Los expertos ven al Ibex 35 cerca de los 12.000 puntos
El panel de la Bolsa de Madrid refleja la cotización del IBEX 35.rn rn rn
El panel de la Bolsa de Madrid refleja la cotización del IBEX 35. EFE

Cuatro razones por las que la Bolsa seguirá teniendo atractivo en 2014

Aunque se hizo de rogar, finalmente el rally navideño sí se ha producido (a lo que definitivamente contribuyó la Reserva Federal (Fed) de Estados Unidos al anunciar el inicio de la retirada de estímulos) y los principales índices bursátiles se sitúan en zona de máximos anuales, e incluso rozando sus máximos históricos en el caso de la Bolsa estadounidense y alemana. Y parece que la buena racha en la renta variable continuará en 2014, según el consenso de los expertos. Varias son las razones a las que se aferran los analistas para asegurar que los mercados de valores seguirán teniendo atractivo el próximo año, en el que el Ibex 35 podría rozar los 12.000 puntos, atendiendo a las previsiones más optimistas.

Tras muchos meses de temores casi obsesivos, los inversores ven con buenos ojos el comienzo del tapering por parte de la Fed ante la mejora de los indicadores económicos (reduce en 10.000 millones de dólares la compra de deuda tras cinco años inyectando grandes dosis de liquidez), lo que permitirá que se mantenga el apetito por la renta variable “a falta de otras alternativas atractivas”, señalan desde Link Securities, que esgrime cuatro motivos por los que la Bolsa “será nuevamente la inversión preferida por la mayoría de los inversores”.

La renta fija sigue muy cara: Los mayoría de expertos coinciden en que 2014 no será un buen año para la renta fija, ya que, pasada la tormenta de la crisis de deuda y con este mercado prácticamente estabilizado, ofrece bajas rentabilidades en relación al riesgo a asumir a los actuales niveles de precios. 2104 "será un año en el que puede descubrirse el riesgo de pérdidas en la renta fija; que invertir en bonos puede tener minusvalías por cuestiones de valoración de la deuda y su duración", considera osé Luis Jiménez, director general de March Gestión.

Tipos de interés bajos: No hay visos de que los tipos de interés oficiales vayan a subir en los próximos meses y seguirán en niveles especialmente bajos durante un largo periodo de tiempo, lo que hace que otras alternativas a la Bolsa, como los depósitos, no tengan gran atractivo. “Los bancos centrales seguirán proporcionando liquidez a las entidades de crédito a un coste muy bajo, lo que mantendrá la remuneración de los depósitos a niveles no competitivos”, sostienen en Link Securities.

“En un entorno de bajos tipos de interés, y con la promesa de los bancos centrales de que se mantendrán en esos niveles por una larga temporada, la renta variable sigue siendo la mejor alternativa de inversión a medio plazo, con el apoyo de flujos de inversión en busca de rentabilidad”, destacan en Renta 4.

Valoraciones atractivas: Aunque en 2013 el Ibex 35 se ha revalorizado más de un 21% (a falta de sesión y media para cerrar el año) y muchos valores se han disparado, las valoraciones de las compañías cotizadas siguen, en su mayor parte, en términos relativos históricos, a niveles atractivos. Además, destaca el potencial de España e Italia, que se pueden convertir en atractivas alternativas al haberse quedado estos mercados muy rezagados en los últimos años en relación al resto de principales mercados bursátiles occidentales. Eso sí, “los inversores deben percibir que los respectivos Gobiernos continúan comprometidos con el objetivo de equilibrar las cuentas y de impulsar la economía”, explica la firma de análisis.

Menor percepción de riesgo: Organizaciones e instituciones a nivel mundial coinciden en que lo peor de la crisis ha pasado y se han sentado las bases de una verdadera recuperación. Por ello, la percepción del riesgo, sobre todo en lo que a los países periféricos europeos se refiere, ha disminuido, lo que anima a los inversores a apostar por aquellos activos que, en teoría, ofrecen los mejores retornos.

Normas