Cuenta con 1.830 trabajadores en Francia, 1.324 en Polonia y 387 en el resto de países
Un trabajador de la planta de Edesa de Basauri perteneciente a Fagor Electrodomésticos, habla por teléfono.
Un trabajador de la planta de Edesa de Basauri perteneciente a Fagor Electrodomésticos, habla por teléfono. EFE

Fagor espera que el proceso concursal no se extienda a Polonia e Irlanda

Fagor Electrodomésticos espera que el juez decida que el proceso concursal de la empresa matriz y sus filiales se desarrolle en España y no acuerde el traslado del expediente de Fagor Mastercook a Polonia ni el de Fagor Ireland a Irlanda porque “sería perjudicial” para la cooperativa y sus acreedores.

Fuentes de Fagor Electrodomésticos han explicado a EFE que su deseo es que el procedimiento quede en manos de un único administrador concursal para coordinar todo el proceso porque “agilizaría” los trámites y ese es el motivo por el que presentaron el concurso de acreedores de las filiales irlandesa y polaca en el Juzgado de lo Mercantil número 1 de San Sebastián.

Se han amparado para ello en la Ley de Insolvencias europea, que permite presentar los concursos de acreedores de las filiales europeas en el país de la empresa matriz.

La salvedad es la filial francesa Fagor Brandt, cuyo concurso de acreedores se interpuso en el país galo “por la voluntad de las autoridades francesas para activar allí la producción y evitar el deterioro de las marcas”.

Queda pendiente de solicitar el concurso voluntario de acreedores para la cooperativa Edesa de Basauri, que se hará efectivo el lunes, y para Grumal y Project, sociedades que dependen financieramente de Fagor Electrodomésticos, que se presentarán la próxima semana, aunque el día concreto está sin decidir.

Para las que no se pedirá concurso de acreedores es para las filiales comerciales -delegaciones de ventas, no productivas- que tienen entidad jurídica propia, son propiedad de Fagor en su totalidad y se encuentran repartidas por el mundo.

Tras el cierre de fábrica de Marruecos, se mantiene una delegación comercial en ese país, a las que suman las de Portugal, Alemania, Reino Unido, Italia, República Checa, Holanda, Hungría, Dinamarca, Suiza, Rusia, Estados Unidos, Dubái, China, Malasia, Singapur y Tailandia.

Las fuentes de la empresa guipuzcoana han explicado que no se presentará el concurso porque la deuda la tienen básicamente con Fagor Electrodomésticos “y, si finalmente se va a la liquidación, se liquidarían”.

Además de las 2.087 personas a las que Fagor Electrodomésticos daba empleo en España, la empresa contaba, según datos de septiembre de este año, con 1.830 trabajadores en Francia, 1.324 en Polonia y 387 en el resto de países.

Las fuentes de Fagor Electrodomésticos han señalado que no han recibido ninguna notificación del juzgado, por lo que siguen a la espera de que el juez admita a trámite las solicitudes de concurso de acreedores presentadas hasta ahora.

Han recalcado que un traslado de expedientes de Fagor Mastercook a Polonia y de Fagor Ireland, la tenedora de las marcas de Fagor Brandt, a Irlanda, enfrentaría el caso a tres legislaciones diferentes y complicaría las cosas a los acreedores, que deberían desplazarse a esos países.

Llevar el procedimiento de forma conjunta en España, han asegurado, facilitaría el cobro de las deudas a las empresas acreedoras, ya que Mastercook ha contraído “deudas directas” con unas 60 firmas españolas, de las que alrededor de 40 se encuentran en Euskadi.

“El proceso sería más corto en el tiempo, con lo cual habría menor deterioro del fondo de comercio”, han subrayado.

Así mismo, un solo administrador concursal nombrado aquí por el juez permitiría, han destacado las fuentes, “una mayor agilidad en las decisiones” y que se pudiera realizar “una negociación más global con los posibles inversores” en el caso de que exista la opción de salvar las actividades rentables de la emblemática cooperativa de la Corporación Mondragón.

Normas