Breakingviews

Golpe liguero

Una buena billetera ha sido durante mucho tiempo una ruta fiable hacia los primeros puestos del fútbol. Pagando de más por los derechos para retransmitir torneo de clubes más importante de Europa, BT se ha convertido en una amenaza mayor para BSkyB, el rey de la televisión de pago británica.

La antigua British Telecom ofreció 897 millones libras (1.069 millones de euros) para retransmitir la UEFA Champions League en Gran Bretaña entre 2015 y 2018, suplantando a BSkyB y a su rival en abierto ITV. Esto hace que BT sea una verdadera potencia en el fútbol.

En gran medida, BT parece derrochador. En la última subasta pagó más del doble de los aproximadamente 400 millones libras que pagaron los titulares de los derechos en el Reino Unido para los periodos 2012-15 y 2009-2012. El abismo era tan grande que solo hubo una ronda de ofertas. En ningún otro mercado nacional de medios de comunicación se paga tanto por la competición entre los clubes más importantes de Europa.

BT insiste en que esto aumentará sus ventas a medio plazo y el beneficio sin dañar los objetivos financieros Puede ser. Ajustar las cuentas de verdad no será posible durante al menos dos años. Por ahora, el golpe significa que BT debería ser capaz de mantener a la mayoría de sus clientes de banda ancha, recuperar a desertores de BSkyB y TalkTalk y vender publicidad en torno a los grandes partidos.

BT está pagando mucho, pero los accionistas están encogiéndose de hombros. ¿Por qué? El valor de mercado del grupo ha caído un 10%, o sea 1.400 millones de libras. Tanto BT como BSkyB proclamaron recientemente que sus últimos trimestres fiscales, los primeros desde que BT comenzó a tener por objetivo a los aficionados al deporte, fueron un éxito. Pero BSkyB está en una esquina. BT lucha por una cuota de mercado, haciendo subir su contenido clave, y aumentando el gasto en publicidad. La oferta de fútbol original de BT parecía atractiva para un fan ocasional que fuera a elegir entre los paquetes de banda ancha, mientras que Sky era un necesario para los aficionados serios. Esa brecha se está reduciendo.

Normas