Fondos de renta variable europea, los mejores en el último año
Los fondos de inversión maestros en obtener rentabilidad Ampliar foto

Los fondos de inversión maestros en obtener rentabilidad

La industria de los fondos de inversión vive en 2013 su primer buen año desde que empezó la crisis con un aumento del volumen de patrimonio gestionado. La rentabilidad media alcanzada por los fondos resurge en la mayoría de las categorías empujada por la mejora de la percepción del contexto macroeconómico y por las alzas bursátiles. Dentro de este marco general, algunos fondos han registrado un interés muy por encima de la media de su familia, según los datos de VDOS Stochastics para sendos periodos de uno y cinco años.

Así, por fin con un entorno de bonanza en los mercados, ha llegado el momento en que brillan aquellos gestores que han sabido esperar y sacar el máximo provecho a las alzas bursátiles y la relajación de la deuda.

Las alzas en los mercados, que han llevado a varios índices del continente a máximos este año, hacen que la renta variable europea sea la categoría que aporta los fondos de inversión con más rentabilidad en el último año. El fondo Okavango Delta, de Abante Asesores, consigue un retorno en este periodo del 82,95%, más del triple que la media de este tipo de fondos en los últimos doce meses (un 24,93%).Dos fondos de Deutsche Bank y otro de Société Générale, que superan el 50% de interés, completan el ranking de esta familia.

El gran año del Ibex reporta a los fondos que invierten en renta variable española el mayor interés medio entre todas las categorías, con un retorno del 32,28%. Un fondo de EDM Gestión se anota la rentabilidad más elevada en esta familia con un 46,95%.

El fondo de renta fija europea a largo plazo con mayor interés, Fon Fineco Interés, de Kutxabank, logra un 17,70% en el último año, muy lejos de los mejores fondos que invierten en Bolsa, pero cinco veces superior a la rentabilidad media de su categoría.

El ejemplo más significativo de la diferencia entre la media de la categoría y el fondo líder se encuentra en la familia de fondos de inversión de retorno absoluto. La rentabilidad media en el último año es del 2,38%, mientras que el fondo más rentable, uno de Blackrock, obtuvo un interés del 45,20%, es decir, casi 19 veces por encima de la media.

En un plazo más amplio que recoge toda la crisis financiera, los últimos cinco años, el auge de los mercados emergentes, en contraste con las turbulencias de las Bolsas europeas en ese periodo, convierte a los fondos que invierten en activos de aquellos países en los más rentables. Un fondo de Aberdeen destaca por encima del resto con una rentabilidad del 247,58%, el doble que la media de la categoría. Esta firma capitaliza el top cinco de los mejores fondos en la categoría de renta variable en países emergentes, con la única salvedad de un fondo de JPMorgan (225,02%).

A pesar de este buen rendimiento, los expertos advierten que los mercados emergentes serán los más perjudicados por la retirada de estímulos de la Reserva Federal estadounidense, tras verse beneficiados por esta inyección de liquidez.

Con rentabilidades por encima del 150% en este periodo de tiempo se encuentran también los fondos líderes en las categorías de renta variable europea (un fondo que invierte en el mercado alemán de Deutsche Bank, con un 165,86%), de renta variable estadounidense (el fondo Lyxor deSociété Générale que invierte en el Nasdaq 100, con un 173,67%) y de retorno absoluto (un fondo de Blackrock, con un 184,75%).

El objetivo de rentabilidad para el partícipe de un fondo depende de su perfil de riesgo y de su horizonte de inversión. Paula Mercado, directora de análisis de VDOS Stochastics, afirma que “en el caso de un fondo monetario, en este momento el potencial medio anual es de entre 1,5% y 2%, mientras que en renta variable estaría en torno al 10%, pero los niveles de riesgo son también mucho más elevados cuando la rentabilidad esperada es mayor”.

Visto el comportamiento de los mejores fondos estos últimos años, se comprueba que a la hora de elegir entre las muchas ofertas del mercado, estudiar el comportamiento de cada fondo y gestora en el pasado es un aspecto relevante. “Puesto que solo podemos contar con información de hechos que ya han pasado, solo podemos fijarnos en ella para tomar decisiones de inversión”, explica Mercado, quien cree útil repasar el historial de rentabilidades y riesgo de un fondo e informarse sobre la experiencia previa del gestor.

Después de unos años muy complicados para los fondos de inversión a causa de la crisis, “la situación del sector ha ido mejorando este año, con buenas rentabilidades, buen comportamiento del mercado y con entrada de flujos en fondos de inversión”, resume Fernando Luque, analista fondos de inversión de Morningstar. Una clave de esta mejora ha sido la menor competencia por parte de los depósitos tras las recomendaciones del Banco de España para limitar las remuneraciones de estos productos de ahorro. Esa falta de competencia para los fondos de inversión seguirá en 2014.

Mercado también destaca que “ha mejorado la confianza en la zona euro y en España, con las Bolsas marcando máximos en Estados Unidos y Alemania, circunstancia, que, unida a las pobres perspectivas de la renta fija, en el actual entorno de tipos, han apoyado una búsqueda de rentabilidades mayores, incluso a costa de un riesgo más elevado”. Por tanto, será clave para el comportamiento de los fondos en 2014 que se mantenga la buena marcha en los parqués.

Oriol Ramírez-Monsonis, socio de Mercer, añade que de las crisis se puede sacar lecciones y piensa que esta “ha servido para racionalizar la oferta y diversificar la gama de productos ofrecida, y sobre todo, ahora se está empezando a tener verdaderamente en cuenta al inversor, algo que se había dejado de lado en la etapa previa a esta crisis”.

En cuanto al coste por comisiones, otro aspecto importante en la elección de un fondo, los expertos afirman que la situación de estos productos dista de la de los planes de pensiones. “Hay más competencia internacional que en los planes de pensiones y también más claridad y menos opacidad.En general, hay menos urgencia por rebajar las comisiones”, explica Luque. Mercado añade que “las comisiones se están reduciendo, para poder competir, y podrían continuar ajustándose para mantener e incrementar su capacidad competitiva”.

Por su parte, Ramírez-Monsonis afirma que se debe buscar un equilibrio justo, porque “comisiones bajas no nos aseguran una mayor rentabilidad en el largo plazo si las gestoras acaban reduciendo los recursos destinados a la gestión de los fondos, mientras que altas tasas de comisiones no garantizan la supervivencia de un fondo al comprometerse seriamente sus resultados”.

Sobre el futuro del sector, Mercado cree que “la demanda gira hacia fondos con rentabilidad objetivo y, presumiblemente, continuará avanzando gradualmente hacia fondos con carácter menos conservador, como sugiere el creciente interés por los fondos de retorno absoluto”.

Normas
Entra en El País para participar