Cuestan menos de 1.000 euros y se venden entre particulares

La venta de coches de más de 10 años se disparó en 2013

Las operaciones de compra de estos automóviles han crecido un 11%

Suponen ya el 49% del mercado de segunda mano

Salón del Vehículo de Ocasión de Madrid
Salón del Vehículo de Ocasión de Madrid

El verdadero protagonista del año 2013 del mundo del motor no es un nuevo y exitoso lanzamiento. Ningun modelo de vehículo en el mercado puede enorgullecerse de haber vendido 823.200 unidades en el último año. Los más deseados del año pasado han sido los vehículos llamados mileuristas, los que tienen más de 10 años de media y cuestan alrededor de los 1.000 euros. Este mercado se ha disparado un 11% en 2013, con un alza significativa de las operaciones entre particulares, que han subido algo más del 16%, según afirman las estimaciones de la Asociación Nacional de Vendedores de Vehículos a Motor (Ganvam), que representa a 4.600 concesionarios y servicios oficiales y 3.000 compraventas.


Con este alza de los automóviles más viejos, las ventas de vehículos de ocasión cerrarán el año con una subida del 6,5%, hasta situarse en 1.680.000 unidades aproximadamente. Los coches mileuristas representan ya el 49% de este mercado de segunda mano. Con estas cifras, este año se habrán vendido unos 2,3 coches de ocasión por cada vehículo nuevo, una marca que ya hicieron en 2012 y que se convierte en histórica si se piensa que, en 2007, la relación de ventas era prácticamente de uno contra uno.


Para Ganvam, esta relación no responde tanto al crecimiento del mercado de usados en sí como “a la escasa demanda de nuevos que terminará 2013 en unos niveles muy bajos, en torno a las 720.000 unidades”, afirmaron. Fuentes del sector precisaban el lunes que la previsión es cerrar el 2013 con unas ventas de 724.000 vehículos nuevos, lo que supone un incremento respecto del año pasado del 3,5%.


Desde Ganvam señalan que, aunque “el impulso de los ya agotados planes PIVE y el PIMA Aire ha permitido corregir al alza la previsión de cierre e incluso invertir la tendencia de caída de las matriculaciones, lo cierto es que las matriculaciones acumulan un retroceso de más del 55% desde el inicio de la crisis”. Se venden un 13% más de coches mileuristas que de vehículos de primera mano, con más de 100.000 unidades de diferencia entre ambos.


Esta tendencia no es más que la respuesta a la situación de crisis económica que atraviesan los consumidores españoles. Los usuarios siguen necesitando un vehículo (según la patronal de fabricantes Anfac, existe un déficit de renovación o, lo que es lo mismo, una demanda no satisfecha de unos 2,2 millones de coches) pero la solución de movilidad no pasa en estos momentos por elegir un modelo nuevo, sobre todo por las dificultades de acceso al crédito.


Precisamente “esta falta de financiación ha disparado las ventas de vehículos mileuristas”, detallan desde Ganvam. Son modelos que, “por su antigüedad y elevado kilometraje, pueden pagarse practicamente al contado”, cuentan en la asociación.


Para Ganvam, este protagonismo inusual del usado de más de diez años, unido al déficit de matriculaciones (en los últimos seis años han dejado de venderse tres millones de vehículos, según los datos sectoriales) está haciendo “un flaco favor” al parque de vehículos que “envejece a pasos agigantados poniendo en peligro la seguridad vial y el cumplimiento de los criterios de emisiones”, demandan.

Con el objetivo de afianzar la demanda creciente del vehículo de ocasión y sintonizar con las previsiones de la DGT de rebajar a siete años su media de edad de aquí a 2016, la patronal aboga por extender “los planes de estímulo a la compra hasta que la recuperación económica sea evidente”. Sus propuestas suponen “dar entrada en las ayudas a los vehículos usados de hasta cinco años” y “resucitar el espíritu de los primeros planes de ayudas como el Prever”. Esta iniciativa mantuvo las ayudas al usado durante un año después de su desaparición.
Según el presidente de Ganvam, Juan Antonio Sánchez Torres, “en un momento en el que estos coches son la primera opción de compra para muchos españoles por una cuestión de dinero, incentivarlos ayudaría a vencer las dificultades de financiación y las reticencias al cambio de coche, contribuyendo a retirar de nuestras carreteras vehículos que muchas veces son auténtica chatarra”. De hecho, “programas como el agotado PIMA Aire animan al usuario a acercarse al concesionario en busca de un coche seminuevo, más joven pero también asequible y con todas las garantías, en lugar de jugarse la compra a la lotería que supone acudir a un particular”, afirman.

Sube la demanda y con ella, el precio: un 2,5% más

El precio medio de los vehículos de ocasión cerrará el año con una subida del 2,5%, según el Observatorio europeo de precios de Autoscout24, la plataforma europea de compra venta de vehículos online. Se confirma así el cambio de tendencia de los precios iniciado el pasado mes de septiembre, cuando los precios ya subieron un 1,4%. En octubre, crecieron un 3,8%, todo un punto de inflexión después de casi seis años de caídas ininterrumpidas.
La consultora experta en automoción e Internet explica que, detrás de este aumento de los precios se esconden distintos factores, entre los que destaca “la mayor demanda en el mercado de ocasión”, que cerrará el ejercicio con un incremento del 6,5%, en el entorno de las 1.680.000 unidades, según Ganvam.
Además, este aumento de las ventas coincide con “una oferta de coches usados cada vez más escasa”, destacan, ya que “las tradicionales fábricas del vehículo de ocasión, como son los vehículos procedentes de los renting, los rent a car o las automatrículas, no están funcionando a pleno rendimiento”, detallan. Esto supone “un menor trasvase de los usados más jóvenes hacia el mercado y, por tanto, una subida de precios”, afirman desde Autoscout24
Para la plataforma. además, los vehículos de ocasión “dejaron hace tiempo de estar en desventaja en precio respecto a los nuevos al recibir también estímulos a la compra a través del Plan PIMA Aire 2”.

Normas