El mes se cierra con 2.475 parados menos
Cuatro lecturas positivas y cuatro negativas de la caída del paro en noviembre Ampliar foto

Cuatro lecturas positivas y cuatro negativas de la caída del paro en noviembre

Que los datos de empleo sean susceptibles de una doble lectura es ya una buena noticia: hasta esta primavera, y desde 2010, el mercado laboral español ha encadenado catástrofe tras catástrofe. Hoy, las cifras que cada mes ofrece el ministerio de empleo tienen argumentos positivos y negativos. Y la principal lectura apunta más bien a la estabilización del mercado que a la recuperación. Algo razonable teniendo en cuenta que la economía va a cerrar el año con caídas del PIB y que la demanda interna, aunque ha mejorado, cae a tasas del 2,5%.

Puntos positivos:

1.- Se ha creado empleo en noviembre por primera vez en 17 años. Desde 1997, primer dato en la serie que ofrece Empleo, nunca bajó el paro en noviembre. De hecho, exceptuando el año 1998, con 2.315 parados más, los mejores meses de noviembre el paro crecía en unas 25.000 personas. En términos desestacionalizados, el paro ha bajado en 40.000 personas el mes pasado.

2.- La tasa de destrucción de empleo se modera rápidamente. Aunque en términos de Seguridad Social, un indicador más fiable que el paro registrado, se perdieron 66.000 empleos en noviembre, la tasa de pérdida de puestos de trabajo es de un 1,44% interanual, cuando empezó el año más cerca del 5% que del 4%.

3.- Comercio e Industria mantienen el tipo. El mes pasado la destrucción de empleo se cebó en el sector de la hostelería, con 77.000 afiliados menos. En comercio el empleo ha crecido tímidamente (un 0,5% en el mes), y en construcción e industria se ha mantenido. Estas tres patas, menos estacionales que la hostelería, acumulan una fuerte caída en los últimos 12 meses.

4.- Menos paro que el año pasado. Hay 100.000 parados menos que hace 12 meses. Y, en términos anuales, diciembre tendría que ser un mes desastroso para que el ejercicio se cerrase con alzas del paro. Actualmente está 40.000 parados por debajo del cierre de 2012, y en los últimos 17 años solo en 2008 y 2009 el paro creció tanto en diciembre. En 2012 cayó en 59.000 personas.

Puntos negativos

1.- Se sigue destruyendo empleo, y cuesta mucho crearlo. Aunque el paro baje en 2013, la contratación terminará con entre 150.000 y 200.000 afiliados menos que el año pasado. Además, solo en tres meses de este 2013 la tasa de afiliación desestacionalizada ha crecido. Este indicador no ha levantado cabeza desde que empezase la crisis, y aun en meses positivos en términos de paro como éste, ha cerrado prácticamente en tablas.

2.- La calidad del empleo va a peor. Aunque uno de los objetivos declarados de la reforma laboral era fomentar la contratación indefinida, ésta está en caída libre. Los contratos indefinidos se han desplomado más del 22% este año. En noviembre de 2012 el 8,7% de los contratos fueron indefinidos, y de éstos el 47% eran a tiempo parcial. En 2013 los indefinidos son el 7,57% y, de éstos, el 45% son a tiempo parcial.

3.- La cobertura del desempleo acentúa la fractura social. Apenas el 60% de los parados cobraba prestación a cierre de octubre, porque el perfil de los parados es de cada vez más larga duración (2,17 millones de parados llevan más de dos años sin empleo) y las prestaciones se agotan. Eso supone ahorro para las arcas públicas: un 12% menos que en octubre del año pasado, pero agudiza los efectos del paro.

4.- La caída del paro con destrucción de empleo, una constante en este 2013, sugiere una caída de la actividad, que es otro dato negativo. Hay dos factores: por un lado los inmigrantes que vuelven (el paro cae cuatro veces más en este colectivo, pero la afiliación baja también) y por desempleados que no cobran cobertura de paro que dejan de sellar la cartilla del paro.

Normas