Apenas el 3% de microempresas ofrecen la opción de comprar productos por la red
Un trabajador maneja un servidor electrónico.
Un trabajador maneja un servidor electrónico.

Pyme busca maneras viables para poder vender en internet

El comercio electrónico en España movió en 2012 más de 12.000 millones de euros, un 13% más que el año anterior. Pero la implantación de canales de venta online por parte de las pequeñas y medianas empresas españolas no evoluciona al mismo ritmo. Según el último informe ePyme, realizado por Fundetec y el Observatorio Nacional de las Telecomunicaciones y de la Sociedad de la Información (Ontsi), solo el 16,5% del total de pymes y grandes empresas y el 3,1% de microempresas ofrecen este tipo de servicios. La Agenda Digital para España tiene como objetivo que el 33% del total de pymes compre y venda a través de internet en 2015.

Los costes para crear una página web de este tipo, su mantenimiento y toda la inversión que lo rodea son los principales obstáculos que los pequeños empresarios mencionan para explicar su ausencia de esta ventana de venta. Diferentes estimaciones calculan una inversión aproximada de 60.000 euros para lanzar un negocio online competitivo y con capacidad para generar buenos niveles de facturación. Ahí aparecen los grandes jugadores del sector, que ofrecen asociarse como vía de venta. Eso sí, bajo sus reglas.

Amazon aglutina en su portal español a más de 17.000 vendedores. Entre todos acumulan 30 millones de productos que, como reconoce Javier Alvira, su responsable de marketplace, la plataforma de vendedores, compiten en muchas ocasiones con los propios productos de la compañía. Para una pequeña empresa que quiera vender online, “Amazon supone un canal adicional sin riesgo y una manera de llegar a otros clientes a los que, de otra forma, no llegaría”, afirma, y sin necesidad de generar tráfico, ya que se lo da la propia web, con 4,8 millones de visitas. También puede alojar sus productos en el resto de portales europeos de la compañía, lo que para Alvira “es un trampolín. Hay quien vende más fuera que en España”.

Pero la empresa también debe dar algo a cambio: una cuota mensual de 39 euros para aquellas que planeen vender más de 40 artículos al mes; pagar a Amazon desde un 8% a un 35% de comisión por cada producto vendido, dependiendo de su categoría, y entre 0,45 y 2,1 euros por la gestión de la transacción, ya que es Amazon quien canaliza el pedido al vendedor. Y si quiere, también todo el proceso logístico: empaquetado, almacenamiento y envío, a cambio de cargos adicionales. “Liberamos al comerciante de estas tareas utilizando nuestros medios. Hay vendedores que ni siquiera tienen un local físico”. En caso contrario, el vendedor tiene independencia para elegir, por ejemplo, su servicio de mensajería.

Algo parecido sucede con eBay. En la otrora web de subastas el 70% de los productos son nuevos y con precio fijo. “La internacionalización es un punto clave”, señala Ana Díaz, directora de comunicación de la empresa en España, ya que el portal tiene 124 millones de usuarios activos en el mundo. Para los artículos con precio fijo, eBay ofrece 25 anuncios gratuitos en un mismo mes. A partir de ahí, carga 0,15 euros por cada uno para artículos de entretenimiento (libros, videojuegos, etc.), y 0,35 para el resto de categorías, además de una comisión del 8% por venta hasta 500 euros. Superada esa cifra, la comisión es de 40 euros. El envío corre a cargo del vendedor.

Para Javier Alvira, estos servicios son “un canal de ventas adicional. Para que una pequeña empresa pudiese tener el tráfico y potenciales clientes de una web como Amazon, la inversión necesaria lo haría bastante inviable”.

Un canal dominado por la electrónica

Los productos electrónicos copan la oferta de las plataformas de venta por internet. Como reconoce el responsable del área de vendedores de Amazon, Javier Alvira, esta y la informática son las categorías en las que se concentran la mayor parte de los productos. El pódium actual lo completan los juguetes, algo “estacional” debido a la época del año en la que nos encontramos.

Otras categorías, como las de libros, música o cine, ya están consolidadas, por lo que la web ha abierto otras opciones, como las herramientas de bricolaje o la joyería. En el caso de eBay, que ha abierto canales específicos para marcas como The Phone House, De Martina, Dyson, o ZTE, se vende una media de un juguete por minuto en su web española.

Tanto Amazon como eBay aparecen como las webs preferidas para comprar, según un estudio de Ipsos para Webloyalty. El motivo principal de los usuarios para comprar a través de internet es el precio, mientras que la comodidad y la facilidad para encontrar un producto aparecen como segunda y tercera prioridad.

El informe concluye que el 88% tiene una experiencia satisfactoria en la compra, aunque el estado del producto y el envío aglutinan la mayoría de quejas.

Normas