidumbre que pesa en las previsiones sobre cuál será la política de dividendos que autorice el Banco de España.

BBVA
Con la excepción de Bankinter, que ha mantenido el pago de todos sus dividendos en metálico, BBVA es por ahora la única entidad que ha anunciado el regreso al pago en efectivo, aunque sea parcial. Este año combinará dos pagos en metálico con dos en la fórmula de scrip dividend. Además, ha suprimido el pago previsto para enero y, en compensación, elevado el de abril de 12 a 17 céntimos.

Endesa

La compañía eléctrica regresó esta misma semana al pago de dividendo y entregó el jueves a sus accionistas 1,5 euros por acción con cargo a los resultados de 2013. Endesa había suspendido el dividendo correspondiente a los resultados de 2012 en una decisión que justificó como “prudente” y que argumentó en la “compleja situación regulatoria y de mercado”. Más de un año después, la complejidad regulatoria persiste, si no se ha agravado, aunque la posición financiera de la compañía, que ya no pertenece al Ibex, es más saludable tras haber reducido su deuda.

Grifols

La multinacional de hemoderivados ha dado otra de las noticias positivas anunciadas recientemente en relación con los dividendos. Su presidente Víctor Grifols avanzó en diciembre que la compañía aumentará su dividendo en 2014 ya que el pay-out o porcentaje del beneficio que se destina al dividendo volverá al 40%, el nivel al que estaba con anterioridad a la compra de Talecris en junio de 2011. Tras esta operación, Grifols suspendió durante dos año el pago de dividendo en efectivo, que retomó en junio del pasado año.

Banco Popular

Al margen de la banca nacionalizada, donde no existe aún pago de dividendos por razones obvias, Banco Popular fue la única entidad que tuvo que suspender el pago de dividendo ante su debilidad en solvencia, que le obligó en noviembre de 2012 a ampliar capital para evitar las ayudas públicas. Suspendió la retribución durante un año y la retomará en el primer trimestre, cuando tiene previsto pagar un pequeño dividendo de 4 céntimos por acción con cargo al ejercicio de 2013.

BME

Es una de las apuestas habituales a la hora de elegir valores por rentabilidad por dividendo, superior al 6% en 2013 y en la misma línea según las previsiones de mercado para 2014. La clave está en el pay- out, que ronda el cien por cien.

Acciona

La compañía constructora y de energía ha sido la última del Ibex en sacrificar el pago de dividendo, una decisión que anunció a mediados del pasado mes de diciembre. Acciona no repartirá entre sus accionistas parte alguna de los resultados de 2013, como consecuencia del impacto que han causado en sus cuentas los cambios en el sistema retributivo de las energías renovables en vigor desde inicios de año y que ya motivaron un recorte del dividendo en Iberdrola. La compañía anunció en la presentación de resultados del tercer trimestre un impacto de 137 millones sobre el ebitda de la actividad de energía como resultado de los cambios normativos establecidos a principios de 2013. Las previsiones de Factset apuntan a un beneficio para 2013 de 73,5 millones, que caerá un 48% en 2014.

FCC

Los accionistas de FCC están pasando una larga travesía en el desierto en cuanto al cobro de dividendos. La compañía decidió, por primera vez en su historia –al menos desde que cotiza en Bolsa, desde 1992- renunciar al reparto de dividendos correspondientes al ejercicio de 2012, con lo que quedó interrumpida una larga y sostenida trayectoria de retribución a los accionistas. La prioridad del grupo está puesta en la vuelta a los beneficios y en el cumplimiento del plan estratégico de reducción de deuda y generación de caja. No será hasta entonces cuando la compañía se plantee volver al dividendo, objetivo en principio fijado para 2015. Al cierre del tercer trimestre, las pérdidas eran de 674,9 millones. El consenso de Factset prevé pérdidas de 640 millones en 2013 y una ganancia de 60,5 millones ya en 2014.

Sacyr

El grupo constructor e inmobiliario es otro de los ejemplos del impacto que la crisis ha tenido, y sigue teniendo, en la retribución a los accionistas. En la banca cotizada tan solo Popular suspendió por un año el pago de dividendo. Pero en el sector de la construcción el ajuste en la retribución al accionista está siendo más duro y prolongado en el tiempo. Sacyr dejó de remunerar a sus accionistas a finales 2008, después de registrar unas pérdidas ese año de 256 millones de euros y tan solo pagó un dividendo puntual con cargo a 2011 de 0,10 euros por acción, a pesar de que la dirección de la compañía haya señalado en más de una ocasión su intención de retomar los pagos, un objetivo que sin duda podría complicarse aún más ante la crisis abierta en Panamá. Los analistas no prevén que Sacyr pague dividendo en 2014.

Normas