Rodríguez dice que "la porquería" de Pescanova estaba en B
Manuel Fernández Sousa, expresidente de Pescanova.
Manuel Fernández Sousa, expresidente de Pescanova.

Sousa: "La presidenta de la CNMV vulnera la presunción de inocencia"

La presidenta de la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), Elvira Rodríguez, ha afirmado este martes que “toda la porquería” de Pescanova, cuya situación está siendo estudiada por un juez, se encontraba en la contabilidad B de la compañía. Tras detectarse irregularidades en el grupo gallego, el supervisor reaccionó rápido y envió al juez toda la información de la que disponía, ha explicado Rodríguez, en declaraciones recogidas por Ep. “No había muchas cosas que investigar porque había muchos hechos demostrados. Le pudimos dar al juez toda la información que necesitaba y dimos una respuesta muy rápida. En estos casos hay que ser muy serios”, ha apostillado.

La defensa legal de Manuel Fernández Sousa, expresidente de Pescanova, ha respondido en un comunicado a las declaraciones de la presidenta de la CNMV. "La actual presidenta de la CNMV ha vulnerado gravemente el principio de presunción de inocencia y el principio de neutralidad que hay que exigir al órgano regulador", ha señalado."Nadie ha encontrado ninguna contabilidad B en Pescanova. No la encontró KPMG en su informe forense, no la encontró el administrador concursal y el jefe de contabilidad desmintió taxativamente su existencia, como han hecho otras personas. La existencia de una contabilidad B en Pescanova ha sido desmentida reiteradas veces y nadie ha podido demostrar su existencia", ha añadido.

La Comisión Nacional del Mercado de Valores ha jugado un papel muy activo en la crisis de Pescanova. El organismo ha requerido insistentemente datos a Pescanova, ha suspendido, en dos ocasiones, la cotización del grupo y ha monotorizado los datos que la compañía ha ido aportando (Pescanova informó el 28 de febrero que no formulaba las cuentas del ejercicio pasado). "¿Por qué la CNMV suspendió la cotización de Pescanova el 1 de marzo y levantó la suspensión después provocando fuerte volatilidad, obligando a fondos a vender a cualquier precio y llevando la acción hasta los tres euros?", se preguntaba Fernández Sousa en una entrevista concedida a este diario el pasado mes de mayo. "Sin duda la CNMV tendrá que dar explicaciones sobre los daños patrimoniales que ha causado a los accionistas con sus decisiones", añadió el expresidente de la multinacional gallega. "La CNMV también tendrá que responder de sus errores", dijo.

La crisis de Pescanova se desató el 28 de febrero cuando la compañía comunicó que no presentaba las cuentas y que podría declararse en preconcurso de acreedores si no lograba vender activos en Chile. La CNMV suspendió la cotización de la empresa el viernes 1 de marzo, y levantó la suspensión el lunes 4 de marzo. La acción de Pescanova, que semanas antes superaba los 17 euros por título, se derrumbó; la CNMV volvió a suspender, por última vez, la cotización del grupo el 12 de marzo, cuando Pescanova cotizaba a 5,91 euros por acción.

A las palabras de Elvira Rodríguez de hoy, la defensa de Fernández Sousa ha manifestado también que es "imprudente que la presidenta del órgano que regula el mercado de valores en España se permita hacer afirmaciones en mitad de un proceso judicial, cuando el juez se encuentra realizando diligencias". También ha señalado que las declaraciones de la presidenta de la CNMV "son inciertas, graves y de todo punto inaceptables y advierte que en un momento "en que todos los organismos públicos y privados están poniendo de su parte para sacar adelante la compañía, el organismo regulador sea más consecuente con el papel que se espera de él".

 

Normas