Encuentro BioLatam

A la caza de negocio ‘bio’ en América Latina

El emprendedor peruano Carlos Malpica está al frente de BioEuroLatina

Salir al exterior ha sido en los últimos años una válvula de escape para muchas empresas españolas ante el deprimente panorama nacional. En muchos casos las grandes compañías se han dirigido a Latinoamérica. En menor medida también ha sido un salto que han dado las firmas de biotecnología, muchas de ellas en etapas muy iniciales, que más que vender necesitan recursos para seguir con la I+D. Y el Nuevo Continente parece haberse convertido en una tierra de oportunidades. La asociación BioEuroLatina, bajo la presidencia de honor de Federico Mayor Zaragoza, expresidente de la Unesco, busca esas alianzas.

El peruano Carlos Malpica es uno de los responsables, como vicepresidente, de esta asociación. “Promovemos el intercambio científico, pero también el desarrollo industrial de la biotecnología en Europa y Latinoamérica”, explica. Tendrá la oportunidad de estrechar esos lazos en el encuentro BioLatam, que se celebra en Bogotá los días 9 y 10 de diciembre. Este evento está organizado por la patronal española de biotecnología Asebio, que pretende reunir empresas e inversores de los dos lados del Atlántico.

La vida personal y profesional de Malpica es el perfecto ejemplo de un científico que se ha formado en el exterior y que mira oportunidades de negocio en cualquier país. Nacido en Lima en 1966, su familia se trasladó a vivir a París cuando él tenía 13 años, porque su padre fue destinado a la Unesco. Se formó como ingeniero agrónomo, con un posgrado en Microbiología en el Instituto Pasteur, y más tarde realizó su trabajo de campo para el doctorado en Biotecnología en EE UU.

En San Diego (California) conoció a su esposa española. En 1993 la familia trasladó su residencia a España. Desde entonces ha tenido cargos directivos en el Ciemat, en empresas como Biopolis, Progénika o L’Oréal y, en el exterior, en firmas como Novartis, Danone o Syngenta. Pero desde 2011 dirige su propia compañía, MLP Vision Biotech, con sede en el Parque Científico de Madrid.

17 países y 200 empresas

En la primera cita de BioLatam se esperan hasta 200 compañías y 600 reuniones entre los participantes. El evento pretende congregar a empresas, investigadores e inversores para fomentar la biotecnología y trazar un nexo con las compañías españolas. De momento están confirmados 15 fondos de capital riesgo y participan organismos de 17 países.

Su firma ofrece consultoría y servicios basados en una plataforma de análisis de metabolitos, útiles para grandes empresas y centros de investigación. La tecnología proviene de Metabolon, una compañía de EEUU a cuyo fundador Malpica conocía de su estancia en aquel país. La facturación proviene básicamente de empresas e institutos europeos, aunque también de alguno español como el Centro Nacional de Investigaciones Cardiovasculares (CNIC). “El negocio es muy menor en España”. Su siguiente paso es abrir la comercialización en Latinoamérica, para lo que BioLatam le servirá como oportunidad.

“En España todavía falta que los grandes centros de referencia inviertan en tecnología puntera”, asegura, y lamenta profundamente los recortes en investigación. “Son desastrosos. No es que hagan daño de forma inmediata, sino que llegan al hueso, es más doloroso. Es terrible ver que la gente superformada tiene que emigrar. Tal vez aquí solo queden los gestores y dirigentes más mediocres”. En el caso de las grandes empresas, “han tardado en volver a invertir en I+D, pero ya están remontando”, apunta.

Señala que en Latinoamérica hay oportunidades de inversión en biotecnología para empresas españolas. “Hay una gran capacidad científica. Lo que ha costado más crear es tejido industrial”, que ha hecho que muchos investigadores y emprendedores busquen oportunidades en Europa o EE UU. “La carencia es hacer más empresa”.

Normas